BAFICI-2014_EW

#BAFICI 16: para principiantes (solo para ellos) (I)

Tiempo de lectura: 5 minutos

BAFICI-2014_EW

El siguiente post es un remix de algo que escribí hace unos años en mi blog. Tiene un par de ideas que siguen estando vigente y considero que si recién empiezan a explorar BAFICI, puede aportarles algo de dirección. Sólo leerlo si este es su primer, o segundo festival de esta clase. Les va a servir en ese caso (servicio de orientación al lector).

Lo primero que hay que decir, es que BAFICI, es un micromundo. Un universo especial, paradisíaco diría, para aquellos cinéfilos de raza que disfrutan de ver en buenas pantallas, cine que no es comercial. Son más de 400 películas y no intentes abarcarla porque los más audaces, yendo a sala muy seguido, logran solo ver unas 40 películas en 10 días (no hablo de periodistas) como máximo, que es un promedio alto.

Hay muchas secciones y todas tienen su particularidad. Tenés que leer bien el catálogo para saber si esa sección, ese foco o retrospectiva, realmente te aporta como espectador o genera movilización para acercarte a él. No te dejes guiar a veces por la opinión de grandes críticos festivaleros porque puede suceder que los paladares sean fatalmente distintos y si aceptás sus recomendaciones sin ponerlas bajo la lupa, puede que termines yendote de la sala antes de tiempo. O sea, seguí a tu crítico favorito, no innoves con otros para esta oportunidad.

BAFICI_2_Ew

Algunos encumbrados procuran que veas cosas que no ves habitualmente y son diametralmente distintas a lo que podés tolerar. Y ahí, vas y te frustrás. Me pasó eh! Estuve ahí.

Dentro del público que congrega el evento, es interesante saber que la mayor parte es gente de la industria y estudiantes de las carreras respectivas. Dato, que sirve para prestar atención a la hora de escuchar sus impresiones. Estos chicos tienen mucha información, gustos bastante selectivos (alejados de la masividad en algunos casos) y viven en los complejos, viendo 5/6 pelis por día. Esta «fauna» es la típica del BAFICI.

Este tipo de público es capaz de ver y criticar un documental sobre el mosquito ghypero y su influencia en el desarrollo viral de cierta cepa de la gripe U en Tailandia, y salir del cine feliz y eufórico aunque nadie fuera de su círculo valore lo que han visto. Ellos viven esto de manera increíble. Me parece genial, pero es bueno saber que no todo lo que el BAFICI muestra está bueno. Puede suceder que veas algo que no te gusta y todo el público que está a tu lado, a la salida sale extasiado. No te asustes, es normal. Y esto va más allá de los potenciales espectadores.

Hay cine que es absolutamente experimental y que sólo puede ser apreciado por quienes están en el medio, soñándose en la dirección de ese tipo de proyectos. No el público mayoritario. ¿A dónde voy con mi columna hoy?… El BAFICI, para la gente común, representa un lugar al que hay que decodificar para poder sacarle provecho. Uno tiene que posicionarse como espectador, reconocer sus gustos personales, alejarse del snobismo (que abunda en estos días, lamento informarles!) y ser hábil para comprar sus entradas, anticipadas y por internet.

Bafici_3_ew

Hay que hacer trabajito previo para elegir que se puede ver, y que interesa ver. Muchos le critican a Marcelo Panozzo que varias de las películas «no independientes» que se presentan en algunas secciones, tendrán su estreno comercial en días… Por ejemplo, este año «Río 2» y «The Muppets 2» en BAFICITO, en carácter de preestrenos… Lo mismo sucederá con «Verónica Mars», por ejemplo. O sea… No hay que matarse para conseguir entradas para esas funciones si sabemos que llegarán a las salas… Pero… lo cierto es que en las presentaciones de los films locales, en muchos casos encontrás a los actores y directores respectivos quienes ofrecen una charla abierta al final de la proyección, cosa que puede ser muy interesante para muchos…

Hay que buscar, directores asiáticos, europeos, o alternativos, que tengan pocas chances de llegar al circuito comercial de manera de explorar de alguna manera otro tipo de cine, pero atendiendo a lo que nos interesa en particular.

Donde el BAFICI cobra vuelo es con el cine oriental y con Panorama. En general, la gente que descarga no consigue subtitulos en castellano para este material y el hecho de ver títulos de esta geografía en pantalla grande y entendiendo lo que se escucha (leyendo), es invalorable. Prestá atención a los films que vienen por ahí.

Hacé tu selección, no te dejes influenciar por el nombre de las secciones. «Panorama» trae novedades festivaleras de directores muy prestigiosos, y si prestás atención, ahí vas a encontrar material de primera. Pero ojo, hay muchos documentales y si no te va el género, tenés que evaluar su visionado.

En años anteriores ,»Nocturna» traía caños, ahora hay varias en esta sección que tienen sus añitos y las podés encontrar en VHS o dvd. Pensá si valen la pena que te corras hasta una sala para verla. Hace pocas ediciones, hemos tenidos copias dvd de grandes clásicos que tranquilamente podías verlas en el living de tu casa. Ojo ahí.

Tomemos del BAFICI lo que nos interesa, no desperemos por cosas que se agotan inexorablemente…

Bafici_4_Ew

Ya podremos, haciendo inteligencia, conseguirlas, o ver si ese material llega a nuestras manos de alguna manera. No te pierdas la experiencia de ir a ver algo al anfiteatro del Parque Centenario (andá con tiempo) o a las salas en Proa, el Malba, o el Centro Cultural San Martín. Están buenas y si no vas en este fest, por ahí nunca te da por pasar por ahí. Y todas siguen proyectando cine fuera del evento.

A mi me costó cinco años como espectador puro, saber que hacer y cómo disfrutarlo a pleno, por lo que si en este BAFICI no vieron nada que les gustó, sufrieron mucho las colas o terminaron viendo un film experimental con cámara fija de 4 horas (que lo hubo alguna vez!!!), no se preocupen. Aprenderán.

Y como siempre digo, tomen mucha agua mineral entre film y film, descansen todo lo que puedan, apoyen la intuición con material y reseñas de cronistas que hayan visto la peli en cuestión y sepan, sepan, que pueden equivocarse fatalmente y aburrirse si no acertaron con la elección. Aunque muchas veces, acertarán. Y no sólo eso, conocerán a un director en persona, o accederán a un material al que nunca conocerían en una sala comercial.

Eso está bárbaro. BAFICI es una fiesta. Pero hay que saber vivirla, para no terminar de ella con una soberana resaca y un cierto sabor amargo en el paladar. Anotalo. Nos vemos ahí.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email