«Just Mercy» (Buscando justicia): Una lucha que parece no tener fin

Tiempo de lectura: 3 minutos

Lo nuevo del director Destin Daniel Cretton se parece más a su olvidable película anterior (El castillo de cristal) que a su sorprendente Short Term 12. Inspirado en otro caso real, Buscando Justicia retrata la historia de un abogado negro que defendió a cientos de hombres de su raza injustamente condenados a la irreversible pena de muerte.

Bryan A. Stevenson (Michael B. Jordan) es un joven que decide dejar su hogar y mudarse a Atlanta después de recibirse de abogado. Un primer encuentro con un muchacho con el que siente muchas cosas en común le abre los ojos. “Bien podría haber sido yo”, reflexiona sobre este joven que va camino al corredor de la muerte. Una vez en Alabama, empieza a trabajar junto a Eva (Brie Larson, rostro infaltable en las películas de Cretton) sin mucha más ayuda externa. Realizan un trabajo que quizás nunca rinda frutos pero no pueden soportar quedarse de brazos cruzados ante las injusticias.

Durante más de dos horas, Buscando justicia es un drama poco dinámico que sigue el trabajo que realiza el abogado, primero entrevistando  a estos presidiarios y luego siguiendo algunos casos en particular. El más importante, y uno de los más difíciles, parece el de Walter McMillian (Jamie Foxx), un hombre ya resignado y cansado. Un negro que es acusado de la nada de haber asesinado a una joven, cuyo único testimonio es el de un testigo que presenta una situación poco clara.

Este hombre se enfrenta desde la cárcel al odio unánime del pueblo y a la idea de no poder a volver a su hogar junto a su familia. Stevenson se toma este caso muy en serio y no tarda en descubrir un clarísimo caso de racismo, con pruebas que no sirven (o no existen) y todas las puertas cerradas.

Si bien estamos ante una historia siempre actual y relevante, la narración de Cretton junto a su coguionista Andrew Lanham resulta bastante anodina. Largas y repetitivas escenas para llegar a un final que, se conozca o no la historia, se puede anticipar. A su alrededor pululan algunos personajes secundarios que prometen pero no terminan de estar demasiado desarrollados.

Buscando justicia apela a conmover desde el lugar más obvio y subrayado. Ni siquiera a nivel estético se puede encontrar una búsqueda interesante. El film se termina pareciendo demasiado a un melodrama televisivo.

Las actuaciones principales son flojas. Michael B. Jordan, actor carismático que ha sabido brindar su personalidad desde a un villano de una película de Marvel, Pantera negra, como al heredero de Rocky en Creed, acá aparece en un registro anodino y monótono. Jamie Foxx apela a conmover desde una interpretación plana, y Brie Larson tampoco consigue dar vida a su personaje. Al contrario, algunos secundarios consiguen resaltarse, como el villano de Rafe Spall o el personaje que puede definir el destino de su protagonista, interpretado por Tim Blake Nelson.

Una película de manual pero sin ritmo, Buscando justicia interesa y vale la pena verla más que nada por la historia que cuenta. Lamentablemente la narración que se toma demasiado tiempo en desarrollar y algunos lugares comunes hacen de este film algo más bien olvidable.

5/5
Aún no hay votos.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email