El futuro del cine, ¿en riesgo?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Es muy probable que tu preocupación en estas horas no sea si podrás alguna vez en el futuro cercano (o no tanto) volver a una sala de cine a ver una película. Seguramente estarás preocupado por los rebrotes de Covid 19 en tu país, y más aún, con las alarmantes noticias sobre lo que se vive en estas horas en USA, Europa y América Latina… Es decir, ¿el cine es un hábito superfluo en este duro tiempo?

Probablemente. Pero podemos conjeturar, sin temor a añadr una cuota de suspenso a lo que planteamos, que el futuro de la industria cinematográfica estará en juego durante 2021. Los grandes estudios se debaten entre presentar batalla para sus grandes títulos en este año, ya sea en salas o vía streaming, o postergar todos sus lanzamientos para cuando la epidemia se resuelva. No es una decisión sencilla. No sólo hay millones en juego, sino que hay muchísimos puestos en la industria que están en riesgo serio de desaparecer.

¿Será el cine otra víctima del Covid19?

Hasta ahora, si lo es. Hace unos días, Warner decidió mover sus estrenos vía HBO Max en USA, dado que el 60 por ciento de los cines están cerrados en ese país. La taquilla lograda por «Wonder woman 1984» en salas, sólo se da en el lejano oriente, donde tienen, de alguna manera, al coronavirus un poco controlado. En Europa, ni hablar. Su estado sanitario se agrava minuto a minuto y nadie piensa en este contexto en la reapertura de cines.

¿Y qué sucede en Argentina? Hasta hoy, se ve con claridad que ni incluso en el momento donde el AMBA tuvo una baja de casos, se pudieron reabrir las salas. Hay protocolos y hasta comunicados de prensa que cadenas importantes están listas para abrir, pero con el rebrote o el inicio de la segunda ola, nunca llegaron a obtener autorización para volver a la actividad. Si, una cadena armó convenios para transmitir vía streaming y algunas distribuidoras presentan algo de su material vía Google Play. Pero es cierto que como espectadores, estamos confinados a ver en tevé las producciones que los servicios pagos traen. Nuestra vida cinéfila, se limita en muchos casos a mirar Netflix, Amazon Prime, Hulu, Disney + y siguen las firmas, y tratar de encontrar algo allí que no sean series.

Y la cuestión se agrava porque es cierto que un sector de la población pasa más tiempo en su casa, por lo cual el consumo «ocasional» de productos que antes era normal, ahora se volvió todo demanda. Para quienes venden sus abonos, la cuarentena los ha enriquecido, sin dudas. La cuestión, sin embargo, es pensar que haremos, si la pandemia, como parece, sigue a lo largo de 2021. Nos guste o no, hay que asumir que las salas (como los dinosaurios, diría Charly García) pueden desaparecer si hay una epidemia resilente y dispuesta a quedarse.

¿Los estudios no piensan en nuevas estrategias para mitigar el daño y abrir nuevas posibilidades?

Las piensan. Pero no le encuentran solución al problema. Ejemplo, la nueva película de James Bond, «No time to die». Ya está lista hace casi diez meses. Lanzarla significa pensar en una audiencia adulta, justamente la que más corre riesgo de complicarse en caso de contagio. Costó 250 millones de dólares y hay que contar en que en marketing puede salir otro tanto en publicidad para los medios. ¿Se justificaría venderla a un servicio de contenidos? Netflix hizo una oferta, pero estuvo lejísimo de las pretenciones de los productores. Ustedes piensen que «Skyfall» recaudó globamente la friolera de $1,108,561,013 de dólares… ¿Venderían los derechos de distribución por cien millones…? Probablemente no.

Lo complejo aquí es que los estudios pueden detener todos sus lanzamientos por un año… pero ¿qué sucedería si al finalizar la pandemia el público hubiera perdido el hábito de ir al cine, o lo hubiese reemplazado por la experiencia del sofá y el streaming?

Sería el final de todo lo que conocimos como ese ritual maravilloso que nos convocaba en salas. Porque las cadenas cerradas despedirán a sus empleados, la industria seguirá filmando con presupuestos bajos y se necesitarán menos recursos humanos para los rodajes. ¿Qué les hace pensar que esto se pueda recuperar?

Astaff member spraying disinfectant at a cinema as it prepares to reopen to the public after closing due to the COVID-19 coronavirus, in Shenyang in China’s northeastern Liaoning province. Photographer: STR/AFP/Getty Images

Una sola cosa tenemos a nuestro favor. La memoria emotiva. Es decir, quizás dentro de un año, o dos, o tres, haya un intento de reactivación de los cines… y si nosotros nos sentimos seguros, es posible que aquellos increíbles momentos que vivimos en las proyecciones, nos llame a volver y demandar nuestro lugar como espectadores. Es probable (insisto, es sólo una hipótesis), que el mercado sea más pequeño, pero que la experiencia de ver una peli en familia, comiendo pochoclos y felices, pueda volver a producirse. Sólo si atesoramos la potencia de esos tiempos donde ir a las salas era mágico, podremos volver. La industria esperará. Incluso si muchas compañías van a la quiebra, si hay público que va al cine, todo se reactivará.

Este cronista, hace unos días, en una casa de familia, montó un proyector y puso una película para su familia. El resultado fue tremendo. Los adultos del lugar dejaron lo que estaban haciendo y fueron a sentarse, por espacio de dos horas, a disfrutar del momento. En cada uno de ellos se evocó el increíble recuerdo de lo bueno que era ir al cine. Percibí esa energía en el aire y me conmovió.

Si algo va a salvar al cine, no será la industria (en definitiva, para ellos esto es un negocio), sino seremos nosotros, vos y yo, quienes lucharemos por recuperar ese espacio perdido. En el medio de nuestras tragedias cotidianas con la pandemia, siento que no hay que perder las esperanzas de un retorno, a su debido tiempo…

Quizás cuando todo esto pase (y recuerden, todo pasa, lo bueno y lo malo), podamos volver a disfrutar de una cinta en el lugar para el que originalmente fue pensada y realizada: aquel maravilloso lugar que nos sigue esperando, para cobijar nuestros sueños una vez que podamos volver a estar, todos juntos…

Rating: 5.0/5. De 1 voto.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email