Get Adobe Flash player

"Big night": Fritatta italiana

En general, como cocinero aficionado que soy, cada tanto agasajo a mi familia extendida con una gran comida, relacionada con algún país, cada tres meses. La ceremonia, íntima, es más bien una excusa para que conozcan sabores de otras latitudes que habitualmente no conocen, dado que si bien salen, no son restaurantes étnicos los que visitan. Además, uno conoce bien sus ingredientes favoritos, con lo que utiliza esa información para diseñar un menú que les resulte novedoso, pero no tanto que los desarme por completo y algunos rechacen. Tengo en claro que todos deben disfrutar en una cena de ese tipo, por lo cual es importante tener en cuenta al comensal.

Las últimas dos ediciones de estas reuniones giraron en relación a Italia. Si, ya se, ustedes dirán..."es una geografía conocida gastronómicamente para el público argentino"... Si, pero no fue esa la razón para que esto sucediera. Hace ya un tiempo hablaba con nuestro chef de película (que se encuentra abocado al lanzamiento de un nuevo restaurante en el polo gastronómico de Canning, en la provincia de Buenos Aires), de la influencia en mi provocada culinariamente por esta cinta.

Me refiero a la mágica "Big night", producción del año 1996 dirigida y pensada por Stanley Tucci, en colaboración con Campbell Scott. Dicha propuesta es considerada hoy en día una de las películas que mejor aborda el amor por la buena mesa y las complejidades que deben atravesar los dueños y chefs de un sitio que busca sostener su apuesta gastronómica en épocas de crisis. Esta película, me atravesó el corazón, debo reconocer. Yo amo cocinar, es una de mis grandes pasiones y si bien sólo puedo hacerlo en vacaciones o algún fin de semana largo, disfruto mucho de los rituales de selección de elementos a la hora de pensar que plato merecerá mi atención para recrearlo... Bueno, "Big night" es un manual para aficionados y amantes del buen vivir... Desfilan en pantalla las más conocidas especialidades italianas, elaboradas ahí mismo, en vivo, captadas por el ojo de la cámara.

Stanley Tucci amó tanto esta película (la escribió y protagonizó además!), que al poco tiempo de estrenarla, decidió buscar socios para poner un restaurant italiano como el que describe la misma. Tan así? Si. Y lo administra su esposa, quien es responsable de un coqueto lugar para comer en Westchester, Nueva York. Les digo más, apenas terminó la filmación, el laureado actor y cineasta unió a varios especialistas en el tema y lanzó en 1999 el libro : "Cucina & Famiglia: Two Italian Families Share Their Stories, Recipes and Traditions'', obviamente sobre gastronomía del país del que viene su familia (el es americano).

Veamos el trailer así saben de qué va la historia antes de contarles más...

La historia en "Big night" es la de dos hermanos tratando de sostener una trattoria. Las cosas no van bien, la competencia los está matando, y a pesar de que son dos tipos talentosos, si no desarrollan ideas nuevas, lo más probable es que tengan que cerrar el lugar. Se cocina en serio en escena, con productos de calidad y a pesar de que es cine, les garantizo que los aromas que se perciben en la filmación, llegan hasta el corazón del espectador. Ante la imposibilidad de sacar a flote el restaurant familiar, la ultima estrategia es invitar a un músico de jazz de renombre para que convoque gente, y de esa manera, salir adelante. Los hermanos (al menos uno) ponen manos a la obra y preparan el que quizás, sea el últim gran festín en su lugar de trabajo...

Las actuaciones son medidas pero solventes, la atmósfera es maravillosa y la historia, si bien es un poco lenta (se podria haber resuelto algunos tramos de manera más directa), es una película atrapante, más para los que aman la cocina.

Varias son las recetas que podemos extraer de este título, risotto, pasta, productos del mar... Elegí para traerles la que aparece al final (momento que veremos en video), la clásica fritatta. Ustedes dirán, no es un plato demasiado simple? Si lo es! Y esa es la idea, a veces presentamos recetas complejas con muchos ingredientes pero en la práctica, pocos las realizan. Esta vez, todos podrán disfrutar de una cena rápida al estilo italiano siguiendo las siguientes instrucciones.

Ingredientes:

(para una porción, hoy cocinamos de manera egoísta)

Aceite de oliva aromatizado con hierbas (lo pueden conseguir en buenos supermercados, con tomillo es mi favorito)
Cebolla, 1/2
Pimiento rojo 1/2
Pimiento verde 1/2
Cantimpalo en trocitos, 30 gr.
(Opción light: puntas de espárragos, cantidad necesaria a gusto)
1 o 2 dientes de ajos bien picados.
2 huevos 1/2
Dos cucharadas de queso parmesano/ reggianito de buena calidad
Sal y pimienta a gusto
Procedimiento

Cascamos los huevos, comprobamos que estén frescos y los vertemos en un vaso o recipiente. Agregamos sal y pimienta y el queso rallado y batimos hasta disolver.
Ponemos una cucharada de aceite de oliva en una sartén pequeña y hacemos que los ajos tomen un poco de color.
Deslizamos media mezcla en una sartén caliente e inmediatamente cuando empieza a cuajar, agregamos pimientos y cantimpalo y el resto de los ingredientes deseados (pueden ser otras verduras, prueben las que deseen). Cubren con la parte restante de los huevos y con una espátula verifican que no se queme de abajo. Dan vuelta rápidamente (pueden usar la tapa de otra sartén) y en cuanto coagula un poquito, ya está.
El punto de los huevos, puede ser babusette o cocido. Cuestión de gusto. A mi, en particular, me gusta líquido... Pero va en opiniones.
Es rápido, bien italiano, simple y contundente.
En el film, durante la escena final, este es el plato que se cocina (pueden verlo aquí abajo). Se hace una versión más simple, pero eso es porque la situación no amerita una elaboración mayor y además, simboliza el regreso a las fuentes y lo básico que hay en cada alacena, a nivel familiar, huevos. Es simbólica pero para no anticipar más, les cuento que a pesar de que esos 5 minutos que dura parecen eternos, lo cierto es que cuando vean el film, lo entenderán y valorarán cinematográficamente, porque cierra muy bien algunas ideas que la cinta despliega (la simpleza y contundencia de la cocina italiana, el regreso a las fuentes, etc)...
Espero que les haya gustado el post y que vean la película. Son una gran combinación. No les recomiendo vino para acompañar el plato, porque no es mi campo, pero aceptamos sugerencias!
A manggiare amigos!

Ultima actualización (Martes 13 de Diciembre de 2011 23:04)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar