Get Adobe Flash player

"The Boss Baby" (Un jefe en pañales): quien quiere ser un bebé?

Dreamworks sigue en la búsqueda de receta s originales para impactar en la franja familiar. Recordemos que es un negocio cuantioso en término de lo que mueve anualmente. En esta oportunidad, y en cierta manera (lejana) retomando algo de la idea de “Cigueñas”, llega “Un jefe en pañales”, producción del estudio destinada a que grandes y chicos disfruten por igual en sala.

Ya sabemos que la fórmula del éxito es trabajar a doble vía: un nivel de conflicto básico con resolución positiva para los más chicos, lleno de gags físicos, y otro de humor sutil para los adultos que acompañan en sala. A ellos se los debe premiar por ser buenos padres y llevar los chicos al cine. Bueno, “The boss baby” cumple esas premisas. Todos saldrán satisfechos.

Tom McGrath dirige (probado ya con experiencia en grandes hits como Madagascar) una historia donde la imaginación es primordial. 

La historia arranca con Tim, un niño que vive en un maravilloso mundo rodeado del amor y cuidado de sus padres  (en la versión con subtítulos las voces son de Jimmy Kimmel y Lisa Kudrow), quienes tienen un buen pasar y trabajan en una empresa importante  Todo esto se rompe cuando un bebé llega a la casa, dispuesto a trastocar la dinámica familiar.

Pero la llegada de este niño encubre otras cosas. Este bebé es en realidad un avanzada de un estudio de mercado encubierto, porque al parecer el amor de los humanos se está centrando en los perritos y hay una compañía que se encarga de la administración de dicho proceso (ejem!) 

La demanda de bebés (parece que se pueden encargar che!) viene en baja. Así es que lo que parece de movida un conflicto de celos (al menos en los primeros quince minutos), va mutando en una peli de suspenso llena de homenajes pequeños a los clásicos de historieta y los objetos de la vieja escuela, lejos del mundo digital que hoy convoca a los chicos a través de smartphones y tabletas.

Hay una empresa, un ejecutivo en acción, un desafío por abordar y un planteo cuando menos original: el hermanito de Tim es en realidad una mente maestra dispuesta a resolver cuestiones de marketing que involucran a la mismísima creación humana: son más importantes los perritos que los bebés?  Ahí está la cuestión que deberán abordar, habrá un enemigo común, un lanzamiento nuevo de la compañía que puede poner en evidencia este desapego de la especie y sólo se podrá resolver si los hermanitos trabajnr juntos para resolverlo.

Después de todo, la vida parece haberse transformado en una cuestión de mercado en todos los estratos de la sociedad.

“The boss baby” es tierna, divertida y tiene standares de animación esperables a la altura de Dreamworks. Ofrece pequeños momentos  retro que el público que se acerca a los 40, disfrutará enormemente.

Me quedo si, con ganas de escuchar a Alec Baldwin haciendo la voz del bebé (vimos la versión doblada), debe sumarle algún punto más a la evaluación final. Muy entretenida.

 

Ultima actualización (Viernes 14 de Abril de 2017 10:01)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar