Get Adobe Flash player

"Venom" (review 2): el otro interior

Luego de varias postergaciones y cancelaciones, finalmente tenemos "Venom", de Ruben Fleischer, basada en el popular antihéroe de la factoría Marvel. El resultado es uno de los films más decepcionantes del año. Creado por la pluma y el trazo de David Michelinie y Todd McFarlane respectivamente en 1984, "Venom" forma parte de esos personajes que presentan la ambigüedad entre ser un villano y un antihéroe.

Muchas veces ligado a los comics de otros superhéroes de la "Casa de las ideas", principalmente Spiderman; fue precisamente de la mano de este que Venom hizo sus primeros pasos por fuera de las viñetas. Recordado por la serie animada de Spiderman de los ’90 donde era un villano recurrente, y por la película Spiderman 3 de San Raimi en la que fue encarnado por Thoper Grace.

Es ahora que Venom, finalmente adquiere su independencia cinematográfica.

Esta película fue un proyecto en marcha desde hace muchos años, con anuncios, cancelaciones, cambios, y postergaciones varias. Tantos que se pensaba en su imposibilidad.

Finalmente le llegó la oportunidad. Todo este antecedente de villano/antihéroe, proyectos truncos y cambios, nos traen algo de inmediato a la mente, "Gatúbela", aquel film maldito que terminó dirigiendo Pitof y protagonizando Halle Berry en 2004. Sí, algo de eso hay también en los resultados, pero no tan exactamente.

Nuevamente se eligió como personificación humana a Eddie Brock (Tom Hardy), un periodista de investigación, algo sensacionalista, de novio con Annie Weyling (Michelle Williams). Al inicio del film vemos cómo algo impacta sobre la tierra a modo de bola de fuego y cae sobre territorio africano. Querrán los hechos, que el contenido de ese impacto termine en manos de una fundación de investigación científica, Life.

No sin antes ya haber demostrado algo del alcance de lo que portaba, un parásito que se complementa con el cuerpo humano, se apodera, y le otorga habilidades mortales. Casualmente, Annie es abogada de Life, comandada por el inescrupuloso Carlton Drake (Riz Ahmed), y Eddie utilizará este contacto para saber qué negocios hay detrás de la fundación. Hecho que termina con el despido de Eddie y Annie, y la ruptura entre ellos.

¿Listo? ¿Nos vamos a casa? No, porque Life continúa con las investigaciones con el parásito alienígena, hasta llegar a un simbionte que necesitará supuestamente de un humano específico para amalgamarse perfectamente. Alarmada, una científica de Life (Jenny Slate) se contacta con Brock y lo introduce al laboratorio para que vea qué es lo que sucede. Eddie es sorprendido, todo termina mal, y el simbionte encuentra a su humano, Eddie Brock, que casi inmediatamente pasa a ser Venom.

De ahí en más quedará la cacería por parte de Drake y sus matones, y Eddie y Venom descubriéndose, más las sorpresas de los villanos del caso. "Venom" aplica una fórmula clásica, recorre todos los lugares comunes, y no hubiese estado mal de por sí que así sea. El problema es cómo la aplica, de un modo completamente fallido.

Ante las primeras noticias de que en el film hay problemas, Hardy salió a querer limpiar su nombre, aduciendo que se hizo un corte que perjudica a la historia. Es probable que así sea, es más, al film se le nota que faltan partes; pero aún así, la mayoría de sus errores no vienen de la edición, ni de los baches narrativos, vienen de lo que se ve.

Los personajes y actores no tienen química entre sí, el tono varía entre una comedia histriónica muy fallida y un pseudo terror pobre, no hay carnadura, falta empatía, y nada de lo que sucede presenta ni el más mínimo verosímil que se le exige a cualquier película de fantasía. Las actuaciones son un caso grave. Tom Hardy y Michelle Williams no solo no tienen conexión, compiten por ver quién actúa peor.

Entre diálogos imposibles, Hardy sobreactúa y jamás entra en personaje, hasta llega a reírse en los momentos serios del film; Eddie Brock nos importa nada, y ese juego que hace con su voz interior, Venom, es sumamente irritante.

Michelle Williams parece estar interpretando a la reina tontona de Oz, con permanente cara de sorpresa (parece una muñeca inflable), es presa de frases increíbles, y de apariciones muy poco convincentes

Igual, ninguno de los dos, llegan al nivel de Riz Ahmed, que compone uno de los peores villanos de los últimos tiempos. Exagerado, sin presencia, caprichoso, imposible. Jamás mete miedo ni respeto. Sus secuaces tampoco ayudan. 

Nada de lo que sucede en Venom nos interesa; y aquí es dónde se diferencia de "Gatúbela" y se acerca más a la última "Cuatro Fantásticos", ni siquiera es graciosa involuntariamente. No tiene ese ridículo divertido que hiciera que nos riésemos del pésimo vestuario de Halle Berry o de la cara de metal de Sharon Stone.

No, "Venom" es aburridísima. A todo esto, sumémosle que sí, que hay muchísimas cosas que no se entienden, casualidades, y hechos muy apresurados.

El director de Zombieland y Gangster Squad no hace nada. No hay un estilo, una estética, nada, es claramente un film de productores, desangelado. Venom decepciona a fanáticos del comic, de las películas de superhéroes, y hasta a quienes esperaban un momento divertido. Derechito al olvido.

Ultima actualización (Viernes 05 de Octubre de 2018 09:56)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar