Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 36 invitados conectado

"Umimachi Diary" (Nuestra hermana menor): omnipresencia paterna

La cotidianeidad de tres hermanas viviendo en una casa grande en Japón se ve rota cuando se enteran de que su padre, a quien hace muchos años que no ven después de que dejó a su madre por otra mujer, acaba de fallecer.

Al llegar al funeral conocen a su (media) hermana menor, una muchachita adorable y muy educada con la cual la relación es incómoda sólo por un rato, no así con esa otra mujer, madre de la más pequeña.

De esa reunión surge la idea que parece ser propuesta al pasar y pronto es definitiva: invitan a la pequeña a venirse a vivir con ellas, a la “hija de la mujer que destruyó la familia”, como le dice alguien de afuera, cosa de la que ellas nunca se agarran porque entienden desde un principio que una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Durante dos horas, la película dirigida y escrita por Hirokazu Koreeda y basada en un manga de Akimi Yoshida, narra la relación entre estas mujeres de diferentes escalas de edades (la más grande tiene casi 30, la más chica, antes de que aparezca la media hermana de 14, tiene 19). Gran parte del relato sucede dentro de esa casa que, como ellas mencionan, funciona como una especie de residencia para señoritas.

El director de “De tal padre, tal hijo” vuelve a bucear en los lazos familiares que nos son impuestos por la sangre. Sin embargo en “Nuestra hermana menor” nunca hay un conflicto preciso, algo más específico que funcione como eje del relato, sino que es ante todo el retrato de los conflictos (varios internos) que van enfrentando cada una de las hermanas, en especial la recién llegada.

En el medio se irán desarrollando cada uno de estos personajes, sus vidas fueras de esa casa y la forma de relacionarse, cada una con su personalidad marcada. En una entrevista a Wes Anderson cuando promocionaba su quinta película, "Viaje a Darjeeling", él mencionó que no quería hacer una película sobre padres –algo que venía haciendo en sus anteriores películas de manera seguida-, pero al no haber un padre la película sin buscarlo se trató más sobre la figura del padre que nunca.

Y acá sucede algo parecido. El padre no está pero su fantasma (no corpóreo, no es ese tipo de película) las sigue todo el tiempo.

También está la madre, la figura de la madre representada en diferentes mujeres: la madre biológica de las hermanas que ante la ida del padre también se distanció, la mujer que las cuidó y muchas veces hizo de madre, la hermana mayor cuya parte de la infancia le fue robada quizás sin darse cuenta al hacerse cargo de sus hermanas, y la madre de su media hermana a quien la hija reprocha mucho de lo que las otras reprochan a su padre.

Hay en esto último una interesante contraposición: para esa chica su padre fue todo lo que no fue para las demás y por lo tanto el recuerdo que tiene de él es muy diferente. Sucede además algo interesante con la comida.

Esas comidas siempre son una especie de ceremonias, albergan conversaciones que parecen triviales y no lo son, y al mismo tiempo ciertos platos cobran mayor importancia a nivel argumental a medida que se sucede el film.

"Nuestra hermana menor" es un drama ligero que expone diferentes cuestiones sobre el crecer y cómo marcan ciertos lazos familiares pero también lo que ya no depende de lo que nos es impuestos y las decisiones que una va tomando para formar su vida.

Y esto el director y guionista, Kore eda Hirokazu, lo hace generalmente con delicadeza y elegancia pero falla cuando la banda sonora cobra un protagónico innecesario y torna de un poco melosas ciertas escenas. Más allá de ese detalle, nos encontramos ante una película simple y sensible.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar