Get Adobe Flash player

"Shi" (Poesía para el alma): Se ve, lo que se quiere ver

Tengo dos confesiones que hacer antes de empezar. La primera es que no miro tanto cine oriental como debería y la segunda es que no estoy de acuerdo cuando los críticos suelen ensalsar una película simplemente porque sale del mainstream hollywoodense. No reniego de haber crecido con el cine americano y creo que es innegable la influencia que han tenido a nivel internacional.
Habiendo dicho esto, tengo que decir lo mucho que me ha conmovido este film y que mainstream o no, es bueno y al final del día es lo que tiene que importar de una película.

Ultima actualización (Jueves 17 de Noviembre de 2011 08:28)

 

"La doppia ora" (La hora del crimen): Desarma y sangra

Interesante ejercicio cinematográfico es "La doppia ora". Desparejo, pero intenso. Volví a ver cine italiano después de un par de semanas de descanso y me topé con esta opera prima de Giuseppe Capotondi (ex fotógrafo de Vanity Fair y director de videos musicales), que venía precedida de bastante prestigio desde su estreno en la península en 2010. Después de tanto costumbrismo de esta geografía en cartelera, un buen film noir podría ser una excelente opción para degustar, así que me predispuse a adentrarme en el universo de "La hora del crimen", atendiendo a su particular e intrincada historia.

Ultima actualización (Miércoles 16 de Noviembre de 2011 23:48)

 

"Mía": Cenicienta Trans y cartonera

Hace tiempo que "Mía" está lista para ser estrenada. Javier Van de Couter la pensó originalmente como un documental acerca de "La aldea rosa", un asentamiento de travestis y homosexuales ubicado en Ciudad Universitaria en los 90 que ya no existe. El director escuchó hablar de la historia y quedó fascinado con la idea de abordar el tema, pero se encontró, a poco de iniciado su proceso de investigación, que muchos de sus habitantes ya no estaban (el lugar había sido desalojado) y la posibilidad de reconstruir ese espacio a través de las palabras de sus propios protagonistas sería difícil. Por esas cosas del destino, dio con el relato de un cura que las evangelizaba, quien le brindó material y orientación sobre el tema. Dentro de las anécdotas que aparecieron en esa charla con el religioso, de Couter se topó con una historia que lo conmovió: la de un travesti que de día, era cartonera. Esa punta fue el disparador de esta película. El cineasta abandonó la idea del documental y pensó en una ficción que se propone en este contexto real, aunque presenta  un conflicto más clásico, pero con ideas que juegan en varias direcciones...

Ultima actualización (Domingo 13 de Noviembre de 2011 20:20)

 
Más artículos...