Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 99 invitados conectado

"Manbiki kazoku" (Somos una familia): ser padres hoy (en Oriente)

Estamos ante tal vez, la más occidental de las películas del realizador Hirokazu Kore-eda, una propuesta que recupera algunos de temas trabajados en producciones anteriores (vínculos, familia) impulsados por la particularidad de una historia que trabaja el amor en todas sus acepciones, el amor de pareja, el amor de padres a hijos, de hijos a padres, de seres desconocidos que albergan amor para los demás.

En “Somos una familia” una familia adopta a una niña que es víctima del abandono y la desidia de sus padres. Ese sería el disparador de un relato que de manera simple comienza a tejer una red de sub ítems que potencian la descripción de personajes y sus acciones.

"Look away" (No mires) (review 2): los dos lados del espejo

Mezcla de terror, suspenso, e intento de drama, "No mires", de Assaf Bernstein, causa menos pavor que risas involuntarias. En aquella subvalorada joya de Disney, "Mulan", su protagonista nos cantaba en la voz de Christina Aguilera “Who is that girl I see staring straight back at me? When will my reflection show who I am inside?” (¿Quién es la chica que veo parada frente a mí? ¿Cuándo mi reflejo mostrará quién soy por dentro?).

Exactamente veinte años después de aquel 1998, ese estribillo podría resignificarse en la sufrida y cancina voz de la protagonista de No mires. Ella es Maria (India Eisley), una adolescente que sufre, eso es lo que subraya una y otra vez el guion. Cual si fuese un capítulo de La rosa de Guadalupe, o cualquiera de las ficcionalizaciones de un programa evangelista, Maria vive deprimida, y sumida en una timidez y negrura que no la deja reaccionar. No conecta con sus compañeros de colegio que oscilan entre ignorarla y hacerle bullying.

"Look away" (No mires): María en el espejo

El israelí Assaf Bernstein dirigió en el 2007 una película ("The debt") ,que tuvo el suficiente reconocimiento como para que en el 2011 John Madden dirigiera la remake norteamericana protagonizada por Helen Mirren. Pero desde entonces no volvió a ponerse tras las cámaras.

Hasta ahora, que con un guion escrito por él mismo se introduce en el cine de terror. “No mires” comienza con la imagen de una ecografía en el que se ven dos bebés. Apenas minutos después, la protagonista encuentra escondida detrás del espejo una imagen de ese mismo ultrasonido. Desde el vamos la película anticipa una seguidilla de situaciones forzadas a inverosímiles.

La historia gira en torno a María, una adolescente que además de sufrir todos los cambios y revoluciones propias de la edad y las hormonas lidia con sus padres envueltos en un matrimonio de apariencias y el constante bullying que sufre en la escuela.

Más artículos...