Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 177 invitados conectado

"La Maldición de Chucky": El regreso del muñeco original

curse-of-chucky

En un año en el que El Conjuro trató de instalarnos a Annabelle como una muñeca poseída, regresa Chucky, el verdadero muñeco maldito para recuperar el trono... y vaya que lo hace. Estamos frente a una película con varias peculiaridades, hechos que no podemos pasar por alto. En primer lugar se trata de un estreno que en casi todo el mundo (incluso en su país de origen EE.UU.) llegará vía Streaming y DVD/Blu-Ray; segundo es un regreso a las fuentes en la historia del personaje; y tercero, para los fanáticos, depara una y más sorpresas.

La saga de Chucky tiene el peso importante (e inusual) de haber mantenido durante sus seis entregas al mismo guionista sin que otra persona metiera mano, es más desde la quinta parte es el propio Don Mancini quien también se ubica en la silla de director; esto le permite mantener una coherencia que pocas sagas extensas (por lo menos en el terror) han logrado mantener, y que en esta oportunidad vuelve a quedar demostrado. Veamos, la historia comienza con una madre y su joven hija Nica (Fionna Dourif, hija de Brad quien le vuelve a poner la voz al muñeco), postrada esta última en una silla de ruedas, que reciben una caja por correo en su gran mansión.

Curse-of-Chucky_1

Claro, en la caja se encuentra un Chucky totalmente restaurado aunque algo extraño; de más está decir que esa misma noche ocurrirá el primer asesinato. Al día siguiente llega Barb (Danielle Bisutti) la hermana de Nica para consolarla junto a su marido, su hijita, la niñera de esta, y un reverendo; además obligarla a vender la casa y enviarla a un instituto para minusválidos. Las cartas están echadas, estos seis personajes encerrados en la casa toda una noche y Chucky que sigilosamente los irá despachando de a uno, menos a la pequeña Alice a quien como sucedía en las primeras entregas busca poseer para ocupar su cuerpo.

Decir “como ocurría en las primeras entregas” es lo más importante a aclarar en La Maldición de Chucky, luego de que La Novia de Chucky y El hijo de Chucky dieran un vuelco hacia la comedia de terror muy satírica ganándose tanto adeptos como detractores, La Maldición de Chucky retoma el legado original, y hasta podríamos decir que es la más similar a la original. Mancini maneja recursos escasos (no olvidemos que es un “directo a DVD”) pero los sabe aprovechar muy bien; estamos frente a un film de terror clásico, hecho a la vieja usanza en el que se insinúa más de lo que se muestra (eso sí, cuando se muestra roza el gore) y se maneja la tensión durante todo el relato.

Alice-holding-chucky

Hay clima de opresión, una historia que comienza simple pero se va complejizando para poder unir perfectamente esta historia con el resto de la saga sin fisuras, y sustos reales por todas partes; esa sensación de que en cualquier momento algo va a pasar. La Maldición de Chucky se toma el tiempo, aquello que en algún momento parece inconexo o mal hecho, va a llegar a tener su explicación, y aquí sí es relativamente importante haber visto las otras cinco partes para entender todo bien; los últimos minutos y la escena post créditos serán de regocijo para los seguidores, y obligadamente dejaran con gusto a más, a continuación.

Una verdadera sorpresa resulta esta producción que contradice las leyes del “producto destinado a consumo hogareño”, La Maldición de Chucky que no ofrece novedades en el género porque busca ser un clásico exponente del género, y esa sea talvez su mayor fuerza, regresar en todo sentido a las fuentes.