Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 171 invitados conectado

La guerra de la taquilla

star_1_ew

Seguramente en horas "Star Wars: El despertar de la Fuerza" (USA, 2015) pase holgadamente los 500 mil espectadores en Argentina. Y si bien el número no es el esperado (había muchas expectativas de superar los 400 mil) la taquilla responde positivamente a la visión de J.J.Abrams del universo que en 1977 creó George Lucas.

"Star Wars: El despertar de la Fuerza" tiene las dosis necesarias de aventura, acción, amor y amistad, para atrapar y encandilar no sólo a los fanáticos, que esperaron por años este reencuentro con la saga, sino que además será visionada por primera vez por incautos que, gracias a los twists imaginados por Abrams, no necesariamente es condición excluyente el ser un neófito en la saga.

"Star Wars: El despertar de la Fuerza" conjuga en su interior la potencia de la nostalgia con la que el fenómeno Star Wars fue creciendo en el imaginario popular. Porque si bien ha sumado nuevos e increíbles personajes como Rey, Poe, Finn o Kylo Ren, también ha traído de vuelta a la pantalla a Han Solo, Leia y a Luke.

Es decir que a diferencia de la saga de precuelas que Lucas imaginó desde los 90 para poder radicalizar la propuesta, Abrams construye su historia fundándola en la necesaria evocación de la saga original (Episodios 4, 5 y 6) para fundar su verosímil.

Estos puntos permiten que la narración sea mucho más clásica que la de los Episodios 1, 2 y 3, y pese a tener algunos lugares comunes, la tríada que se consolida con la amistad Rey/Finn, Poe/BB8, y la necesaria confrontación entre Kylo Ren/Rey, van a permitir la continuidad de la historia por mucho tiempo, más allá de la revelación final, y que por respeto no vamos a develar aquí.

La mítica de la épica primera historia se potencia además en esta entrega por la incorporación de Han Solo, Chewbacca, Leia y Luke, y en el caso del wookie, su intervención sirve para poder descontracturar y liberar tensión al generar el contrapunto con Solo.

Hay una nueva adquisición, la de Maz, una especia de alien sabihondo que ingresará en la última etapa del filme funcionando como fuente de conocimiento y saber para poder terminar de cerrar la historia.

Si en los Episodios 4, 5 y 6 este punto era completado por Yoda o por Obi Wan, pero aquí, el lugar es relegado a una "trabajadora", también generando el corrimiento hacia los protagonistas para poder encontrar en su interior su verdadero yo y su fuerza.

"Star Wars: El despertar de la Fuerza" funciona como transición hacia un universo que apela a la evocación y el homenaje sin descuidar nada, y que gracias al oficio de un gran realizador como J.J.Abrams puede seguir generando fanatismo y nuevos adeptos sin sólo apelar a los efectos especiales y a la digitalización como manera de aggiornarse.