Get Adobe Flash player

Cine para leer, Selva Almada en el mundo de Zama y Lucrecia Martel.

El viaje de Zama comenzó como libro, luego fue película, y vuelve a ser libro.

Durante el rodaje de “Zama” de Lucrecia Martel, la laureada escritora Selva Almada fue testigo privilegiada de los pormenores de la filmación, el detalle está en “El mono en el remolino. Notas del rodaje de Zama de Lucrecia Martel” que Random House Mondadori ha editado recientemente.

Tras ver la película “El mono…” es el complemento ideal para seguir adentrándonos en esa maravillosa configuración cinematográfica que Martel realizó de la obra de Antonio Di Benedetto, pero tampoco es condición necesaria haber visto la película.

Almada construye un relato casi de crónica, que funciona también como testimonio de una de las propuestas más elevadas que la producción argentina haya generado en los últimos tiempos.

La epopeya de Diego de Zama, y su espera por regresar sano y salvo a su lugar de origen, fue trasladada de una manera brillante a la pantalla grande por la directora de “La ciénaga”, y Selva Almada acompaña ese regreso con algunas notas sobre el rodaje con su habilidad tradicional por detenerse en lo apenas perceptible para el ojo menos avezado.

“Los qom la respetan. El equipo técnico y los actores la aman. Ella se mueve en ese arco de amor y respeto con delicadeza y cuidado” refiere Almada sobre Martel, luego de describirla en acción en los sets armados debajo del radiante sol del norte.

Y luego, Almada, continua con su magia, analizando desde los nombres de los campings en los que paran los equipos técnicos, a familias que participan de la filmación y sobre los que no sólo escribe largo y tendido, sino que, principalmente, lúcida, comprende que esa gente nunca verá el film.

Las anécdotas fluyen, los cuerpos son descriptos con maestría. Cada “capítulo” (por llamarlos de alguna manera) contiene impresiones únicas sobre el entorno y la musa creadora que los impulsó.

“Zama” después de mucho tiempo es una realidad que no sólo marca el regreso de la gran Lucrecia Martel al cine, sino que, además, permite que una narradora única, como lo es Selva Almada, también sea parte de un viaje único al pasado, a su creación y al presente de nuestra idiosincrasia.

“El mono en el remolino. Notas del rodaje de Zama de Lucrecia Martel” es editado en Argentina por Random House Mondadori.