Get Adobe Flash player

En el Set: “Grietas” de Eduardo Menghelli.

Es un drama? Es un western? Es una historia que repasa el oscuro pasado de Argentina?

“Grietas” (aún no es el título definitivo) es eso y mucho más, la segunda película del director Menghelli narra la imposible historia de amor entre dos jóvenes (Gabriel Peralta, Abril Sánchez) en medio de las disputas de sus familias. Protagonizada por Enrique Liporace, Lautaro Delgado, Pablo Pinto, Patricio Contreras, Pompeyo Audivert, Elvira Onetto y elenco, estuvimos en el set conociendo más de éste universo particular.

“Es un personaje que sabe que tiene una historia familiar y personal que no puede escapar, vuelve al pueblo y conoce a la chica, a Maru, y no salen las cosas como él quería, sigue adelante, sin límites, es alguien sin límites, está dispuesto a todo” dice Peralta sobre Rudy, su personaje.

“El encuentro con los actores es positivo y me conmueve las ganas que tienen de que todo vaya para adelante, más allá de la química con la actriz y el resto de los actores, sorprendido, gran parte del trabajo con un actor es convivir con eso”, agrega.

“La película partió de un texto de Luis Saenz, ese texto lo trabajé con él durante un año y fue la herramienta que utilizamos para avanzar con la filmación a paso seguro. Es la historia de un encuentro fundamental en la vida de los protagonistas, no lo esperaban pero pasó. Detrás había un enfrentamiento de familias y el padre de Maru tomo, se apropió, participó en la desaparición de los padres de Rudy, tomando sus campos. Estas familias chocadas se encuentran en vivo de nuevo, porque sus vidas iban por otros lados, por la huida, y esa huida, en una nueva vida, allí estaban seguro de algún modo, algo distinto a lo que tenían, y Maru estaba embarazada, un motor que los llevaba hacia adelante y la unión genera un corte con el pasado. A pesar de estar ocultos y lleno de dificultades, tenemos un final feliz. Como todo cambio en las personas hay veces que hay que meterse en un lugar oscuro para salir. Elegí que ellos tengan un comportamiento realista, pero todo lo que estaba alrededor, espacios, personajes, con un vínculo con el artificio. Quería eso, ellos realistas, y los demás no, sin preocuparme por si actuaran, jugaran, y que el artificio representara un poco el tren fantasma, que quiere volver y que atraviesa el guion”, dice Menghelli.

 

 

Lautaro Delgado, uno de los “villanos” suma “en el guion había algo telenovelesco, como un riesgo, que podía quedar medio naif, pero en ese sentido la mirada del director lo llevó hacia un lado que me interesa, un lugar corrido de la telenovela, sin dejar de serlo, tiene algo naif pero que se fue corriendo del lugar común y lo hizo muy interesante, e incluso hay escenas que las leí y pensaba el algo más que tenían, qué decían las escenas más allá del texto. El soporte fue la atmósfera, el mundo que creo el director”.

Pablo Pinto, el otro “malo”, dice “La historia, sale de lo cotidiano, hay acción, hay algo Tarantinesco en la ropa, movimientos, personajes, me llamó mucho la atención y me puse muy contento cuando me dijeron que Lautaro iba a estar y no le dije nada hasta que nos encontramos en el set”.

“Al principio fui descubriendo el tinte o rasgo tarantinesco, a medida que pasaba el rodaje y en el pedido del director de llevar una escena hacia otro lugar, que en principio no estaba escrito, hacia un extremo una tensión que al principio no era tal y me influye ese espíritu lúdico que se creó en el rodaje, de riesgo, de sentir que me ponía en ridículo quizás y no tenerle miedo, porque tenía una red que me lo permitía”, agrega Delgado.

“Siempre estábamos en riesgo hacia la ridiculez, y el director nos abrió la cabeza y nos dejó trabajar actoralmente, nos dio el color y nos dejó que cada uno encuentre el personaje. El director nos sonríe todo el tiempo, termina el rodaje y siempre con una sonrisa”, suma Pinto.

“Grietas” se comenzó a filmar el 26 de febrero y contó con un gran elenco, locaciones, propuesta estética.  Ahora comenzarán los trabajos de pos producción ya que el estreno está planeado para octubre de este año. El film contó con locaciones en Ciudad de Buenos Aires, Mercado Central, Ezeiza, Capilla del Señor, Casa Campo Parra en Olivos, Club Alemán en José León Suarez, Avellaneda.

 

Ultima actualización (Domingo 29 de Abril de 2018 15:54)