Get Adobe Flash player

Entrevista: María Cecilia Torres y Tomás Arredondo "Hubo siempre buena energía y el resultado se ve en la pantalla".

María Cecilia Torres y Tomás Arredondo protagonizan el hit paraguayo “Los Buscadores”.

El film, dirigido por Tana Schémbori y Juan Carlos Maneglia (“7 cajas”) trabaja con un estilo dinámico y clásico la problemática sobre la plata yvigüy que corre como leyenda urbana en Paraguay hace tiempo y que posibilitaría el cambio de vida de los protagonistas.

De visita en el país, los carismáticos actores compartieron con nosotros ideas sobre la profesión, la película y su estadía en el país.

¿Cómo están viviendo el estreno en Argentina de la película?

Tomas: Estamos muy contentos que se vea en el país vecino, que sea otro público más que el paraguayo, para ver también el código que tiene y si funciona, fuimos a la Avant y el recibimiento fue muy bueno, al terminar se pararon y aplaudieron, me llenó el corazón. Es genial.

Cecilia: Me interesaba ver qué pasaba con el público argentino porque pensábamos que sólo con el público paraguayo funcionaban algunas cosas, en la Avant la sala estallaba de risas, es muy lindo.

¿Fue difícil componer a Manu e Ilu?

Cecilia: Ilu es un polo opuesto a lo que soy yo, no sólo por lo físico, emocionalmente. Me fue difícil sacar las muecas, es un personaje muy cerrado, habla con la mirada, actoralmente hice un trabajo muy grande. Físicamente me dejé de depilar por un año, terrible, enfrentándome a la convención social, al comienzo me costó, pero cuando terminó el período pensé en “no me quiero depilar”. Además enfrenté una realidad diferente a la mía, yo soy de clase media, vivo con mis padres, Ilu es el sostén de la familia.

Tomás: Investigué sobre la Chacarita y el mundo de los canillitas. En la Chacarita no podés entrar si no conocés a alguien, tenía miedo, pero cuando ingresé te encontrás con gente trabajadora, que busca salir adelante, hay un rechazo social y es bastante hermético el lugar para evitar gente ajena. Conocí a la gente, vi cómo hablaban, buscaba un espejo para reflejarme, y fue difícil encontrar un canillita chacariteño.

Encima sos del interior de Asunción vos…

Sí, vivo en Concepción con una realidad diferente de Asunción, pero me familiaricé rápido con el lugar. En Asunción encontré mientras viajaba en colectivo a un canillita con la misma bicicleta de Manu, le hablé y recorrí y repartí con él. Ellos se levantan muy temprano, a las 4 de la mañana, retiran y venden, fui armando el personaje a partir de que nació y hasta donde está. Nunca tuvo padre, trabaja y estudia, intenta sacar su familia adelante, es muy aventurero, al principio es introvertido pero después se suelta y toma decisiones que no tomaría normalmente.

Sus personajes son clave en el relato ¿conectaron enseguida entre ustedes?

Cecilia: Yo hice el casting con él.

Tomás: El primer casting que hice con ella su mirada era fatal, era Ilu. En la actuación la energía es esencial, hay química, y con esa mirada me di cuenta que íbamos a conectar.

¿Hubo ensayos?

Cecilia: Sí, durante dos meses previos a empezar a rodar, el cine es el arte de la repetición, entonces marcamos coreografías, para que salga todo bien y mantener la energía y construir una realidad, que se vive todos los días, pero no es la nuestra. Hubo siempre buena energía en el elenco, con los directores, fue una gran familia y el resultado se ve en la pantalla. La dirección actoral fue muy buena y tiene que ver con la energía y buena onda.

¿Qué fue lo más difícil que les tocó rodar?

Tomás: El frío. Hacía mucho frío y tenía poca ropa, en Paraguay siempre hace calor, pero cuando grababamos hizo un frío que te pelabas. Una escena difícil es cuando se me vuela el mapa desde lo alto. Los nervios me jugaban en contra.

Cecilia: El final. Me costó mucho.

¿Quieren seguir haciendo cine?

Cecilia: Sí, pero en Paraguay cuesta mucho. Quiero seguir en esto, generar nuevas propuestas, si bien hay, las estamos analizando, necesitamos que haya una Industria que apoye las historias, el talento que hay, escondido y no prestan atención.

Tomás: Me encantaría hacer una película en Argentina. Me pongo pequeños pasos, primero era filmar una película, ahora quiero hacer algo aquí, crecer en esto y trabajar aquí. Primero el cine argentino y luego más lejos, México, España, el habla hispana, que da oportunidad de profundizar más cosas, para hacer algo en inglés me falta.