Get Adobe Flash player

Entrevista: Julieta Cardinali y Joaquín Berthold "Natacha es una película para chicos hecha por chicos"

Julieta Cardinali y Joaquín Berthold son los protagonistas de “Natacha” de Fernanda Ribeiz y Eduardo Pinto.

La adaptación del universo creado por Luis Pescetti, que ha vendido más de 1.5 millón de ejemplares, llega finalmente a la pantalla grande con una cuidada producción. Hablamos con Cardinali y Berthold, los papás en la ficción de Natacha (Antonia Brill) para conocer más de la propuesta y sus impresiones.

¿Tenían conocimiento del universo de Natacha?

Berthold: No, la verdad que no, mis hijos son todavía muy chicos y no soy contemporáneo al mundo literario de Pescetti. Me pasó que cuando me enteré, mi hermano tiene un hijo fanático de Luis Pescetti, sobre todo sus canciones, me aggiornó un poco. Después me junté con los directores y empezamos a escuchar, absorber, tuvimos reuniones con ellos y con el autor, y entender que es lo que él quería si Natacha salía del libro.

Cardinali: Sí, creo que Pescetti es un capo y su esencia está en toda la película, los directores quisieron rescatar eso, no correrse. En la privada de prensa, por ejemplo, fueron todos con hijos, eso está bueno, para ver qué les pasa a ellos.

En la película no hay celulares, computadoras, es la infancia en esencia ¿qué te pareció esa idea?

Berthold: Me pareció maravillosa la propuesta, que no haya celulares y la comunicación es real, me veo desde arriba conectando con mis hijos, a veces cuesta, con las preocupaciones de uno y sus rollos, agacharse y mirar, uno a veces está muy atareado. Hay algo en el universo de Luis, de cómo lo transmite, que él quería que sea una película para chicos, el padre acompaña.

Cardinali: Es la infancia en su estado más puro.

Por primera vez hay padres y madres, no sólo niños, y hay padres y madres compartiendo tareas, no pasa muy seguido eso…

Berthold: Tiene que ver con algo que se está perdiendo mucho que es el juego y la imaginación y la creatividad puesta sólo en la tecnología, está lo lúdico pero uno no tenía eso.

Cardinali: Los juegos no pasaban por ahí, Pescetti rescata la infancia desde otro lugar, más lúdico, eso es interesante y de eso se trata la película, no son problemas de ahora, es la infancia. También es interesante que la madre y el padre acompañan, deciden junto, se rescata la igualdad de género.

Berthold: No es casual que el padre la acompañe al colegio o que cocinen juntos, opinan los dos. Es una película para agacharse y mirar desde los ojos de niño.

Cardinali: No hay que ir con ojo juzgón.

Ofrecen algo distinto a lo que hoy en día acostumbran a consumir y los adultos acompañan…

Cardinali: Claramente acompañamos y acá la gran figura es Natacha y los niños. Eso estuvo claro desde el principio, yo le leía los libros a mi hija, y ya por sólo eso estuvo interesante participar.

¿Fue difícil el trabajo con los chicos?

Cardinali: Fue bárbaro.

Berthold: No,  fueron divinos y se trabajó en el rodaje en función de ellos.

Cardinali: Ellos estaban jugando, y Fernanda tuvo una manera de dinámica de grupo para trabajar, nunca estaban cansados o torturados.

¿Ensayaron?

Berthold: Tuvimos algunas charlas con Luis, para ver qué imaginaba él si iba al cine. Yo replantee el mundo de los padres, vengo de un mundo Disney donde el mundo adulto es el del padre que acompaña, pero en el mundo real los nenes no están solos. Entendí que es una película para chicos hecha por chicos.

Cardinali: En las reuniones con Luis ordenamos, uno como actor es herramienta, y eso estuvo bueno.

Berthold: Teníamos miedo con Julieta de hacer unos padres tan buenos, porque uno es de otra manera.

Cardinali: Decíamos “nadie es así en la vida real”.

Berthold: No querían padres de mecha corta y lo logramos.

¿Expectativas por el estreno?

Cardinali: Que la apoyen, que la vayan a ver, Pescetti es un grande de la literatura infantil, tomarlo para una película, ver algo con estos directores, es un gran producto con muchos condimentos, ojalá que la disfruten, el cine hay que disfrutarlo.

Berthold: No sólo el cine, sino también la televisión, tiene relegado al mundo infanto juvenil, y son los que más consumen, ese ese público, hace años que hago cosas para Disney y creo que está película está muy cuidada y la familia la va a poder disfrutar. Mis expectativas es que la gente la acompañe, muchas veces la difusión no ayuda, pero es una película que sé que la familia la va a disfrutar mucho.