Get Adobe Flash player

Entrevista: Andrea Paco Mariani "La forma de hacer documental ha cambiado".

Invitado por el 4 FINCA el realizador Andrea Paco Mariani llegó a Argentina para presentar su película “The Harvest”.

El film, centrado en Punyab, inmigrante hindú que trabaja en un campo en Agro Pontino en las afueras de Roma y en Hardeep, nacida y criada en Italia, que trabaja como mediadora cultural. Entre las dos historias la realidad se va mezclando con la ficción para construir un relato potente de denuncia. Hablamos con el director para conocer más de la propuesta.

¿Cómo surgió la idea de hacer cine de impacto, pero ficcionalizado? Generalmente es más documental…

Me parece que la forma de hacer documental ha cambiado, e invade las películas, hay documentales, por ejemplo, sin hacer ninguna entrevista, siguiendo a personas, y con mi equipo hemos decidido trabajar por aquí, mezclando documental, ficción y musical. En esta situación particular se puede mostrar la vida diaria real , pero quisimos informar y explicar creando cierta estructura dramática.

¿Y la idea onírica del musical cómo apareció?

Es interesante que hables de onírico porque la utilizábamos en el inicio del proyecto. Sumamos el tema de las drogas, y las metanfetaminas, cuando el protagonista las ingiere sumamos el musical, esto no se percibe rápidamente para proteger a la comunidad y por eso se muestra de manera sutil.

 

 

 

¿Qué fue lo más complicado de todo el proyecto?

Creo que lo más difícil fue cómo retratar a la comunidad, porque uno los filma y se va y ellos siguen allí, la idea era ayudarlos. Para las escenas de la cosecha nos alejamos 100 kilómetros para protegerlos, la comunidad nos ayudó mucho. Durante el rodaje crecieron las huelgas, y de hecho equipos de televisión se vieron afectados por la situación de violencia que crecía.

 

 

¿La situación de los protagonistas se modificó luego del rodaje y estreno?

Está un poco mejor, contribuimos pero la propia comunidad logró algunos cambios. Es lento, porque las mismas leyes hacen que más allá de estos inmigrantes los empleadores encuentren otros. La situación mejoró pero no por la película en sí. Al protagonista lo ayudamos a hablar y comprender más nuestro idioma. Muchos se convirtieron en “mediadores” entre los recién llegados y la comunidad.

¿Por qué decidiste dedicarte a hacer cine de impacto social?

Trabajamos hace 10 años con mi equipo, queríamos hacer documentales sociales, nuestra misión es mostrar estas historias que son difíciles de encontrar en televisión o diarios, mezclamos diferentes lenguajes sin olvidar de dónde venimos.