Get Adobe Flash player

Entrevista: Sabrina Farji "La película se completa con la mirada del espectador".

Tras varios largometrajes de ficción Sabrina Farji presenta su primer documental.

“Desmadre: Fragmentos de una relación” desnuda los vínculos que la directora tiene con su madre e hijas, en un viaje personal sobre la maternidad, el crecer y principalmente, el elegirse más allá de la sangre.

Para conocer más de la propuesta dialogamos en exclusiva con la directora.

¿Cómo fue la experiencia de rodar tu primer documental?

Fue una experiencia muy particular, porque además es poner el cuerpo, siempre uno lo pone y el alma, pero acá fue bien concreto, no sólo el mío, sino el del mi familia, fue doloroso, pasó por muchas etapas, muy particular la experiencia y me dio una perspectiva para trabajar con actores en el futuro, el documental tiene eso de la verdad  que después es interesante en pensarlo en trasladarlo con los actores para que sea lo más verdadero posible y  de eso habla el documental, cuál es la verdad, y si eso que está delante de cámara no es ficción también.

¿Sabías que siendo un tema íntimo sería tal vez más fácil encararlo?

Siendo un tema íntimo es más difícil, porque no es fácil exponerse a uno mismo, es mí película y por ella hago lo que sea, pero expuse a mi madre e hijas, que en un primer momento estaban de acuerdo pero al avanzar se querían bajar, no es uy pongo la cámara en casa y filmo, fue una película compleja,  con mucho riesgo y llegué a pensar que si ninguna quería seguir adelante iba a terminarla con actrices, si el juego de la intimidad es honesto es más complejo que actuar, por supuesto.

Expones parte de tu vida, de la de tu familia, aun así esa exhibición la hace muy universal, ¿esto era algo que buscaste cuando lo encaraste?

Siempre pensé que la película había que encararla desde un lado personal y mi universo personal familiar, también porque si estoy entrevistando a mujeres que dan su testimonio honesto se están exponiendo con palabras, cómo no hacerlo yo misma, lo que pasó fue lo que mostró un poco la película, cuando salió estamos muy contentas, pero luego comenzaron a aparecer dificultades y límites de cada una de nosotras sobre mostrar la intimidad, el vínculo en sí mismo, pero no me imaginé la película de otra manera que como la hice desde ese lugar de honestidad, agradeciendo a mi familia que a pesar de ser conflictivo para ellos no hay amor más grande que seguir haciéndolo aun cuando no era fácil ni sencillo transitarlo

¿Cuáles fueron las dificultades más grandes a la hora de rodar, más allá de las peleas?

Tenían que ver con el vínculo en sí mismo y las instancias de éste, no hubo otros conflictos, hubo una hoja de ruta planteada y los conflictos eran por transitar esto, la vida misma.

¿Siendo mujer, directora, parte de la agrupación que nuclea a las mujeres de cine, por qué crees que sigue siendo tan difícil rodar cine y más cine de género?

Creo que es complejo en el mundo, y en Argentina, somos entre el 10 y el 15 % de directoras mujeres en todo el mundo. En las carreras de cine las mujeres egresadas son casi el 50% y entre el 10 y el 20, trabajando en áreas técnicas es muy complicado. Son muy pocas las que están filmando, creo que tiene que ver con los roles asignados en las familias, roles de cuidados, es difícil para las mujeres trabajar si tienen niños pequeños, de eso hablamos cuando hablamos de feminismo, de igualdad, que las mujeres tengan roles de liderazgo, que tomen decisiones, que puedan tener el punto de vista y la creatividad, hay muy pocas. Tiene que ver con cómo están conformadas las familias, las parejas y cómo nosotras siendo mujeres nos limitamos, porque no imaginamos un mundo donde las cosas sean diferentes. Desde hace un tiempo lo estamos imaginando y no estamos solas, es un momento interesante el que estamos viviendo.

¿Se fortaleció el vínculo con tus hijas y madre luego del rodaje?

Me gustaría poder sí, que lindo, después de filmar nos amamos profundamente y salimos todos los días a filmar, no es así, sí propició que por ejemplo mi madre participe de proyecciones, pero los vínculos siguen con altibajos, nos queremos y nos elegimos, y sabemos que contamos las unas con las otras.

¿Expectativas ante el estreno? Quién te gustaría que la vea?

La película funciona muy bien con el público, se divierte, se siente muy espejada, muy identificada, no puede creer las situaciones y que estén expuestas tan descarnadamente, la celebran, celebran la desgracia ajena, el humor. Creo que servirá para charlar después, de ver con quién se identifica, da para seguir hablando, está buenísimo. Es para hombres y mujeres, los hombres podrán ver qué es ser madre y ser hijas y se estrena en un momento donde está bueno hablar estas cosas. Va a ser un muy lindo estreno y estoy contenta que se va a mostrar al público, donde se concreta y se cierra todo, porque era una hoja de un papel y ahora la película se completa con la mirada del espectador.