Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 126 invitados conectado

Entrevista: Sebastián Schajer “Los espectadores habitan y dan sentido a la película”.

La ópera prima del realizador Sebastián Schajer, “La Omisión” llega a los cines tras un exitoso paso por Berlín y otros festivales.

Para conocer más de la propuesta, que buce en Paula (Sofía Brito) y su desesperado intento por sobrevivir en Ushuaia, reunir dinero y comenzar una nueva vida. A continuación el diálogo exclusivo que tuvimos con Schajer antes del estreno de la película.

¿Cuán difícil fue el rodaje en el sur, y particularmente en Ushuaia?

Fue una experiencia intensa e increíble al mismo tiempo, pasamos muchas horas del día filmando en escenarios naturales con temperaturas bajo cero, en climas muy hostiles, pero al mismo tiempo creo que la película se nutrió de eso, al menos para mí y buena parte del equipo fue una experiencia que nos marcó a fuego, y esa marca está impregnada en la película y llena todos los climas y muchas escenas.

¿Cómo viviste la transición de estar en otros roles en el cine, haber rodado dos cortos y ahora lanzarte al largo?

Antes de “La omisión”, que es mi ópera prima, realicé algunos cortos, dos de ellos con temas parecidos a los que indaga ésta, con personajes femeninos, y problemas producto de ser madres a temprana edad, y también trabajé como montajista de distintos directores, fue un aprendizaje muy grande y una antesala para hacer la película con otra seguridad y experiencia, “La omisión” es la culminación de todas las inquietudes y aprendizaje que tuve a lo largo de estos años, y muchas inquietudes espero contestarlas con una próxima película.

¿Cómo desarrollaste el guion y siendo que el personaje de Paula está casi en la totalidad de las escenas, te daba miedo no encontrar a una actriz que pueda interpretarla?

El guion lo escribí a lo largo de 3 años, fue modificándose bastante, uno de los puntos de inflexión fue cuando conocí la ciudad de Ushuaia, y otro cuando conocí a Sofía Brito y descubrir y explorar juntos el universo de Paula. Muchas de sus características se completaron en el rodaje y el ensayo con ella, fue un trabajo muy libre y de mucho descubrimiento, y muchas de las aristas las descubrimos en el momento de rodar la película.

La película habla de un momento actual y a la vez universal, la pérdida de trabajo, la búsqueda de nuevos horizontes, ¿crees que toma más sentido aún con el momento que se vive en el país?

La película se enmarca en el contexto actual por dos motivos, por un lado relacionado al trabajo, lo económico y la dificultad de salir delante de los jóvenes, Paula cambia varias veces, se le reniega la posibilidad de pagar un sueldo, y por otro lado por la lucha feminista, en un país donde muchos derechos están vedados, como el rol de la mujer como madre que la película se encarga de cuestionar y ponerlo en el centro de la escena.

Paula es una mujer decidida y arriesgada, ¿cómo surge el pensarla así tan fuerte y también vulnerable a la vez?

Me interesaba que el personaje tuviera una doble cara, por un lado mujer fuerte que hace cualquier cosa para sortear los obstáculos que se ponen frente a ella y por otro lado, un costado más dulce y más tierno relacionado a su imposibilidad de relacionarse con su propio deseo. A lo largo de la película conocemos facetas del personaje, como capas o velos que se van corriendo y que el desafío de la película era llegar al corazón de ella, requiriendo perseverancia que es la misma que ella tiene frente al mundo.

¿Qué podes contar de la experiencia en Berlín y qué expectativas tenés ante el estreno comercial?

El estreno en Berlín fue emocionante, es un festival en contacto con el público de la ciudad generando un diálogo muy rico con ellos, se quedaban para dialogar y profundizar inquietudes. Acá es para mí muy emocionante y auspicioso para que sea vista con espectadores en todo el país porque siento que son los espectadores que habitan y dan sentido a la película, un sentido que desde el título y en adelante queda librado a la interpretación por parte de la gente y todas las omisiones cobran forma de una imagen entera que queda en la cabeza del espectador, por eso más que nunca estrenarla hace que cobren sentido.

Hacer una película lleva mucho tiempo, ¿ya estás pensando en nuevos proyectos?

Hacerla llevó cinco años, la película y los que la hicimos nos fuimos transformando, y eso hace al cine algo único, en este momento estoy trabajando en una nueva idea, opuesta a “La omisión”, transcurre en Buenos Aires en verano y es sobre una persona que llega del sur a buscar algunos rastros y algunas huellas de un pasado que desconoce y poco a poco se irá revelando, así que espero terminar el guion para filmarlo prontamente.