Get Adobe Flash player

Entrevista: Darío Lopilato y Grego Rosello socios para la comedia.

 

Darío Lopilato y Grego Rosello protagonizan "¿Qué puede pasar?" de Andrés Tambornino y Alejandro Gruz.

En la comedia, la dupla interpreta a Marito y Peter, dos loosers que se verán envueltos en una infinidad de inconvenientes. Hablamos con ambos para conocer más del rodaje y la propuesta.

¿Cómo fue la conexión entre ustedes?


Lopilato: Desde el primer momento, a mí me pasó, que los amigos tenían que ser de toda la vida.

Rosello: Son pibes que por la mirada se conocen,  y uno le banca a otro todo lo que le hace, mi personaje es insoportable y sólo se entiende que lo banque porque son amigos de toda la vida, la química no se puede caretear, está o no está, nos conocimos hace tiempo en un camarín.

Lopilato: Yo estaba en Villa Gesell haciendo una función de Bajo Terapia, accidentada, y nos conocimos.

Rosello: En el primer ensayo se dio eso, me sorprende que son amigos de dos colores, son amigos siendo muy distintos.

Lopilato: Hubo dos semanas de ensayo, pasando todas las escenas y textos y desde el primer encuentro se dio, eso se da o no, se puede construir o no, y la base de la película era la amistad.

Cuando les llega la propuesta ¿que les llamó la atención para decidir hacerla?

Lopilato: Me pasó que fue una película que no me partió la cabeza, no me gustó, todo lo contrario, pero cuando me pasa eso en todos los laburos mi familia dicen andá por ahí.

No confían en vos…

Rosello: Él dijo que Casado con hijos no iba a funcionar.

Lopilato: Tenía razón mi familia, cuando me llega un proyecto lo hablo con ellos, y acá enseguida me llamó la atención cómo se defiende el universo de estos dos tipos y cómo se meten en inconvenientes.

Rosello: Es muy bizarro, pero cuando le ponen un chumbo en la cara es así, la clave está ahí. Leí el guion en 20 minutos y me gustó.

Lopilato: Él iba a hacer el personaje de Chang.

Rosello: Me dijeron si quería hacer el protagónico y ahí leí todo el guion.

No habías leído nada…

Rosello: Lo leía y me iba imaginando todo, no podía parar de leer

¿Qué comedias de este estilo han visto más de cinco veces?

Lopilato: Los Goonies, Volver al futuro, la uno y dos, no las otras.

Rosello: Todas las de Owen Wilson y Vince Vaughn, Los rompebodas, por ejemplo,  una historia de dos amigos, buddy movie.

¿Vieron algo en conjunto?

Rosello: No, yo me inspiré mucho en toda la seguidilla de películas de Zac Efron, galan, que hace bizarreadas, con referencias, por mantenerlo real, de un tipo con un ego delirante, para mandarlo a terapia anteayer, le dice al amigo “con tu talento y simpatía vamos a recuperar todo”, cree que eso vale.

¿Cómo fue el trabajo con los otros actores?

Lopilato: A mí lo que me pasó con Mirta Busnelli y Osvaldo Santoro fue mágico, los sentí mis padres, quería más escenas con ellos, te juro. Mirta desde que dijo acción fue eso, los conocía, después con Muller y Ziembrowski te ponían en situación, con Emilio Disi había trabajado, entró en el código, apostó siempre a la comedia.

Rosello: Luli tiene esa cosa de bomba, que lo hizo toda su vida, nos volvíamos estúpidos jugando el juego de ella, nos jodía, sabía que entrabamos y nos poníamos locos.

Lopilato: Al ser tan diferentes y tener el mismo humor encontrás un punto en común, eso es lo que pasó, la química de nosotros y con los demás compañeros, la película se vivió intensamente en un mes y medio, con horarios complicados, de madrugada.

Rosello: Me pasó que llegaba cansado a los otros trabajos y cuando llegaba a la película era donde estaba más pila.

¿Qué les da el cine que no les ofrece otros medios?

Rosello: Yo que vengo de la tele, lo más inmediato de resolver, acá hay tiempo, me impresionó lo bien que se hacen las cosas, la búsqueda, yo estoy todo el día con Instagram, filmaba la mansión, y él me decía que me quede tranquilo que iba a aparecer todo.

Lopilato: El teatro es la parte más artesanal del actor, dejas todo y cuando subís al escenario es algo nuevo todos los días, en la tele es algo de todos los días, vas armando, y la película es laburar para tener en el momento exacto el personaje en todas las escenas porque si  te corrés un poco se nota, era complicado representar esta relación todo el tiempo, me sorprende.

¿Por qué tienen que ir a ver la película al cine?

Lopilato: Porque es una película que empieza y no para,

Rosello: El conflicto aparece a los dos minutos, no hay introducción de los personajes.

Lopilato: No tenés tiempo de acomodarte en la butaca que te da en la cabeza, entrás.

Rosello: El cine argentino está viviendo un momento increíble y está comedia es distinta, es la que ven los pibes en Netflix.

¿Y por qué creen que esto es así?

Lopilato: Creo que hay una ausencia de dupla cómica que la lleve.

Rosello: Desde Olmedo y Porcel a Pachu y Pablo. No hay comedias con chistes obvios y otros más sutiles, que pudimos meterlos nosotros, desde la piña en los huevos que hace reir siempre a frases.

Vuelvo ¿Por qué tienen que verla?

Rosello: Tienen que verla porque estamos en un país que no está pasando su mejor momento y entrás y por una hora y media te vas a olvidar de todo, la vas a pasar bien y vas a ver que la típica comedia yanqui se puede hacer en Argentina.