Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 128 invitados conectado

Sol Miraglia y Hugo Manso: "Que se pueda ver la película y las fotos de Luisa sobre la calle Corrientes es un sueño hecho realidad"

Con motivo del estreno, mañana jueves 14 en la Sala Lugones del Complejo Teatral Buenos Aires de "Foto estudio Luisita", tuvimos la posibilidad de conversar con sus directores, Sol Miraglia y Hugo Manso. Recordamos que este documental obtuvo el premio del público en la Competencia Nacional del BAFICI 2018 y se presenta junto a una exhibición de fotos que seguramente dará que hablar.

¿Cómo surgió la propuesta de llevar a un registro documental, la experiencia de poner en valor el trabajo del estudio Luisita?

Sol: Desde hace diez años conozco a Luisita. Iba a tomar té todas las tardes y charlábamos sobre su trabajo. Durante los primeros años, toqué muchas puertas de los popes de la fotografías y de los dueños de las fotogalerías de buenos aires. Nadie me daba bolilla, decían que el trabajo de Luisa era popular, “grasa” y que eso no le iba a interesar a nadie. Fue durísimo, porque yo estaba convencida que en su trabajo había un tesoro.

Hasta que un día me decidí a empezar a filmarla; no sabía muy bien para qué, fue más un impulso inconsciente. Al tiempo lo conocí a Hugo y le mostré las cosas sueltas que tenía registradas.

Hugo: En las primeros registros ya estaba todo, la dulzura de las tres hermanas, ése mundo anacrónico de la casa, todo. Lo que faltaba era contar una historia donde se pueda conocer a Luisita y su trabajo.

Nuestra intención narrativa siempre estuvo basada en eso, lo importante era acercar al público que una mujer tan sensible y amorosa había hecho un trabajo descomunal y ése trabajo había sido ignorado por todo el mundo de la fotografía, hasta hoy. 

¿Qué sensaciones los atravesaron al ir reconociendo que en el cambio de época y los procesos industriales y técnicos, talentos como el de Luisa no tengan más espaciool 

Sol: A finales de los ochenta, el teatro revista ya estaba en decadencia, eso impactó en el trabajo del estudio. En los noventa, hubo más trabajos de actores que comenzaban o retratos de bandas de cumbia y de antiguas divas que ya no estaban en primera plana. Los últimos trabajos de Luisa son del 2009, la mayoría bandas tropicales.

A ella le costó mucho adaptarse al nuevo cambio de formato, la agarró grande, sin ganas y tampoco contaba con el dinero para emprender una nueva etapa. De trabajar casi sesenta años con una misma técnica le resultó imposible adaptarse a los nuevos tiempos.

Sentimos que el film no se instala en una mirada nostálgico, probablemente por el impacto que produce en el espectador, ver tantas figuras de la escena nacional, retratadas de la forma en que lo hacía Luisita. ¿Cómo organizaron el corte y la edición de ese material, cuál fue el criterio que primó? ¿Algo los sorprendió y modificó el plan original?

Sol: La sorpresa en cuanto encontrar material sigue apareciendo hasta el día de hoy. Hay veces que aparece cada “joya” oculta que no lo podemos creer. Pero teníamos claro que sea cual fuera el orden de las fotografías las grandes estrellas de aquella época tenían que aparecer. Después está la serie de fotos de animales, que también consideramos importantes para describir la esencia de Luisa.

Hugo: Primero hicimos un corte donde la estructura narrativa estaba bien decidida. A partir de allí comenzó una “curaduría” sobre qué fotos sí y qué fotos no. Los títulos finales ayudan a poder ver más fotos que no pudieron entrar en la película.

"Estudio..." se estrena con una muestra fotográfica en el CTBA y nada menos que en la mítica Sala Lugones...¿Cuáles son las expectativas de cara a este estreno en plena calle Corrientes?

Sol: Estamos muy emocionados por todo lo que está sucediendo con el trabajo de Luisa. La sala Lugones es un espacio mítico de la ciudad de buenos aires, tanto como los teatros revista que Luisita registró. Que se pueda ver la película y las fotos de Luisa sobre la calle corrientes es un sueño hecho realidad.

Hugo: Luisa vive a media cuadra del teatro San Martín y después de décadas de ser ignorada por el mundo de la fotografía, ahora cuando pasa a hacer las compras del supermercado ve su cara y su nombre en las puertas del teatro. 

¿Hay nuevos proyectos en desarrollo para ámbos?¿Tienen la expectativa de seguir rodando juntos?

Hugo: Gracias Luisita nos conocimos, fue Sol quien me llamó un día para mostrarme lo que estaba filmando y un tiempo después ya estábamos saliendo. Es una historia de amor en muchos sentidos y no hay más que felicidad y agradecimiento en cuanto a eso. Hoy nos encontramos en el montaje de nuestra segunda película, un documental sobre el artista plástico y muralista Ricardo Cinalli.