Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 77 invitados conectado

BAFICITO en el Planetario: full dome para los chicos + Lotte (VIII)

Hora de un poco de BAFICITO en nuestros informes sobre el fest. Seguramente ya muchos de ustedes saben que dentro de la programación del BAFICI, este año tuvimos el privilegio de contar con el Planetario de la Ciudad de Buenos Aires como sede del evento. No es un dato menor, la nueva sala cuenta con un nuevo proyector, un renovado sistema de video inmersivo full dome, sonido digital envolvente y butacas 4D (que proporcionan una experiencia aún más realista y  cuentan  con un sistema de participación interactiva).

Para los que pudimos experiementarlo, nos pareció muy interesante. Más adelante, otra cronista de nuestro team les contará cómo le fue con las proyecciones de los musicales, aquí, haremos foco en lo que los pequeños de la familia pudieron vivir en este ícono de los bosques palermitanos.
Es importante destacar que ahora, el planetario funciona en modo óptico (puede mostrar un millón de estrellas más que los convencionales, posee lámparas LED y su instrumento de 32 lentes garantiza la máxima calidad de proyección que se recuerde) o en video inmersivo.

Estuvimos allí viendo el programa "Supernovas Company" + "Víctor y Garu" que pertenece a este último grupo de espectáculos. Alta resolución, con sistema DigitalSky II de Sky-Skan, video full dome de avanzada que subre la cúpula semiesférica en forma COMPLETA. Ya les anticipamos, es un lujo. Desde las renovadas butacas se puede apreciar un entorno inmersivo con definición, color, por momentos funcionando en un 3D dibujado pero con llamativa profundidad.

Los chicos entonces pudieron disfrutar de un programa simple, pero efectivo. Las dos realizaciones no tienen mayor atractivo que el formato en el que están presentados. Es cierto que uno puede pensar en títulos para esta sección de BAFICI con más peso, pero más allá de que la elección de estos cortos no nos pareció de interés, sí es cierto que la experiencia de vivir el Planetario en su modo full dome hace valiosa la visita.

A ver, los más pequeños de la familia puede que acompañen el devenir de las dos historias (recomendadas para chicos de más de 5 años, quizás "Víctor y Garu" pueda ser para menos edad), pero para el adulto que vive el programa, no hay mucho dentro sus argumentos para entretenerlo. Esto no pasa en otros títulos de esta sección. Lo cierto es que sin dudas, no importa tanto en esta oportunidad (el Planetario reabrió sus puertas en marzo de este año después de mucho tiempo de refacción) lo que se ve, sino cómo y dónde se ve.

           

Una elección válida, si, para que los chicos conozcan la experiencia de vivir este nuevo espacio restaurado. Más allá del espectáculo que hayan elegido, estar mirando las estrellas desde las cómodas butacas 4D (poseen un control en el apoya brazos con muchos botones que no presionamos!) con vibración de distinto tipo acorde a los vaivenes de lo que se veía en la cúpula... era un espectáculo en sí mismo. Nuestra cronista invitada, Luz de los Angeles, mi hija, que posó con el Planetario de fondo, aprobó la propuesta aunque la vio demasiado simple...

Más allá de BAFICI /TO, y tengan o no chicos, hay que visitar este lugar. La renovación le vino de primera. No dejen de ir.

Victoria tuvo otra elegida de esta sección de la que vale la pena leer:

Otra de las películas que se proyectaron en este marco es Lotte y el secreto de la piedra lunar.


Lotte es una niña inquieta y aventurera (en realidad es un perro, pero todos los personajes son animales humanizados, al mejor estilo Disney, así que no voy a aclarar de qué especie es cada uno). Vive en un pueblo de cuento, rodeado de un bosque, y donde una luciérnaga es quien se encarga de que todos vayan a dormir a horario.
Una noche, unos extraños visitantes generan un alboroto, y así Lotte se encuentra con su tío Klaus, un gran aventurero, que posee una rara y a la vez atractiva piedra, fruto de una de sus expediciones. Le cuenta a su sobrina que en realidad eran 3 piedras, lo que basta para que el inquieto espíritu de la niña insista en salir a buscarlas. Mientras tanto, los visitantes oyen la idea, ya que ellos también están buscando las famosas piedras, y deciden seguir a Lotte y a su tío.
La película cuenta el camino, no libre de tropiezos,  hacia la recuperación de las famosas piedras, en una historia con toques surrealistas y oníricos (la niña recorre uno de sus propios sueños en busca de una respuesta, por ejemplo). Los personajes son dibujos de ojos enormes y  trazos simples, como los de las viejas animaciones, pero se mueven en escenarios mucho más elaborados, que imitan bastante la realidad. Y es que en el festival se exhibe una copia en 2D, pero la película también fue realizada en 3D, y para nuestros ojos ya entrenados, eso se nota en los detalles de los fondos.
Es entretenida, está bien hecha, y a los chicos les gusta.
Lo que hay que aclarar a los papás, es que en este festival  las películas se proyectan en copias en inglés, con subtítulos en castellano, pero no hay opción de películas dobladas. Señalo esto porque es el comentario que escuché mientras salíamos de la sala (en función para el público).