Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 59 invitados conectado

#34MDQFilmFest AUTORES (parte 2) (III)

Seguimos desde #MDQ2019 y ahora compartimos dos de los títulos más fuertes de la muestra, que próximamente tendrán estreno comercial en nuestro país.

JO JO RABBIT de Taika Waititi ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ✩ ✩

Hay quienes sostienen que sobre ciertos temas, mejor no hacer humor. Hay temas que siguen siendo tabú o a los que se les debe guardar cierto respeto para no herir ningún tipo de susceptibilidades.

Si bien sobre el tema de la segunda guerra mundial se han hecho todo tipo de adaptaciones a través de todos los géneros, la acidez y el humor que le imprime Taika Waititi a esta película nos permitiría afirmar que es perfectamente posible hacer humor aún con temas tan sensibles y que un niño en plena Alemania Nazi tenga como amigo imaginario a Adolf Hitler.

Si bien esta idea se sostiene gracias a momentos de humor desopilante que plantea el guion del propio Waititi basado en una novela de Christine Leunens, “JO JO RABBIT” tiene mucho más que un ritmo de comedia disparatada.

En el personaje de JoJo anidan, velados por este humor, las más profundas contradicciones entre un fuerte nacionalismo –su obsesión por la causa nazi- y las situaciones que acontecen periféricamente.

Waititi pinta de un tono de sátira algunos momentos que sin ese humor serían sumamente trágicos pero, al mismo tiempo, sorprende en unas cuantas escenas que aborda con una contundencia dramática tal que nos recuerda que, si bien aparece el humor y está presente a lo largo de todo el filme, jamás se está menospreciando todo lo acontecido.

El delicioso tono de fábula con el que se recorre sobre todo la primera mitad del filme, donde además el pequeño JoJo es enviado a un campamento infantil, hacen recordar irremediablemente al “Moonrise Kingdom” de Wes Anderson.

No solamente “JO JO RABBIT” funciona por un guion inteligente y arriesgado, novedoso y creativo sino porque el trabajo de casting realizado para quien da vida a JoJo (Roman Griffin Davis) y a la adolescente judía que su madre esconde en la casa (Thomsin Mc Kenzie) es excelente y ambos intérprete son piezas fundamentales para que todo funcione, con una espontaneidad y una química que trasunta la pantalla.

Waititi juega y se divierte en esa gran composición de un Hitler diferente y en el elenco se destacan (y mucho!) Sam Rockwell, Scarlett Johansson y Rebel Wilson.

No podemos dejar de mencionar el brillante trabajo de diseño de arte de Radek Hanák y Ondrej Lipensky, el trabajo de fotografía de Mihai Malaimare y el diseño de vestuario de Mayes Rubeo, todos rubros técnicos que con su verdadero afán de perfección elevan la calidad del producto final.

HUERFANOS DE BROOKLYN de Edward Norton ★ ★ ★ ★ ★ ★ ✩ ✩ ✩ ✩

Detectives privados, alma de blues tan típica de los barrios donde la historia transcurre, chantajes, algo de mafia, y una particular historia de amor conforman el relato del cine más clásico del que Norton abreva en su primer película como director en “HUÉRFANOS DE BROOKLYN”.

Obviamente si bien hay una estructura del clásico policial negro sobre el que se plantean todas las bases de la trama, Norton juega con algunos giros diferentes pero no alcanzan para una película que se torna discursiva, extensa, sumamente explicativa y con un ritmo que no la favorece.

Quizás a cambio de unos diálogos farragosos, tupidos, hiperverbalizados, hubiese sido efectivo contraponer algo del lenguaje cinematográfico que supiera reemplazar esa sobreabundancia de palabras por las que se juega el guion del propio Norton (con múltiples responsabilidades dentro del film) adaptando una novela de Jonathan Lethern.

Es interesante el planteo que va surgiendo sobre los mecanismos del poder y su tono de denuncia, pero la realidad es que nada de lo que plantea es nuevo y sobre todo el personaje de Norton, parece hecho para que el propio director se luzca con una de esas criaturas fácilmente oscarizables a la que Norton (con notables trabajos en “La verdad desnuda” “El club de la pelea” “Birdman” “La hora 25” y tantos otros) le suma unos tics molestos que buscan empatizar con el espectador menos exigente, imperdonables para un actor de su talla.

En su mirada como director, conduce un elenco que sabe lo que hace y su puesta en escena jamás se aparta de los cánones y las recetas más clásicas del género.

Alec Baldwin, Bruce Willis en una pequeña intervención, Bobby Cannavale y la participación de Williem Dafoe conforman un notable elenco para este primer trabajo de Norton como director que no sobresale de la media de cualquier policial negro que se precie de un buen producto mainstream, pero que tampoco desentona demasiado, excepto por su profunda falta de síntesis que hace que, indudablemente, a “HUÉRFANOS DE BROOKLYN” le sobren, por lo menos, veinte minutos.