Get Adobe Flash player

El cine de los ochenta en un libro.

La colección CINE POP dirigida por Leonardo D’Esposito sigue creciendo.

La serie de libros enfocados en el cine, editada por Paidós y que tiene como director al crítico y periodista especializado Leonardo D’Esposito, agregó un tomo dedicado al cine de los años ochenta firmado por Sebastián De Caro.

A diferencia de los anteriores, la elección de De Caro de hablar en primera persona e incorporando anécdotas personales, entorpecen tal vez el disfrute de los relatos sobre las películas que signaron con “chicle y neón” una industria.

Justamente ese “La máquina de chicle y neón. Los tanques de los ‘80” es el título de un libro que recorre títulos emblemáticos de la década con erudición y pasión, algo que ya habíamos visto en “SuperHollywood” libro también de la colección, en el que Juan Manuel Domínguez demostraba todo su conocimiento.

A la falta de humor (presente en “Amar como en el cine” y “Cine en pijamas”, de Natalia Trzenko y Fernada Mugica, y Maia Debowicz, respectivamente) el libro transita en algunos casos la obsesión del autor por el cine sin dar tregua ni respiro al lector.

La abrumada cantidad de datos volcados imposibilita un disfrute pleno de la lectura, aunque en los espacios de entrevista, esa erudición potenciada, se relaja y ofrece un espacio de reflexión mucho más tranquilo.

Dentro de ese apartado, que de alguna manera ordena la información entre capítulo y capítulo, una imprescindible entrevista a Ángel Faretta en la que, entre otras cosas, dispara “Oliver Stone es un imbécil”. Antológico.

Entre esas dos líneas De Caro construye su historia de amor con la pantalla, una pasión que no sabe de horarios, de mesura, y mucho menos de falta de devoción.

“La máquina de chicle y neón. Los tanques de los ‘80”, colección CINE POP de Paidós.