Get Adobe Flash player

"La Gran Estafa": la Selección en el casino

Oceans-Eleven_1_Ew

Cuatro años en la cárcel no le bastaron a Daniel Ocean (George Clooney) para regenerar su comportamiento, por más promesas que haya hecho, desde un primer momento, sabemos que no las va a cumplir.

Y menos aún si su compañero de andanzas es Brad Pitt. Cuatro años en la cárcel no le bastaron a Daniel Ocean para dejar de pensar en robos, desfalcos, chantajes, timos, artimañas, y mucho menos para pensar en una “gran estafa”.

¿Que cuál es esta gran estafa?, robar la bóveda de “Mirage”, “Bellaggio” y “MGM Grand”, los tres casinos más importantes de Las Vegas y alzarse con 150 millones de dólares.

Oceans_Eleven_2_Ew

¿Es viable su idea?, sólo si puede conformar un grupo de ladrones (once, a los que alude el título original del filme) capaces de soportar las más arriesgadas situaciones, yendo de un trapecista chino a un carterista, pasando por un viejo apostador, un croupier, un experto en explosivos, un as de la informática y las telecomunicaciones, hasta un magnate multimillonario.

¿Pero por qué decide Daniel Ocean realizar el robo? Según sus propias palabras, porque sí. Pero luego nos enteraremos que en realidad es una complicada misión para poder recuperar a Tess (Julia Roberts), su ex-esposa, quien sale con Terry Benedictino (Andy García), oh! Que casualidad, el encargado de “Mirage”, “Bellaggio” y “MGM Grand”, los tres casinos más importantes de Las Vegas.

oceans_eleven_3_Ew

Steven Soderbergh demostró su habilidad para la comedia de acción en esta remake en la que retrata a los personajes con simpleza y a la vez complejidad, imponiendole al filme una estética (barridos, banda sonora, panorámicas) de película de acción de los años setenta.

Reinventa al clásico del clan Sinatra, logrando una fusión entre “Perros de la Calle” y alguna novela de Elmore Leonard. “La Gran Estafa” (USA, 2001) funciona como pasatiempo, pero además logra mantenernos por dos horas dentro de un mundo corrompido, que bajo la mirada de Steven Soderbergh, y con las actuaciones de grandes actores (no sólo los anteriormente mencionados, sino también Elliot Gould, por ejemplo) resulta fascinante, glamoroso y encantador.

Ultima actualización (Viernes 20 de Junio de 2014 21:29)