Get Adobe Flash player

"The Majestic": el palacio de la memoria

the_majestic_1_Ew

Si a todo el mundo le gusta el cine, y Hollywood es la ciudad en la que se hace el cine, entonces Hollywood es la ciudad de todos”. Esta frase pertenece a Peter Appleton (Jim Carrey), un guionista de clase B de dicha ciudad, a quien el destino le realizará una mala jugada.

¿Cuál? Que se lo confunda con un comunista en la época de la caza de brujas y que para colmo sufra un accidente con su automóvil en el cual perderá la memoria. Pero hasta ahí todo lo malo que le podría llegar a suceder.

Por que el hecho de que haya perdido su memoria le posibilita ingresar en un pequeño universo paralelo de este mundo llamado Lawson. Lawson es una pequeña ciudad estadounidense afligida.

the_majestic_2_EW

El dolor se nota no sólo en las caras de los habitantes sino en la atmósfera del lugar. Y la principal causa de esta aflicción es haber perdido 62 jóvenes durante la Segunda Guerra Mundial. Hecho que fue reconocido por el mismísimo Hoover, por lo que decidió mandar al pueblito un monumento a los caídos que permanece oculto y olvidado en el sótano del edificio de alcaldía.

Es que más allá del admirable gesto del presidente, nadie quiere que diariamente ese monumento recuerde aún más el dolor de todo el pueblo. ¿Y cómo es que entra un guionista en el pequeño Lawson? Pues al perder la memoria es llevado de la fría playa en la que estaba inconsciente al pueblito. Allí los habitantes rápidamente le ofrecerán su hospitalidad, y esto se hará aún más notorio cuando a Peter Appleton lo confundan con Albert Lucas Trimble, o mejor dicho con Luke, uno de los pródigos hijos de Lawson desaparecidos en acción.

the_majestic_3_EW

Así Luke/Peter comenzará poco a poco a vivir en medio de su amnesia la vida de otro, una vida completamente diferente y sin ningún tipo de apremios. Una vida llena de alegría, amor, ilusiones y esperanza. Una vida iluminada, completamente diferente a aquella que tenía en Los Ángeles. Pero curiosamente, en esta nueva vida, Luke/Peter, también tiene algo que ver con el cine. Su supuesto padre posee un viejo cine en estado lamentable.

“El Majestic”. Otrora un palacio del entretenimiento. Hoy una ruina que apenas se puede mantener en pie. Aquí comienza otra película, una que rinde homenaje a grandes filmes y que encuentra en “Cinema Paradiso” cierto remanso de creación.

“El majestic” pasa de ser un filme sobre alguien con problemas de identidad a ser una película acerca de los sueños y de la fuerza colectiva en la que la lucha por recuperar el viejo cine es el motor.

Ultima actualización (Martes 17 de Junio de 2014 19:53)