Get Adobe Flash player

"La Gran Estafa": la Selección en el casino

Oceans-Eleven_1_Ew

Cuatro años en la cárcel no le bastaron a Daniel Ocean (George Clooney) para regenerar su comportamiento, por más promesas que haya hecho, desde un primer momento, sabemos que no las va a cumplir.

Y menos aún si su compañero de andanzas es Brad Pitt. Cuatro años en la cárcel no le bastaron a Daniel Ocean para dejar de pensar en robos, desfalcos, chantajes, timos, artimañas, y mucho menos para pensar en una “gran estafa”.

Ultima actualización (Viernes 20 de Junio de 2014 21:29)

 

"Buried": la prisión bajo tierra

buried_1_ew

Rara vez un crítico pierde las formas al comentar una película. Puede suceder que haya aspectos relevantes de la cinta que lo hayan conmovido, y está bien ponerlos de relieve. El tema es que las emociones, rara vez aparecen escritas en letras de molde, y hay que aceptar que es una de las convenciones a la hora de analizar las características de lo que ve. Sin embargo, a veces eso no sucede.

Y uno puede dejarse llevar por algo, desde la pantalla, que apela a sus sentidos. Que hace latir el corazón más fuerte. Les voy hablar entonces, de un film que ofrece 95 minutos increíbles, registrados en la más profunda oscuridad, debajo de la tierra. Más precisamente dentro de un ataúd. En tiempo real. Hablo de "Buried", por supuesto. Uno de las cintas más claustrofóbicas que haya dado el cine de suspenso en los últimos 50 años.

 

"A Nighmare on Elm Street" (Pesadilla en lo profundo de la noche): Dulces sueños

EWPesadilla1

Tina corre por el pasillo de una fábrica, él la persigue, sus garras rechinan contra los metales, ella se asusta, grita... despierta. Todo fue un mal sueño, pero su camisón está rasgado, algo anda mal.

Así comienza uno de los clásicos del terror más recordados de los años ’80. Pesadilla en lo profundo de la noche (o simplemente Pesadilla como es recordada) fue un éxito allá por 1984, y con sus seis continuaciones, un spin-off, y una remake, no tardó en hacerse un clásico emblemático. Cómo no, su apuesta era segura, que mejor idea que un asesino que acecha en los sueños. Ese lugar que es un incógnito, en donde uno no se puede defender.

 
Más artículos...