Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 25 invitados conectado

"Fuera de control": la televisión bajo la lupa

En tiempos donde el humor está bastante desprestigiado y cualquiera se cree gracioso y con la capacidad de montar su propio e improvisado monólogo de stand up, cuando por las redes sociales se confunde a mediáticos youtubers con verdaderos humoristas, hay espacios en donde se vuelve a rescatar que el humor es cosa seria y que hacer reír no es tarea para nada fácil.

En “Buenas Artes Social Club”, el espacio codirigido por Silvia Kanter, quien tiene una amplia y reconocida trayectoria como docente de seminarios de humor y maestra de comicidad de jóvenes y adultos, se presenta todos los viernes “FUERA DE CONTROL”.

Este es un espectáculo de humor –precisamente- en donde la televisión se pone bajo la lupa de tres humoristas que, manejando registros muy variados, nos ofrecerán su propia visión sobre un producto tan masivo y de tanta penetración como es la televisión en nuestros días.

Ya desde el hall del teatro, con dos televisores antiguos encendidos, aquellos que disparaban rayas blancas sobre un fondo gris hasta que encontrábamos el ajuste preciso, nos vamos preparando y entrando en clima para la propuesta.

El programa de mano, con forma de control remoto y de una calidad de diseño inusual para las propuestas de teatro independiente, habla de un equipo de trabajo que se ha preocupado por no dejar librado al azar ningún detalle. Y eso es lo que se respira en “FUERA DE CONTROL”, un trabajo hecho con pasión y con especial esmero en que el público pueda disfrutar de cada uno de los detalles que la propuesta le tiene reservado al espectador.

El trio METENTÉ, conformado por Adriano Monferolli, Fernando Ricco y Pedro Galván ha elaborado un texto (junto con Silvia Kanter, directora del espectáculo) que desde el humor, nos brinda una mirada crítica y satírica disparada sobre los productos televisivos que ya son todo un estereotipo conocido por todos nosotros, ya sea en los canales de aire o en la televisión por cable.

Mediante la aguda mirada que tiene el texto sobre la televisión actual, podemos reconocer muy fácilmente a los personajes y programas televisivos representados en cada uno de los sketches, y desde ahí poder reírnos de lo que nosotros mismos consumimos diariamente en la “caja boba”. Incluyen además al mundo de la publicidad que utilizan para abrir el espectáculo y como separadores antes del cierre.

Lo que sigue es un pequeño festival en donde se irá recorriendo en cada escena, toda la programación del día (desde “Despertate con Mingo” hasta el cierre de la transmisión con “Acostate con Mingo”), pasando por el programa cultural (“Films & Ass” con una propuesta de ballet), el infaltable programa de búsqueda de talentos (con un baterista muy particular) y el típico programa de recetas de cocina (La Cocina de Majamed Aji –quizás el único que necesitaría un pulido en el texto para estar a nivel de todos los restantes cuadros-).

El trío va desde el humor más familiar al más zafado, pasando por las imitaciones y los cuadros con doblaje, en donde despliegan una notable exactitud y una sincronicidad meticulosamente trabajada, logrando el efecto buscado y el pleno disfrute desde la platea. Y son justamente aquellos sketches donde la mirada es más políticamente incorrecta, más mordaz y más delirante, en donde los protagonistas más se lucen.

Aún con el riesgo de trabajar permanentemente en un registro que les exige estar pendientes de no desbordarse, los tres humoristas por igual, logran manejar la energía a la perfección y brillar en los momentos más disparatados.

Fernando Ricco se luce como el conductor de un programa de Yoga que frente a cámara tiene los chacras bien alineados pero una doble cara cuando se apaga la luz. Esto le permite a Ricco un registro diferente al resto del espectáculo y que lo aprovecha al máximo.

Adriano Monferolli compone a una animadora de programas infantiles absolutamente desopilante: imposible resistirse a la carcajada que explota inmediatamente en uno de los cuadros mejor logrados: “La Jungla de Paola”, el estereotipo de la conductora despistada que, acompañada por dos animalitos (Oso-Buco y Jirafafafa) intentan vender un exótico merchandising del propio programa. Pedro Galván es quien tiene el registro más payasesco y de caricatura.

Su fuerte está en los cuadros de doblaje (brilla absolutamente en el cuadro del Gaucho haciendo de un chinita irresistible) y en el humor más físico. No faltarán los programas de chimentos y el típico conductor machista y misógino representados en “Ensiestate con Norberto” y el espacio para el documental histórico con un delirante encuentro entre San Martin y Belgrano.

En el cuadro del festival de folklore “Aquí Kiosquín” el texto se pone en relieve y se vuelve a lucir con los juegos de palabras que fueron base de “Lengua G” otra de las propuestas de humor que fue presentada hace un par de temporadas en el mismo teatro. Es importante destacar el trabajo de producción, la idea creativa con la que Alberto Lopez Castell resolvió el vestuario y la escenografía de la propuesta y hasta el pequeño placer que se da el trío de ser entrevistados por Guillermo “el pelado” Lopez y las voces en off de Aldo Pastur y Roly Serrano.

Pasando entonces por diversos registros, desde el humor más familiar, el doble sentido, el juego de palabras, la ironía y la crítica voraz a un medio tan polémico, los actores se desdoblan en múltiples personajes y la mano segura de Kanter en la dirección hace que “FUERA DE CONTROL” sea un espectáculo de humor que se disfruta de principio a fin.