«Albert Nobbs»: El secreto está en el personal

Tiempo de lectura: 3 minutos

Sabiendo que Glenn Close estaba nominada al Óscar como Mejor Actriz de nuevo y que su coestrella Janet McTeer se había llevado el mismo honor en la categoría de Mejor Actriz de Reparto, fui con todas las expectativas. Y creo que en las actuaciones realmente está la joya de esta película.
En una época de crisis y pocas ofertas de trabajo en Irlanda, una mujer se hace pasar por hombre para trabajar como Mayordomo en una posada muy prestigiosa y va ahorrando para poder tener su propia casa de café.

Glenn nos muestra un Albert prolijo y metódico que pasó de resignarse a disfrutar lo que hace. Casi con la inocencia y romanticismo de un niño, irá construyendo este relato.
El drama termina de cerrarse cuando conoce a un pintor que resulta ser una mujer en la misma situación que ella. Janet realmente está brillante. La diferencia es que ella lo llevó más lejos y está casado. Será ese nexo, el sentir que alguien entiende lo que le sucede, lo que hará que Albert se vaya soltando.


Pero mientras tanto el triángulo se teje en otra dirección y una chica que elige Albert para llenarla de atenciones (correcta Mia Wasikowska) estará entre la pena que le genera él y la pasión que encuentra en otros brazos. Ella será manipulada por un lado y le importará poco por otro.
La tragedia es inevitable en ese contexto, en esas situaciones. Es el mundo sin amor que retrataban films como “Las noches de Cabiria” o “La Strada” y sí, no habrá una pizca de felicidad para el resto.
Ahora bien, para ser sinceros, las actuaciones y el maquillaje junto con la ambientación son impecables, pero la película por momentos sugiere demasiado y no termina de redondear la fuerza necesaria para moldear un drama de alto nivel. Elementos los tiene, desde ya que la historia es muy interesante, pero el tratamiento del guión y la caída en algunos lugares previsibles, empañan lo que podría ser un film inolvidable.

Rodrigo García, quien dirigió la serie In Treatment y es conocido por films como “Madres e hijas”, en este caso deja que los actores y actrices tomen las riendas y responsabilidad pero por momentos su elección no fluye como es debido y esa libertad creativa no termina de aunarse y cerrar la historia con la altura a la que invitaban los acontecimientos narrados en el libro original. Como que eran (simplificando la idea), muchos papeles con gran fuerza y complejidad generando en cierta manera una historia promedio y colorida, nada más. Esa es falla del director, estoy segura.
Aún así y lamento decirlo porque adoro a Meryl Streep, creo que Glen y Janet se merecían ganar. Grandes actuaciones.

El trailer que insertamos aquí es el español, en unas horas les traemos el subtitulado, gentileza de la distribuidora:

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email