capitan_1_Ew

«Capitán América and the Winter Soldier»: Marvel recarga al primer vengador

Tiempo de lectura: 6 minutos

capitan_1_Ew

Apoyándose en la exitosa potencia que recientemente Marvel ha logrado en la pantalla grande, y permitiendo el crossover entre las franquicias, “Capitán América y el Soldado del Invierno” (USA, 2014) se erige como una película de entretenimiento total que toma lo mejor de diferentes géneros y sale victoriosa.

Nuevamente la historia de Steve Rogers (Chris Evans), el aspirante a soldado que fue intervenido biológicamente para convertirse en héroe y que luego de años de estar congelado despierta en un mundo totalmente diferente, atrapa y virará hacia la teoría de la conspiración cuando la sombra de la duda caiga sobre S.H.I.E.L.D y deberá enfrentarse a un nuevo villano poderoso.

Acompañado por Black Widow (impecable Scarlett Johansson), Falcon (Anthony Mackye) y Marie (Cobie Smulders) en un juego de intrigas y dudas (en el que nadie se fía del otro), tratará de encontrar y recuperar el honor de la organización a la que se integró para luchar contra el mal y ver qué quiere para su futuro.

capitan_4_Ew

Curiosa parábola de nuestros tiempos, en esta película la desconfianza por las instituciones se refleja desde el primer minuto de la cinta. En un momento en el que los cuestionamientos sobre la entidad y entereza de ancestrales estructuras jerárquicas, qué más difícil para los héroes de esta cinta que luchar contra sus propios compañeros.

“Creía que había hecho lo correcto, pero ahora ya ni sé” dice Black Widow y suma Steve Roger “Desde que tengo memoria siempre quise hacer lo correcto, ahora ya ni sé qué es eso”, cuando todo comienza a complicarse y ambos son perseguidos, imponiendo una lógica que imperará en todo el filme tras la persecución y la búsqueda de una solución o Deus ex machina que nunca llega.

Con Nick Fury (Samuel Jackson) de baja, el secretario Pierce (Robert Redford, interpretando uno de los pocos malvados de su carrera) tratará de llevar adelante desde S.H.I.E.L.D. un siniestro plan para recuperar la genealogía impartida por Arnim Zola (Toby Jones).

Según ésta se puede rastrear el pasado de las personas para predecir su futuro y con esta simple ecuación o algoritmo (conocido como el algoritmo de Zora) los targets humanos que H.Y.D.R.A ahora manejando S.H.I.E.L.D. querrá eliminar sin dejar rastro, deberán ser “protegidos” por el Capitán y sus aliados.

capitan_5_ew

Los hermanos Anthony y Joe Russo en medio de toda la teoría conspirativa, un tanto rebuscada por cierto, logran imponer con una edición vertiginosa, principalmente en las increíbles escenas de persecución automovilística (una de ellas muy similar a la de Matrix Reloaded) y en las estilizadas y coreografiadas peleas “mano a mano” entre EL villano a derrotar del filme “el soldado del invierno” (Sebastian Stan), una hiperpoderosa y misteriosa máquina de la muerte, con un pasado muy cercano al del Capitán América.

Los 137 minutos de duración, que en otra historia pueden parecer hasta arriesgados, pueden jugarle en contra para atraer al público más infantil a los cines, pero son necesarios para ir develando los giros detrás de una trama que se complejiza paso a paso y que en ningún momento decae y que introduce el punchline para cerrar muchas de sus escenas.

Gran apuesta narrativa, el filme cumple con todas las premisas que uno busca a la hora de enfrentarse a este género, entretener y sorprender.

Anexo de Crítica por Rodrigo Chavero

El universo Marvel sigue girando y luego de la segunda entrega de «Thor», llega el turno del Capitán América. Ya sabemos que habrá «Avengers 2», «Iron Man 4» (apuesten que sí) y mucho, mucho más… Han sido enormes éxitos de taquilla y las posibilidades de este tiempo son ideales para lo que proponen estas franquicias, hay herramientas digitales que hacen posible lo inimaginable hace unas décadas atrás y los estudios lo saben y lo aprovechan al máximo. Lo cierto es que, en cierta manera, están fuera de discusión.

Sus fans las aman y las protegen, el público corriente agota entradas y sus detractores, tienen poco espacio y tema para presentar batalla. Está bien. Vamos al cine, entre otras cosas para entrenernos. Y si algo ha demostrado Marvel, en esta etapa, es que sus propuestas tienen sobrados elementos para que la pasemos bien: historias heroicas, trabajo de equipo, adecuado tratamiento del humor y espectacularidad visual.

La segunda entrega de Capitán América posee todas esas características y las despliega tan bien, que logra interesar a quienes incluso no lo tienen entre sus personajes favoritos. Piensen que si bien es «el primer Avenger», lo cierto es que es el menos «global» y el más resistido ideológicamente del grupo para las audiencias fuera de EEUU, así que ese no es un detalle menor.

Con un aceptable guión de Christopher Marcus y Stephen McFeely, Joe y Anthony Russo se propusieron que Steve Rogers (Chris Evans) tuviera una aventura completa a su disposición (en la primera entrega, la explicación de su origen le quitó ritmo y vuelo a la historia) y que mostrara una personalidad más definida, menos «tibia» y potenciara el carisma natural de su protagonista.

capitan_2_Ew

La trama no corresponde punto a punto con el comic del mismo nombre de Ed Brubaker del 2005 (responsable del resurgimiento en papel de este vengador con ideas frescas), pero tiene mucho de su perspectiva y eso se agradece. S.H.I.E.L.D ejecuta un operativo en un buque tomado por terroristas.

Steve y Natasha (o Capitán América y Black Widow, como siempre Scarlett Johansson) con su equipo abordan el navío y detienen a los atacantes sin mayores problemas. Sin embargo, nuestro héroe ve que su compañera graba la información que encuentra en un ordenador y se molesta: cada uno tiene una tarea asignada y este tipo de conducta pone en riesgo al grupo.

Luego de alguna discusión con Nick Fury (Samuel L.Jackson) por el tema (cuántos secretos habrá en esta peli!), las cosas se complican: un atentado posterior demuestra que la organización puede estar infiltrada y nuestro dúo deberá escapar hasta demostrar su inocencia y descubrir qué sucede realmente, detrás de la fachada de S.H.I.E.L.D. La máxima autoridad de la agencia es nada menos que Alexander Pierce (Robert Redford) y hay que prestar mucha atención a sus movimientos.

Donde los Russo demuelen, es en haber «bajado» al Capitán América a la tierra para volverlo físico, potente y operativo (presten atención al uso del escudo).

capitan_3_Ew

En esta oportunidad, tendrás persecusiones a pie y en vehículos, balaceras a granel, explosiones, combate mano a mano y mucho más. En ese sentido, la acción está al servicio de la trama y la misma funciona bastante bien. Evans bucea en su personaje tratando de alumbrar sus contradicciones de soldado, la falta de adaptación a los tiempos que le toca vivir y otras emociones que conviene no anticipar y se lo ve natural y confiado.

Esta vez, el traje le queda bien. A lo largo de más de 120 minutos, «Capitán América y el Soldado del Invierno» mostrará que esta fase 2 de Marvel para sus superhérores está aceitada y funciona sólida individualmente, más allá de que siempre esté presente que conforma un universo en el cual otras personajes seguirán entrelazando caminos a lo largo de los próximos años.

En el debe, algunos secundarios no están delineados a la altura del evento (Falcon aparece demasiado rápido y no hay mucho detalle sobre su equipamiento) y el misterio detrás del desarrollo de Hydra en el caso del despiadado y métodico asesino, no genera la altura dramática que quizás pudiera tener.

Son detalles, pero hay que tenerlos en cuenta. Sinceramente, la primera entrega de este nuevo Rogers no me gustó, pero este thriller tecnológico, un tanto oscuro, pero ajustado y de impecable factura técnica, me parece un paso adelante para este vengador. Muy entretenida y recomendable.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email