«Esos colores que llevás»: la bandera idolatrada

Tiempo de lectura: 3 minutos

Antes que nada quiero aclarar que tengo menos fútbol que la Revista Para Ti, pero eso no es excusa ni impedimento para asistir al cine a ver un filme como “ESOS COLORES QUE LLEVAS” de Federico Peretti. Siempre es reconfortante rememorar una épica como la que fue la construcción de la bandera más grande del mundo de un equipo de fútbol.

La película arranca con el plano de una máquina de coser que une telas. En este caso las de los colores de River Plate, pero bien podrían ser las de los colores de la patria. Es que para un hincha de fútbol está primero su equipo de fútbol y luego su país, o viceversa. Tampoco es la idea ver si nació primero el huevo o la gallina. Pero si de gallinas se trata, los simpatizantes de River realizaron en octubre del año 2012, más precisamente el día ocho,  una ardua tarea, que fue la de desplegar la bandera del equipo desde Figueroa Alcorta y Alvear (donde se ubicaba el viejo estadio de River Plate) hasta el barrio de Nuñez en donde se encuentra el Estadio Monumental.

El cómo se llega a ese día es lo que cuenta la película, desde la idea germinal hasta la finalización y concreción del proyecto.

Narrada con la estructura clásica del documental (cámara en 45 grados al entrevistado e imágenes de archivo) el periplo hasta la entrada de la acción en el libro de los Récords Guinnes es contado en primera persona por sus protagonistas (los simpatizantes), apuntalados en los testimonios de un grupo de figuras emblemáticas del equipo como Amadeo Carrizo, Ariel Ortega, Matías Almeyda, Enzo Francescoli, y el Beto Alonso entre muchos otros y la utilización de imágenes mediatizadas de cadenas televisivas mundiales que se hicieron eco del acontecimiento. Además el director utiliza a un sociólogo y una especialista en neurociencias para darle entidad académica a la película.

El sentimiento de los hinchas va in crescendo con el correr de los minutos. Los cantos de barra a la hora del día “La más larga la tienen las gallinas”, “Soy de river” y la música de murga acompañan las imágenes de cómo se llegó a construir y a medir la bandera más larga del mundo (7829,74 metros y 2500 kilogramos).

Por un momento nos olvidamos que se cuenta la historia de la bandera de River Plate y asistimos a una historia de pasión, amistad y superación de objetivos. La estructura lineal hace que uno festeje cada progreso que el grupo de costureros (que estaban en Zárate y semana a semana en pequeños autos traían las telas) logra, como así también la inteligencia emocional puesta a la hora del día cuando se superan obstáculos (por ejemplo levantar 2,5 toneladas de tela entre 100 personas).


Esta es la historia de un grupo de fanáticos que gracias al apoyo de 120 mil personas hicieron de un sueño el mayor apoyo que se le pudo dar al equipo en su “etapa negra”, tal como lo relatan en la pantalla, y justamente ese  período en el que River Plate estuvo en la segunda división es sobre lo que no se habla. Los hinchas prefieren seguir con su fiesta y su pasión.

En palabras de Sergio Goycoechea (ex arquero del equipo) esta es la historia de “una pasión sincera, sin partidos ni competencia”. Si en algún momento de la película uno de los fanáticos dice “tanto amor lo hicimos bandera”,  “Esos colores que llevas” es la puesta en pantalla grande de esa pasión y amor. Se preestrenó para más de 12 mil personas en el Luna Park y ahora, la podés ver en los Espacios INCAA de todo el país. En Buenos Aires, podés hacerlo en el Arte Cinema de Constitución.. Si sos de la banda, es tu película!

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email