francofonia_1_ew

«Francofonia, le Louvre sous»: el arte en tiempos de guerra

Tiempo de lectura: 4 minutos

francofonia_1_ew

El director de “El arca rusa”, Alexander Sokurov, se centra ahora en la Francia de la Segunda Guerra Mundial, más específicamente en el 14 de junio de 1949, cuando Hitler entra a París.

De acá parte para reflexionar sobre el Louvre, su historia y la relación entre el director de museos de Francia, Jacques Jaujard, y el Conde Franz Wolf-Metternich, militar encargado de asegurar que todo el arte atesorado en Francia pasara a mano de los nazis.

“Francofonia” es un ensayo personal –habla en primera persona, se incluye en el relato como el director que es; recuerda hechos, no se limita a contarlos de manera académica- poético y reflexivo que explora no sólo el pasado, sino también el presente.

francofonia_2_ew

Un documental con ciertas inclusiones de ficción, como los diálogos entre los dos protagonistas mencionados anteriormente. A nivel histórico aporta una mirada interesante, más específica, sobre aquel momento.

Pero más allá de que el centro del film es sin dudas el Museo del Louvre, el director enfoca más en su importancia, en el lugar que ocupa, que en el museo en sí, o en sus obras, que apenas aparecen. A nivel visual, entre imágenes de archivo y otras recreadas, el film es donde encuentra su punto álgido.

Un film interesante y poético pero que depende demasiado de un espectador avezado, como por ejemplo cuando hace guiños a otras películas, incluyendo las suyas, haciendo que parte se quede afuera.

francofonia_3_ew

Es un film complejo, bello, a veces demasiado metafórico, pero además de una pretensión que lo terminan tornando frío, distante, difícil de conectar emocionalmente con él. No obstante se aprecia esta reflexión sobre el arte, su utilidad y que muestre los esfuerzos que a veces se han llevado a cabo para poder conservarlo.

Una propuesta sin dudas arriesgada y valiente. “Todo el universo define una obra. Y sólo la guerra decidirá en qué lugar termina”.

Anexo de Crítica por Rolando Gallego

En el último tiempo, el cine documental, o aquel que al menos linda con la documentación sobre museos y su relación con la historia, ha generado un sinfín de productos que forjaron el interés de los espectadores por conocer más detalles sobre la erudición que estos espacios generan en ellos. Qué es un museo.

Cómo definir el espacio y el lugar que los mismos pueden cumplir y atravesar, en sí mismos, sobre la historia y los cuerpos de aquellos que los recorren, son tan sólo algunos de los disparadores que este tipo de películas han abierto.

Si “El Arca Rusa”, de Alexander Sokurov, nos trasladaba directamente al Museo del Hermitage de Rusia en San Petersburgo, y “Museum Hours” de Jem Cohen, buscaba el acercamiento a un instante en la vida de un cuidador del Museo de la Historia del Arte de Viena, en donde la realidad y la ficción se mezclaban.

francofonia_4_ew

En esta oportunidad “Francofonía” (Francia, Alemania, Holanda, 2015), nuevamente el realizador ruso Sokurov aprovecha las experiencias anteriores para canalizarlas en una película que busca, a partir del archivo, las imágenes ficcionadas, y la contemplación de detalles, la historia del museo Louvre y la injerencia que el nazismo ha dejado en él.

La narración con voz en off y una ficción apenas esbozada, el director busca alguna explicación sobre el lugar que los nazis decidieron tener durante la ocupación que llevaron adelante durante la Segunda Guerra Mundial, a partir del relato de Jacques Jaujard y el conde Franz Wolff-Metternich, y cómo ellos determinaron una línea clara sobre la relación del arte con el poder, dictamen que aún sigue vigente.

Es curioso cómo Sokurov juega con el material, y cómo también nos propone el juego a nosotros, quienes como espectadores sólo podemos apreciar aquello que presenta y poco a poco configurar cómo el arte puede ser contenido dentro de un complejo entramado político y social en el que, más allá de entender que la cultura siempre separó y dividió, en este punto también se la imaginó como lugar de refugio y rebeldía.

francofonia_5_ew

Sokurov siente al Louvre como el centro de la cultura, y a París como la ciudad en la que la circulación de las obras posibilita que su discurso de resistencia avance a fuerza de hechos concretos y otros imaginados a partir de la ilustración académica más clásica.

El juego principal de “Francofonía”, una hermana menor no declarada de “El Arca Rusa”, es generar un paralelismo entre la ocupación de París y el sitio de Leningrado, entre el dejarse enredar de unos y la resistencia otros.

La principal idea que se expone en este filme es la de cómo la cultura puede pensarse desde un lugar en el que más allá de los intentos por borrar o hacerla desaparecer, la complicidad entre partes, ha posibilitado que, en definitiva, se continúe pensando al arte, en cualquiera de sus expresiones, como uno de los complementos esenciales del hombre.

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email