«La noche del chihuahua»: Una noche auténticamente friki

Tiempo de lectura: 3 minutos

Se estrena en estas horas en el Centro Cultural General San Martín, lo nuevo de Guillermo Grillo. Para los que no lo recuerdan, es el recordado hombre detras de las cámaras en «Fantasma de Buenos Aires», allá por 2009. «La noche del chihuahua» es su segundo largometraje y si bien su realización es de neto corte independiente, la presencia en la cinta de Benjamín Rojas y la cuidada factura técnica (hecho posible en este tiempo), la hacen un producto interesante, si lo tuyo es la búsqueda de emociones distintas, enlazadas con el mundo de lo freak, los comics y lo gótico en tono de comedia.

La historia que tenemos es la de Juan (Rojas), un pibe simple, carismático y corriente que se muda a su nuevo departamento. Está ansioso y movilizado porque a poco de instalarse, invita a una conocida en Facebook muy atractiva a su lugar. En esas horas, su mejor amigo (quien venía actuando extraño, digamos), aparece con una historia singular, lo mordió un animal y va a transformarse en lobo, o algo parecido, porque es noche de luna llena. De más está decir que Juan se toma todo con una naturalidad pasmosa (y divertida) e intenta consolarlo mientras aguarda la aparición de la mujer que cambiará su noche, de manera decisiva…

No contamos más, si podemos anticiparles que la trama es amena, intensa y que las notas de humor negro están bastante logradas. Si bien se notan las limitaciones de la producción, lo ajustado del cast y los vericuentos de la historia (delirantes, de por sí) hacen que «La noche del chihuahua» no sólo se deje ver, sino que hasta resulte una propuesta interesante para pasar un buen momento. Rojas hace gala de su simpatía y profesionalismo y descolla en su rol, sostiene el andamiaje de la película (está todo el tiempo en pantalla) y logra una conexión con el espectador notable. Dentro de ese universo (lo friki), se mueve con soltura y sus líneas son siempre originales con remates ocurrentes y alguna vuelta que sorprende, sobre todo hacia el final del relato.

Los secundarios cumplen, en un elenco sin fisuras en el que encontramos a Talo y Josefina Silveyra y a Graciela Stefani como los puntales de una historia simple, bien contada y que cumple su objetivo.

«La noche del chihuahua» es un film logrado, sin analizamos las condiciones en las que fue rodado (está hecho en un blanco y negro que le sienta perfecto), ideal para pasar un momento divertido y ver como Grillo va consolidando un promisorio futuro en la industria. Si les gusta lo televisivo, se harán un festín con Rojas, desde ya. Si se llegan hasta el CCGSM, no se van a arrepentir. Que no pase desapercibida!

 

 

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email