«The greatest» (Prueba de amor): En el nombre del hijo..

Tiempo de lectura: 3 minutos

Lo primero que me llama la atención cuando analizo la fecha de lanzamiento de la película en USA, es que data de fines de julio del 2009. En general, ya este tipo de producción debería ir directo al DVD por dos razones, no es una «major» ni tampoco es un film que merezca mucha atención. Además, mucha gente ya la vió porque sus versiones comerciales domésticas ya llegaron a gran parte del planeta.

Así como en muchas oportunidades me extendiendo en desmenuzar algunos productos, después de haber visto «The greatest», me pregunto que puedo decirles, que no puedan descubrir sólo viendo el afiche de la película…»Prueba de amor» es un drama familiar. Chiquito, de esos que el cable ofrece en abundancia y variedad. Bien actuado, de impecable factura técnica, eso sí, pero que a mi gusto, aporta poco para el público general. Claro, hay que pensar que así como hay gente que le gusta el humor escatológico de Torrente (por partir de ejemplos que esta semana están estrenándose en cartelera), hay otra que le gusta ir al cine a ver dramas. «Carilina audience» me gusta llamarles. Es un sector de la audiencia, generalmente femenino (no excluyente) que se dedica a disfrutar del efecto lacrimógeno de ciertos films…y está bien. Son un grupo no mayoritario, pero seguidores fieles de este género. Supongo que la idea de los distribuidores era captarlos para este tardío estreno en nuestras salas.

Primer trabajo en la dirección de Shana Feste,»The greatest» es un drama importante. Bah, entendiendo por importante que parte de presentar una historia donde una familia pierde un hijo. El elemento de salida, la dolorosa circunstancia que atraviesa este grupo humano será el eje central donde girará la cinta. La historia comienza cuando una pareja de estudiantes tiene su primera relación sexual. Ellos son Rose (Carey Mulligan) y Bennet (Aaron Johnson), fueron compañeros durante cuatro años y se amaron en silencio durante un largo tiempo.Pero como eran sujetos especiales, nunca habían decidido tomar la iniciativa y conocerse. Finalmente, en el preciso momento en que su relación se materializa, todo se oscurece. En el auto donde están los dos hablando después de haber concretado su encuentro físico (dato importante), otro vehículo lo impacta y  el accidente fatal le cuesta la vida a Bennet. Los padres del chico, la famila Brewer, está devastada: el papá, Allen Brewer (Pierre Brosnan) intenta contener al resto, pero la madre, Grace Brewer (Susan Sarandon) está absolutamente desbordada por la situación. Tienen otro hijo, Ryan (Johnny Simmons) quien también no puede manejar la situación, su hermano amado, modelo de identificación central en su vida, ya no está. Luego del entierro, la familia intentará dar un paso adelante para aceptar la pérdida… Pero al tercer mes del luctuoso evento, alguien golpeará su puerta: Rose, la novia de Bennet, quien está embarazada y afirma que es el padre de la criatura era el desaparecido miembro de la familia. A partir de allí, el tema será integrar dificultosamente a la adolescente e intentar entender su relación con el fallecido… Salvo Allen, el resto no sabía de la existencia de Rose y cómo evolucionaba el afecto en la pareja desmembrada por lo cual habrá un mundo a descubrir… En esa vuelta, la llegada de la embarazada traerá esperanza, pero también conflicto en la adaptación.. Por un lado, afrontar la espera de un bebé, heredero de Bennet, Brewer puro, y por el otro, reintegrarse y reformularse como familia. Menuda tarea. La directora construirá cada personaje con dedicación y todos logran convencernos de su rol.

Hay sólidas actuaciones, Brosnan y Sarandon despliegan décadas de oficio en la pantalla y dotan de dolorosa humanidad a estos padres, y Carey Mulligan por su parte, muestra toda su dulzura y carisma para mostrarnos el perfil de esta joven mujer dispuesta a coronar su amor con la llegada del hijo del hombre que amó y ya no está. Hay una intensidad correcta, creíble y bien contada. Muy previsible, eso sí. Los rubros técnicos está bien y si les gusta este tipo de películas, seguramente saldrán satisfecho.

Por mi parte, no es uno de mis géneros favoritos. Reconozco que me pareció un producto demasiado simple pero no exento de atributos positivos Se deja ver, aunque no aporta mucho más que lo que ofrece.

 

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email