Avispon

«The Green Hornet»: Seth Rogen se calza un traje controversial

Tiempo de lectura: 3 minutos

Avispon

Seguramente todos recuerdan la serie que habitaba nuestras pantallas cuando muchos de nosotros eramos chicos. Un héroe enmascarado, un asistente de pocas palabras y hábil en las artes marciales y un vehículo lustroso y letal. Si mal no me falla la memoria, era del año 1966 y ya en ese entonces el Avispón Verde imponía respeto. Había tenido un show de radio en la década de los 40 y era un superhéroe reconcido. Sus fans y los cultores de los comics dicen que siempre se respetó la esencia del personaje en cada circunstancia que motivó su aparición. Hasta hoy.
Llegó Seth Rogen y aquellos que esperaban una remake basada en el espíritu del cómic vieron apastadas sus ilusiones.
En otras palabras, «The Green Hornet» no es lo que los fans del personaje esperarán, si ellos son cultores absolutos y respetuosos de los lineamientos específicos de la obra. Esto es, una película basada libremente en ese héroe con la particularidad de que no se toma nada en serio. Si me preguntan, Rogen bastardea el personaje en sí (no es su culpa, sino del guión),siendo un paladín de la justicia totalmente incompetente para la más mínima tarea, como hacerse por ejemplo, una buena taza de café.
Volvamos. Hecha la salvedad, los activistas y puristas del género ya saben que le informo a mis lectores que NO es una historia fiel ni atenta a las características del personaje que conocemos. Si?
Pasemos al público en general, ese que no vive comprando historietas ni va a convenciones ni se compra la remera importada de USA con las figuras de DC Comic, Marvel, o similar. Ese público va a adorar «The Green Hornet».

La historia arranca con la presentación de la figura de Britt Reid (Seth Rogen), playboy enfrentado a su padre millonario que pasa sus días en fiestas y reuniones sociales disfrutando de la buena vida. James Reid (Tom Wilkinson) es su padre y a pesar de sus esfuerzos, nunca logra poner a su hijo en la frecuencia que quiere: la de la actividad laboral (Britt es un inútil). Su relación es más que conflictiva. Hasta que un día, James muere en circunstancias extrañas y a su hijo no le queda otra que aceptar que se ha transformado en la cabeza de un emporio periodístico del que no conoce ni la dirección. Eso, convengamos, a Seth Rogen, le sale natural.
Luego de despedir a todo el personal que tenía su padre (sin conocerlo), se da cuenta de que sin su café (un espresso con crema que tiene un curioso y simpático dibujito de árbol en su espuma) no puede vivir y decide buscar a quién se lo hacía cada mañana. El cafetero y chofer en cuestión es Kato (Jay Chou), quien se muestra como una sorpresa: es genial con las máquinas, brillante en el karate y un profesional con armas de fuego. Britt y él se hacen amigos y para matar el tiempo, con el arsenal de dinero y posibilidades que tienen, deciden convertirse en nuevos justicieros de la noche. A poco de salir en su primer raid, cobrarán fama y estarán en boca de todos: incluso, de quienes no quieren que nadie afecte sus negocios turbios.
De ahí en más, bueno, lo de siempre, la lucha entre buenos y malos.
La apuesta del cast era arriesgada. Rogen siempre hace roles similares, de bonachón, perdedor e incapaz, y aquí eso engancha perfecto con el guión. Que también es arriesgado, porque esta vez, el que es el súperheroe es Kato y no Green Hornet, quién sólo deambula por la cinta destilando simpatía, arrogancia y humor. El chofer del Avispón es genial: sabe de todo y hace todo bien. Es inexpresivo pero fantástico y la audiencia lo adopta fácilmente.
Qué más ofrece este producto? Mucha acción (coreografías cortas pero bien ejecutadas), excelente banda de sonido y algunas buenas actuaciones secundarias (Christopher Waltz, el malo de «Inglourious bastards» está de vuelta, de villano). Por lo demás, el libro trae mucha disputa entre los personajes de Britt y Kato (celos profesionales y amorosos) y propone buen ritmo que no decae nunca. No es fiel al espíritu del cómic original pero… Es una vuelta de tuerca divertida. Seguramente no será para todos los paladares pero si buscan diversión y les gusta el género, esta es su película para estos días…
«The Green Hornet», o cuando no respetar los originales abre nuevos horizontes en la audiencia…
 

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email