Torrente 4 en 3D, lethal crisis: La saga va hacia lo Segura

Tiempo de lectura: 4 minutos

Para empezar, hay que decir que Torrente tiene una importante cantidad de seguidores en la Argentina y por ende, era muy esperado este regreso. Por lo tanto, es bueno tratar de separar esta crítica, y dedicar un espacio para los fans de la saga, y otro para el espectador que se acerca por primera vez a un film de este calibre…

Para los fans, «Torrente 4» es un regreso a las fuentes, luego del paso errático que había significado la anterior. Santiago Segura, un cómico impresionante, regresa con un arsenal de recursos a su disposición listo a recuperar la gloria extraviada. A ustedes, les digo, esta última producción, es Segura llegando al firmamento. Así de simple. Contó con todos los resortes técnicos, económicos y personales para hacer de esta cinta lo que le viniera en gana. Y lo hizo. Juntó amigos, ídolos deportivos y musicales, actores de renombre… Y la pasó muy bien!!! Esta cuarta entrega de la legendaria serie de films sobre el policía José Luis Torrente es la primera película española filmada en 3D, todo un lujo de producción… Y les digo, hay escenas que justifican el formato elegido, largamente. Fijense que regreso con gloria. Segura viene por todo….Qué hay de nuevo en esta entrega de Torrente?  Bien, encontrarán un universo de «cameos» imperdibles, que darán pies a pequeños gags todo el tiempo, de manera que al final de la proyección tendrán que descansar la mandíbula para volverla a su lugar. Seguidores, ir en masa y adorar al Dios, Santiago Segura, que les trae un gran producto para que disfruten a tope su humor escatológico, sexista, bajo e intolerante. En suma , si lo conocés y ya lo habías elegido, esta parte no te va a defraudar,… y hasta puede que quieras volver a verla…

Ahora bien, no todos conocen a Torrente. Si, aunque no lo crean, hay gente que va al cine, y nunca le pareció interesante ver alguna de estas películas.

Para ellos, es bueno caracterizar un poco el personaje y contarles de que va la historia…

A ver, Torrente es un policía… digamos… especial. Es torpe, desubicado, grosero y racista. A cada paso de su camino va tratando de sacar ventaja de su medio y de estafar a diestra y siniestra, sin importarle nada. Bebe, le gustan las mujeres de mal vivir (ejem!!) y no tiene problemas en producir sonidos tremendos con su intestino delgado…(!), siempre está quebrado y encima, en la última película, ya dejó de pertenecer a la fuerza policial… Aquí es un marginal hecho y derecho… Es gordo, pelado y tiende a desvertirse con facilidad (!!) y… Bueno, es un personaje el hombre!!! … Ustedes se dirán…»pero esto, es interesante???», «me va a gustar???», «la historia, vale la pena??» Momento. No son parámetros que se deben aplicar a cintas como esta. Aquí la intención clara es hacer reír de la manera más potente que se pueda imaginar. Y eso sólo se consigue si la audiencia acuerda aceptar y acompañar lo que desde la pantalla se transmite. Digamos que Torrente logra esa empatía, casi de inmediato, si tu objetivo es pasarla bien. No entrás a esta función a ver un thriller, un drama de época o un documental. Entrás claramente a ver una comedia fuerte, donde todo, está permitido. Todo.

Esto es así porque Torrente, hace todo lo que quisiéramos hacer en nuestra vida (perdón por la sinceridad), pero nuestro Super Yo no nos deja. José Luis dice lo que tiene que decir, no se guarda nada y siempre está en el límite,  es odiado visceralmente por su desparpajo, incompetencia y vulgaridad. En ese sentido, el film hasta tiene una concepción casi terapeútica… El recrea nuestras fantasías más salvajes y el balde de pochoclos en nuestro regazo se mueve espasmódicamente todo el tiempo: este tipo si que sabe hacernos reir. Para que se den una idea vaga, es un capocómico en llamas dispuesto a atravesar cualquier límite para lograr su objetivo… A ver, si a vos no te gusta el humor de un sujeto de esta calaña, ni se te ocurra ir a verla: Torrente no es para corazones débiles ni estómagos delicados.

La historia es bastante simple. A nuestro anti-héroe lo han despedido de la fuerza, no tiene un duro, va por la vida tratando de sobrevivir como puede… y les digo, no le va tan mal! Dentro de lo adverso que se presenta el panorama, le ofrecen un trabajo ilegal, complicado para sus posibilidades, pero dado que no tiene mucho margen para elegir, Torrente lo acepta: hay que matar a alguien. Las cosas salen mal (como se esperaba), y José Luis irá a parar a la cárcel. Desde allí tendrá que planear un plan de fuga para salir y retornar a las calles a buscar a quienes lo engañaron… El libro es una excusa sin dudas para el lucimiento personal de Santiago Segura, quien a estas alturas, ha desarrollado un perfil alto en el medio, siendo venerado por sus colegas y llegando a un estadío donde su capacidad de hacernos pasarla bien, no tiene límites. No importe que tipo de historia cuente, el hombre es un elegido y nos descotillaremos viéndolo moverse en la pantalla.

Y no hay mucho más para decir, es una película que será amada u odiada. Yo me encuentro claramente en los del primer bando, vale aclarar. Me parece que es una cinta honesta, divertida y que hace lo suyo con dignidad. El lenguaje que utiliza y los mecanismos con los que juega para hacerlo, bueno, son otra cosa… Quizás a cierta gente sensible le afecte. Yo creo que es un humor que ya derribó los umbrales de «la decencia y el buen gusto» y partió derecho a un prostíbulo a hacer de las suyas…

«Torrente 4» es un festín para los amantes de este tipo de género aunque si no estás en sintonía con lo que propone, ni se te ocurra asomarte por las salas…

Aún no hay votos.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email