#BAFICI #11: más balance, más ideas, más sensaciones

Tiempo de lectura: 3 minutos

La fiesta que convoca a quienes disfrutamos del cine en experiencias totalmente innovadoras desde los guiones, los exponentes, las nuevas tendencias y tecnologías, cine de todo el mundo y en todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires, llegó a su fin este domingo 30 y nos dejó con una sonrisa por todo lo que se pudo disfrutar y ya esperando con qué contaremos el próximo año en el que el Festival cumple 20 años.

Las proyecciones al aire libre son una de las grandes atracciones del BAFICI dese hace algunos años. Recuerdo que cuando se centralizaba todo en el Abasto, sólo estaban las proyecciones de algunas pocas pelis en el pasaje Carlos Gardel; al pasar a la órbita de cultura de la Ciudad, entonces se agregaron actividades en la mayoría de los barrios y sobre todo, pantallas en Centros Culturales o en el Anfiteatro del Parque Centenario o en la Barranca del Centro Cultural Recoleta donde se disfrutaron varias de las películas de competencia, muestras de la sección Comer y Beber con shows musicales, en la que destacó “Todo por el Asado” de Mariano Cohn y Gastón Duprat y además, el clásico BAFICITO.

Por otra parte, y como aperitivo, se ofrecían spots publicitarios de las décadas de los 60 y 70 y fragmentos de documentales costumbristas de los comienzos del cine argentino y que se conservan en el Archivo General de la Nación.

En las periferias o en las salas tradicionales, algunos directores que lo visitaron son conocidos del público como Nani Moretti, sobre el que se presentó un libro y sus últimas películas, como “Habemus Papam”; también, Stephan Brizé brindó una masterclass y su película más reciente, “Una Vida”, además de sus éxitos siempre basados en temas sociales como “La Medida de Un Hombre”, que hemos comentado aquí en El Espectador Avezado.

Por otra parte, en la Competencia Internacional sorprendió “El Candidato”, de Daniel Hendler que con humor se mete en la vida de los políticos tradicionales y no tradicionales y la cocina de las campañas políticas que tanto trabajan con asesores de imagen y diseñadores gráficos sin alejarse de las antiguas conspiraciones y trenzas para no perder espacios de poder. “Cetáceos” es otro lindo filme, ópera prima de Florencia Percia, una mirada fresca y una búsqueda interior en un camino exterior. “Verano 1993”, desde Catalunya, cuya directora Carla Simón se llevó el premio a la mejor directora, es otro interesante largometraje autobiográfico sobre su vida a los 6 años cuando fallece su mamá y que tendrá que integrarse a otra familia, que si bien tiene su sangre, costará que afloren los sentimientos que los unen.

Habrá preguntas que la protagonista hará sobre la enfermedad que terminó con la vida de su madre, el HIV, que recién se conocía. No tiene golpes bajos y las actuaciones de las niñas son asombrosas y conmovedoras. Además, en la sección BAFICITO, para el público más joven se pudo disfrutar de varias películas de animación, entre ellas se destacan los éxitos del Estudio Ghibli por el director Makoto Shinkai como “5 Centímetros por Segundo” y “Los Niños que Cazaban Voces”.

Siempre destaca la competencia de Derechos Humanos donde se proyectaron algunos filmes como “¡Yallah! ¡Yallah!” en la franja de Gaza donde la paz se puede conseguir a través del fútbol, “El Pacto de Adriana”, una herida abierta de los años de dictadura en Chile y sus consecuencias en nuestros días, “Chaco”, un documental que nos lleva al corazón natural de esa región que comparten varios países, entre ellos la Argentina, en el Hemisferio Sur y asimismo, una biografía de quien fuera director del Buenos Aires Herald, Robert Cox y su búsqueda periodística en los años 70 sobre la situación que se vivía en nuestro país retratada en “Messenger on a White Horse”.

Como verán, para todos los gustos, sentidos, para los deportistas, para los artistas, para quienes aman al cine, la oportunidad de elegir entre 400 películas y muchas de ellas con el esfuerzo de ser óperas prima.

La posibilidad de comenzar una carrera como cineasta reconocido en el propio país como es el caso de Pablo Trapero, Ana Poliak, Enrique Piñeyro, Sebastián Schindel, Lucrecia Martel, Ana Katz o Damián Szifrón, que pasaron una vez por esta fiesta del cine independiente, se llevaron su reconocimiento, hoy el mundo los aplaude y llevan con ellos a esta industria que nuevamente se está amigando con el público argentino.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter