EWOscuridad1

“El día trajo la oscuridad”: La noche más profunda

Tiempo de lectura: 4 minutos

EWOscuridad1

Martín Desalvo regresa luego de su exitosa ópera prima (compartida con Vera Fogwill, «Las mantenidas sin sueños», ganadora del Cóndor de Plata a mejor debut en 2008) con una cinta de suspenso psicológico, bien de género, potente y austera que ya fuera presentada en BAFICI y BARS en años anteriores.

El tema del vampirismo siempre se ha mostrado como una fuente inagotable de abordajes y en este caso, «El día trajo la oscuridad» (escrita con oficio por Josefina Trotta), es la prueba viviente de que siempre se pueden rodar tramas interesantes aún con pocos recursos de producción.

Virginia y su padre, Emilio, viven en un pueblito del interior, alejados del ritmo de la gran ciudad. Por razones de fueza mayor, este último debe partir a darle una mano a su cuñado, ya que su hija (Julia) parece sufrir una enfermedad de origen desconocido que hace peligrar su vida. La cuestión es que Vicky queda sola, y Anabel, la hija menor del padre atribulado llega a la casa afiebrada y con un agotamiento extraño para hacerse compañía mientras dure la emergencia.

EWOscuridad2

Virginia conoce a Anabel desde chica y rápidamente establecen vínculo, mientras esperan el retorno de sus padres para saber como evoluciona Julia de su problema. Mientras eso sucede, en los alrededores del lugar, comienzan a suceder hechos extraños, muertes de animales, ruidos, desapariciones que se van integrando con sueños y alguna sospecha interna que se inquieta, a la hora de analizar cuál es la relación entre todos esos eventos.

Quién está detrás de esos eventos perturbadores? Hay algún extraño responsable de esa cadena de sucesos? Es un sólo un mito urbano esta presencia amenazante o son sólo hechos aislados unidos por la percepción de los habitantes del poblado?

Desalvo acierta con buscar una puesta rural, un paraje alejado y logra potenciar su historia con aportes destacados de la banda de sonido y la fotografía. Claro, la elección y dirección de actores fue fundamental: Romina Paula y Mora Recalde juegan sus papeles con criterio, seducen y llevan adelante un vínculo fuerte (a todo nivel) que sostiene el andamiaje de la historia.

EwOscuridad3

El guión está bien estructurado y va proponiendo una progresión natural que estalla en el momento justo. En el debe, quizás algunas transcisiones son un poco lentas (hay quizás demasiada contemplación en ciertos tramos) y un poco más de violencia física (o explícita) hubiese llevado al film a otras alturas, ya que material había para transitar ese camino.

Los fans puros del género quizás salgan con ganas de más, pero quienes estén abiertos a ver una buena película de suspenso, saldrán más que satisfechos.

Anexo Crítica por Fernando Sandro

El llamado cine de género se basa en determinados elementos que les son característicos y que conforman una suerte de manual con reglas inviolables para llegar a buen puerto. Pero ¿qué pasa si se incluyen elementos de un género dentro del marco de lo que parece ser una película ajena a ese género determinado? ¿Se crea un híbrido, o se da espacio a algo expansivo? Quizás la respuesta la tenga Martín Desalvo en este, su segundo opus luego de la co-autoría de Las mantenidas sin sueño.

A la manera de, por ejemplo, «Låt den rätte komma in», «El día trajo la oscuridad» es un drama intimista, de espacios sofocantes, que de a poco va dando lugar a los razgos más comunes del terror, dándole otro sentido a ese clima silencioso que se venía percibiendo, de la tranquilidad a la inquietud.

A las puertas de la casa alejada de Virginia (Mora Recalde) llega Anabel (Romina Paula), desmayada en los brazos de un taxista. Virginia la hospeda y parece que una extraña enfermedad la aqueja.

La relación entre ambas se va tornando cada vez más, extraña, más aislada de un afuera. Pero rápidamente las cosas van a ir tomando otro significado, Virginia sufre de unas crípticas pesadillas que se irán abriendo; mientras que Anabel demuestra un extraño interés en visitar el bosque que rodea la casa por las noches.

EwOscuridad4

El argumento irá avanzando, saldrán secretos a la luz, ocurrirán sucesos de lo más extraños (o se escuchará hablar de ellos), y así, lo que en un momento parecía ser, no es, es otra cosa… que no adelantaremos, por supuesto.

Como si fuese una de las historias de la actual serie Doce Casas, «El día trajo a la oscuridad» se centra en la relación simbiótica de estos personajes femeninos; y le agrega una cuota de misterio, suspenso, y misticismo sobrenatural que acrecienta la tirantez existente entre ambas.

Puede ser un film de terror que se enmascara en un drama, o un drama que utiliza el terror para decir más de lo que aparente acerca de las relaciones (sobre)humanas.

Desalvo encuentra en Recalde y Paula dos intérpretes ajustadas para los roles que se les exigen, Virginia y Anabel tienen los rostros exactos que deberían tener.

EwOscuridad5

El buen clima in crescendo, la fotografía nubosa y pesada, la música-el sonido o la ausencia de él también son un importante acierto.

El día trajo a la oscuridad es una arriesgada propuesta que puede desconcertar a seguidores de uno u otro género, o puede, a su vez, entregarle a los mismos algo más de lo que se podía pensar. Esta subjetividad ya no depende del realizador, cada espectador deberá sacar sus conclusiones.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter