necro_2_Ew

Entrevista a Daniel De La Vega (I): “El cine de terror es muy liberador”

Tiempo de lectura: 4 minutos

necro_2_Ew

Honestamente, el cine de terror no es para gente con mi valentía (por esto léase que sólo Scooby Doo es más cobarde que yo) pero entiendo que el simple hecho de que logren saltar de la pantalla a soplarte frío en la médula es algo por lo que vale pasar de vez en cuando.

Me maravilla la capacidad de anularte la razón con una fórmula de género en la que todas las veces caemos y Necrofobia es parte de esto. Y celebro, como siempre, este tipo de cine en la cartelera nacional y que sea nacional. Aquí, una breve (y muy amena) entrevista telefónica a Daniel. Conozcan un poco cómo vive él su propia necrofobia.

Sabemos que financieramente «Necrofobia» fue una apuesta fuerte, que en algún momento superó los costos pensados, ¿cómo afrontaron la última parte de su producción?

Dolorosa (risas). Fue un proceso complejo pero lo pudimos afrontar. Hicimos lo mejor que pudimos con los recursos que teníamos. El cine de género tiene mucho apoyo con lo cual el equipo tenía mucha fe en la película. Dentro de éste equipo también tuvimos el apoyo de una empresa que por eso pudo ser en 3D.

Pero eso también es un poco lo que yo llamo “la magia del cine”, cuando lográs que la gente crea en un proyecto así. No hay que olvidarse de que esto es un negocio y que uno quiere llegar a la gente. El guión fue pensado más que nada para que sea un film directo a video. Néstor Sánchez, uno de los productores fue el que lo terminó formando para presentarlo en el INCAA. Además, creo que todos le tenemos miedo a nuestra muerte, con lo cual es un punto de partida interesante para lograr una identificación. En este sentido, el McGuffin funcionó muy bien para la fábula.

necro_3_Ew

¿Cómo ves al cine de género local en este momento? ¿Crees que hay público para él o que la situación no ha cambiado en los últimos años?

Hay un crecimiento porque también se dieron espacios para esto. Hubieron muchos realizadores que se consolidaron en “Buenos Aires Rojo Sangre”. En el 2007 con “Visitante del Invierno” de Sergio Ezquenazi y la primera vez que el Estado dio recursos para el cine de género, empezó a gestarse un panorama más positivo.

La gente quiere entretenimiento y creo que el cine de género es un cine necesario. Además, no hay que olvidar que siguen siendo las más convocantes. El cine latinoamericano en general y el argentino en particular tienen unas raíces muy Neorrealistas, donde el espacio de los entornos fantásticos y, por ende, muchos de estos géneros quedan afuera

¿Vos compartís esta perspectiva? ¿Qué sentís como espectador?

El cine americano propone abrir el lenguaje. En el coloquialismo no encontrás la evasión que buscás en este tipo de películas. El gran espectáculo, de alguna manera, viene de afuera. Por ejemplo, es más fácil que yo me pierda en una película como “El Hobbit”, donde me crean entornos, países, idiomas y leyendas nuevas. El cine de género, así, viene muy marcado desde afuera. «Necrofobia» es un film que tiene un cast importante y un gran lucimiento para su protagónico.

necro_4_Ew

¿Cómo fue la experiencia de trabajar un actor de la trayectoria y fuerza de Luis Machín?

Desde mi primera peli que quiero trabajar con él. Me parece un actor muy interesante y me impactaron su versatilidad y compromiso. Como director uno siempre pide un poco más pero hay actores que no se comprometen como él para dar más y yo que soy un obsesivo, me di cuenta de que nuestras obsesiones van muy bien juntas.

Había empatía y un objetivo en común que era hacer la mejor película que podíamos con los recursos dados y en eso los dos coincidíamos. Es que yo me lo tomo muy en serio: para mí uno tiene un compromiso con alguien que te regala 90 minutos de inconsciencia y hay que darle lo mejor posible. Y uno es responsable de cómo dice lo que dice.

¿Y eso es lo que vos buscás como espectador?

Creo que en algún punto uno deja de ser espectador. Cuando hago cámara estoy manipulando una butaca. Con el 3D estoy adentro de la cabeza del público porque subjetiviza aún más. Uno dice “terror” y “3D” y parece que nacieron el uno para el otro.

¿Cuáles son tus expectativas siendo que «Necrofobia» será la primera película de género en la historia del cine nacional en 3D? ¿Por qué la idea de hacerla en ese formato?

Creo que Necrofobia es una oportunidad de aprendizaje. Es posible el cine de género y en 3D para un mercado local. Tuvo el privilegio de ser parte de la competencia argentina en BAFICI que permitió pensar en más pantallas para recuperar.

El cine de género argentino está creciendo. Muchos asocian al 3D con el marketing pero creo que en lo expresivo suma a la acción y a la alienación del personaje. Para ese uso recuerdo que como espectador me pasó con “Pina” de Win Wenders en el que yo como espectador de cine de repente me sentía en la fila 8 del teatro con un 3D sutil y expresivo. En el caso de Necrofobia lo efectista es en cuanto a emociones, es en cuanto a la historia. De alguna manera, fuimos aprendiendo en forma personal.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter