resur_4_ew

Entrevista a Gonzalo Calzada (director de «Resurrección»): “El cine de género tiene sus particularidades”

Tiempo de lectura: 5 minutos

resur_4_ew

En «Resurrección» su nuevo filme de género, el realizador Gonzalo Calzada conjuga terror con historia para construir un relato atrapante sobre las decisiones de los hombres ante la inevitable mortalidad.

Sobre el filme, el origen de la propuesta y su trabajo EspectadorWeb dialogó en exclusiva con él para conocer más detalles.

¿Cómo surgió la historia de «Resurrección»?

La idea original era para un corto y también un cuento. Después de hacer «La Plegaria del Vidente» nos juntamos con las productoras responsable de la película para analizar posibles proyectos. La idea de seguir desarrollando cine de género era algo que nos interesaba a todos. De esa dinámica surgió el guion que se desarrolló aun más hasta llegar a ser un guion de largo. El núcleo dramático era trabajar una crisis de fe en un personaje que creyera ser místico. Generar la incertidumbre de si realmente sus convicciones son religiosas y divinas o más bien brotes psicóticos de alguien demente. Para fortalecer este primer conflicto se disparo la idea de que fuera un joven seminarista, y que viviera en carne propia la infección de una enfermedad que no estaba preparado para afrontar. Se le dio un contexto histórico verosímil y fuerte para que esa crisis de fe tuviera una lógica y también que la enfermedad en la cae fuera realmente espantosa. La epidemia de fiebre amarilla resulto el escenario ideal. A partir de ahí agregué una intriga policial dentro del encierro que sufre este protagonista y un elemento de salvación, que es ambiguo y que no responde a la tradición católica sino mas bien a un «santoral profano». Todos estos elementos fueron enriqueciendo la trama, las líneas de acción, aparecieron más personajes y fueron constituyendo el universo de «Resurrección».

¿Cómo fue el proceso de selección de los protagonistas?

Era un personaje muy difícil, un seminarista, del siglo pasado, místico y con una motivación algo alejada de nuestra cotidianidad, de nuestra realidad. Teníamos que encontrar un actor que diera con el fisic du roll, y que no quedara demasiado afectado. Más allá de que fue algo complejo hicimos un casting con actores muy específicos. Nos ayudó mucho saber lo que estábamos buscando. Martin Slipak, que es un actor conocido y consagrado fue una de nuestras opciones, pero era importante conocerlo antes de avanzar, era un protagónico muy intenso y era importante saber cómo era Martin. El resto del elenco se fue armando a través de actores con los que ya había trabajado como Vando Villamil, otros que buscamos específicamente como Adrian Navarro, Patricio Contreras y Diego Alonso y un casting muy cuidadoso para el rol de Lucia y su hija Remedios. De ahí salió Ana Fontan, una actriz muy intensa y la revelación de la joven actriz Lola Ahumada, que llevo adelante el difícil papel de Remedios con apenas 10 años de edad.

Siendo que la mayor parte del relato se apoya en Aparicio y el personaje de Contreras, ¿fue muy difícil encontrarlos?

En realidad no, cuando estaba escribiendo el guion yo había pensado siempre en Patricio Contreras como el personaje del viejo criado Quispe Ernesto. Tuvimos mucha suerte en poder contactarlo, que se interesara en el guion y en el proyecto en general. Patricio es un artista muy sensible, se prestó generosamente para trabajar todo lo que fuera necesario y su interpretación es impresionante. Me siento muy afortunado en haber podido trabajar con él. Con Martin también lo convocamos específicamente pero le pedimos que se animara a hacer una «prueba» para tener la certeza que era el actor que estábamos buscando. Otros jóvenes actores participaron de esta prueba y fue una elección muy difícil.

resur_5_ew

¿Cómo fue el proceso de recreación de época? ¿En qué te inspiraste/basaste para crearlo?

La película tiene un tono más de leyenda, no es un drama histórico, es más una película expresionista cargado de simbolismo. Junto con todo el equipo técnico: el director de arte Sebas Roses, el DF Claudio Beisa, la vestuarista Laura Vega, la coordinación de post-producción a cargo de Lemondrop, y el diseño de producción llevado adelante por Hori Mentasti, Alejandro Narvaez y Ariel Chechio se decidió en ir por una línea estética no realista. Estábamos haciendo una película de género gótico y en ese sentido era más importante que la imagen tuviera mucha personalidad, que fuera un desprendimiento de los ánimos de esos personajes. Si hay cosas que están más ceñidas a la época como los vestuarios o las caracterizaciones, respecto a la casona y los decorados se trabajo más un camino de fantasía visual.

Hay una lectura del filme, más allá de la teológica y filosófica que la emparenta con Casa Tomada de Cortázar, ¿cómo surgió esa analogía?

Bueno… No sé, si me preguntas no lo había pensado mucho. Es interesante tu punto de vista. Es verdad que en «Resurrección» hay una cuestión con ciertas analogías de clases, ese temor de las clases altas a ser «tomados» por sus criados, y esa relación ambigua está siempre en el personaje de Quispe Ernesto y en los miedos de Aparicio, el joven propietario que queda enfermo y depende del cuidado de ese viejo criado ambiguo. La pregunta que da vueltas en la película es: ¿De qué es propietario uno? También está esa cuestión sobrenatural, que no se dice nunca y que va «infectando» a los que viven en la casa. Creo que tal vez tiene elementos de «Casa Tomada», de forma consciente te diría que me inspiré más en los relatos de Poe, «La Máscara de la Muerte Roja», «La caída de la casa Usher», y algo del elemento sorpresa y autóctono que tienen algunos cuentos de Quiroga como «El almohadón de plumas».

resur_8_ew

¿Es difícil hacer cine de género en Argentina?

El cine de género tiene sus particularidades, suele ser un poco mas exigido en los rubros técnicos, tenes detalles en las realizaciones, maquillajes, efectos especiales que tenes que tener en cuenta en el plan de rodaje, en el trabajo con los actores, en la luz que vas a utilizar y en los efectos visuales que deberás resolver en la post. Afortunadamente hace ya muchos años que se viene realizando cine de género en argentina, cada vez con mayor calidad y hay muchos técnicos, artistas ya están muy especializados y profesionalizados en este particular formato. En «Resurrección» las tres productoras que llevaron el proyecto adelante nos propusimos tratar de darle la mejor calidad estética posible, era un guion que ameritaba el esfuerzo por lo vistoso de la época y por la idea de incursionar en el mundo gótico que siempre es bello y algo barroco. Hace poco se ha conformado La LIGA, que es un grupo de realizadores, editores y actores y actrices que nos une el mismo interés por hacer un cine de género. Esto es una señal del crecimiento que tiene este tipo de narrativa.

¿Cuáles son tus expectativas ante el estreno comercial del filme?

Que vaya la mayor cantidad de gente posible, que además la pasen bien, que se permitan disfrutar de una película distinta, muy bien producida y que no tiene nada que envidiarle a las películas extranjeras, que la gente se anime a apostar mas al cine nacional y al cine de género nacional.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Junto con Esteban y Hori Mentasti estamos analizando la posibilidad de hacer una película de terror más actual, con elementos más cercanos y sobre un tema muy singular del que no te puedo precisar mucho ahora. También esperamos desde la Puerta Cinematográfica realizar una película que tenemos calificada hace un año, un triller psicológico también de género fantástico en la línea del Inquilino de Polanski.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter