Entrevista: Las productoras de STOLEN DAUGHTERS de HBO revelan detalles del film.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Karen Edwards y Sasha Achilli son las productoras de "Stolen Daughters" documental de HBO que cuenta la vida de sobrevivientes del secuestro en Nigeria de estudiantes.

El 14 de abril de 2014, 276 niñas y jóvenes del poblado de Chibok, en Nigeria, fueron secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram, y las productoras logran en el documental hablar con algunas de ellas y mostrar su reinserción en el mundo y la desesperada busqueda de aquellas que aún permanecen en cautiverio. Hablamos en exclusiva con ambas para conocer más de la propuesta que HBO estrena el 29 de octubre a las 22 horas.

¿Cómo surgió el proyecto?

Edwards: Me enteré de la historia como todo el mundo, y me llamó la atención, y rápidamente el gobierno nigeriano se me acercó anunciando que existía la posibilidad de recuperar a algunas de las chicas para ver si me interesaba cubrir la historia. Lamentablemente los esfuerzos fueron en vano y me quedó claro que sólo les interesaba que se hicieran públicos sus intentos por rescatarlas. Como periodista me sentí incómoda de publicitar eso así que me negué a participar, seguí la historia por un tiempo y después apareció la idea de volver a hacerla y lo hicimos cuando las condiciones eran favorables.

¿Cuál fue el desafío más grande para contar la historia?

Achilli: Encontrarnos con las chicas, tener acceso a ellas, y pensamos mucho cómo contar sus historias, con un gobierno que controlaba todo y nos impedía contar lo que realmente paso en el cautiverio.

¿Cómo pensaron acercarse a ellas y cuidarlas a la vez?

Edwards: Ellas tuvieron un momento terrible en sus vidas, pero son inspiradoras, y cuando las conocimos nos dimos cuenta que son muy alegres, pasamos por muchos momentos, lo más importante era que queríamos contar su historia, darles voz.

Achilli: Son muy inspiradoras, son las mujeres más fuertes que conocí en mi vida, en otra parte del mundo no sé si hubiesen sido tan valientes.

¿Qué fue lo más difícil de hacer con ellas?

Edwards: Solo podíamos darles seguridad que hablaríamos con ellas, y que haríamos lo mejor, porque el gobierno no quería que hablaran directamente a cámara sobre su período en cautiverio, y aún así nos revelaron todo, no estaban obligadas, y lo hicieron con detalles, nuca las forzamos a que lo hagan, y menos sobre lo que no querían hablar.

¿Qué sabían que no iban a mostrar en la película?

Achilli: Cuando haces películas tomas decisiones sobre qué mostrar y qué no, no queríamos mostrar las implicancias previas al secuestro, esa fue una gran decisión que tomamos, tampoco hacer propaganda, quisimos enfocarnos en las chicas y darles una voz.

¿Cómo fue el acercamiento con las familias de las chicas?

Achilli: Fue complicado, pero ellos sabían que nuestro encuentro era la única posibilidad para que el gobierno hiciera algo y poner un poco de presión para que sus hijas estén bien. Fue doloroso también con aquellas familias que sabían que sus hijas nunca serían liberadas.

¿Con qué historia se identificaron más?

Achilli: Con la de Aisha, es muy fuerte, e inspiradora. Queremos generar un impacto. Al final del día ellas siguen solas. Una quiere hacer más, pero no sabes cómo. Y aún así, estas chicas se mantienen como las mujeres más fuertes que haya conocido

¿Qué fue lo más difícil que les tocó vivir durante la filmación?

Achilli: La parte más difícil es entender que miles de mujeres en muchos lugares del mundo viven en situaciones difíciles y más en territorios en guerra, y sólo porque yo nací en Europa, el azar hizo que yo no sea una de ellas, pero es una casualidad, y a veces te sentís culpable por esto.

Edwards: Intentar cambiar sus vidas, desde que se liberaron algunas siguen viviendo en situaciones complicadas, la ayudamos, pero entendemos que no es sólo función nuestra esto.

¿Qué devolución tuvieron?

Achilli: La mostramos en UK y Estados Unidos, Europa, en Inglaterra tuvimos una gran respuesta y se han contactado para ayudar a las niñas, ver cómo pueden cambiar sus vidas, fue muy bien recibida. En Nigeria no se ha visto, pero sí autoridades nigerianas en Londres, nos sentimos orgullosas del documental y cómo puede ayudar a las niñas y las mujeres.

¿Es difícil no involucrarse con las historias?

Edwards: Si, de hecho le pagamos a una su alquiler hasta que terminamos pero es complicado entender que uno no tiene que interferir con su vida, la acompañamos y estamos alertas a todo lo que pasa con ella, no hacer un cambio drástico.

 

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter