Entrevista: Leandro Listorti «El miedo era que el peso del mito me iba a aplastar».

Tiempo de lectura: 3 minutos

"La película infinita" de Leandro Listorti es un viaje arqueológico a las imposibilidades del cine argentino.

El director propone, desde el hallazgo y la carencia, una propuesta que destila pasión por el cine en cada una de las escenas recuperadas. En esta charla el director revela detalles del proceso.

De todas las películas inconclusas ¿cuál fue la más complicada de conseguir?

Cada película fue una historia distinta, no todas fueron encontradas de la misma manera y detrás había un sistema, identificar a la película, confirmar que era inconclusa, porque muchas estaban terminadas pero no estrenadas. Después decidimos que sólo íbamos a utilizar material fílmico, descartamos digital y demás. Una encontrarmos en el INCAA y otra en el Museo del cine, sólo hubo que hacer trámites, otras por ejemplo no pudimos conseguir que nos cedieran el material. Del resto no sé cuál fue la más difícil. Tenía un listado de hace muchos años, cuando los encontrábamos y digiltalizabamos hubo que también rastrear a los que aparecen y conseguir autorización, cada material atravesaba un proceso legal largo.

¿Cuántas películas aparecen?

14, pero quedaron muchas afuera en el montaje, y tenemos además material no audiovisual, de films que no se terminaron, pero tenemos, por ejemplo, recortes.

¿Vas a hacer algo con eso?

Seguramente una especie de catálogo, porque siempre supimos que sólo nos centraríamos en las películas. Queremos darlas a conocer, para investigadores o personas interesadas.

¿Tuviste en algún momento miedo de no poder concluirla?

Era el miedo, el peso del mito me iba a aplastar, no participamos en muchos, pero en talleres nos decían que había que terminarla sí o sí. Las posibilidades de montaje eran infinitas, piezas que no encajan entre sí, pero por suerte trabajamos con Felipe Guerrero de una manera buena. Fue un proceso largo, con sonidista y montajista para crear la película.

¿Cómo surgió el intento de narrar y la utilización del sonido para crear sentido?

El sonido era un déficit, muchas sólo tenían imágenes, así que el sonido nos permitía crear, para que el que la viera encuentre sentido. Y pasó, porque cada uno que la iba viendo en post le encontraba sonido. De hecho yo la vi varias veces y encuentro nuevos sentidos, estas todo el tiempo inventando relaciones.

¿Cómo fue el proceso de seleccionar imágenes icónicas de las películas inconclusas?

Fue un tema, porque el presupuesto no nos permitía digitalizar todo. Tenía acceso a una moviola y veía el material, lo digitalizaba con cámara de fotos, lo convertía a positivo y en base a ese digital en baja resolución y con más tiempo decidía y elegía planos. A medida que avanzabas tenías ciertas ideas y ahí en cinecolor elegíamos de los rollos qué utilizaríamos. Del material físico no utilizamos nada, porque teníamos la energía puesta en la película, pero ahora retomaríamos.

¿Por dónde sigue la película?

Por varios festivales internacionales y llega al MALBA.

¿Expectativas?

Cuando empecé la película estaba en el BAFICI, me gusta presentarla en él, y luego estrenarla. Sé que es una película que despierta mucha curiosidad, sé que puede parecer rara, pero una de las cosas que más me atrae es que hay un nivel muy básico y mirando las imágenes se puede disfrutar. Hay algo incluso divertido de inventarte o imaginar la historia, desde ahí es accesible.

 

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter