rodrigoew

Entrevista: Rodrigo De la Serna “Estaba claro que el uruguayo era un ladrón profesional de oficio, con L mayúscula”.

Tiempo de lectura: 3 minutos

rodrigoew

Otra vez en la pantalla grande. Luego del estreno hace unos meses de “Camino a la Paz” Rodrigo De la Serna vuelve al cine con una superproducción argentino española, que además de ser una película de género, intenta reflexionar sobre el momento actual del sistema financiero y la coyuntura política económica de ambos países.

“100 años de perdón” (2016), de Daniel Calparsoro, lo puso en la piel de “el uruguayo”, el líder de una banda de delincuentes, y también al lado de Luis Tossar, y también de sus compatriotas Joaquín Furriel y Luciano Cáceres.

En esta exclusiva entrevista con EspectadorWeb el actor comentó gran parte del proceso de la lograda producción.

¿Cómo fue armar al “uruguayo”?

La partitura era muy precisa, una película de género, thriller de acción requiere de una precisión en el guión que si no está en el set haces agua. En este caso no solo la trama era muy buena sino que los roles estaban muy bien delineados. El uruguayo es el líder de la banda, el ideología, el que elige a los miembros del robo, estaba claro que era un ladrón profesional de oficio, con L mayúscula, no cualquier chorro, de código, de honor, no le roba a cualquiera, sino a un banco, nosotros la tenemos claro, los españoles todavía no, el sabe a quién le roba, no es que este bien, pero hay algo romántico, y sabe la teatralidad del hecho que requiere, asumir la violencia y conducirla para imponerse, pero al avanzar la película nos damos cuenta que son más humanos que el sistema financiero, que tienen códigos, y lealtad y son lo más humano de la película.

Sabemos, porque se ve en pantalla que hubo buen clima en el equipo, ¿tenés alguna anécdota para compartir?

Sabía que con Joaquin y Luciano la química iba a estar, la incógnita era qué iba a pasar con la parte española, había una fantasía sobre los actores, Luis Tossar es alguien que me gusta nunca imaginé que iba a ser tan buena entre todos nosotros, porque pensás que son lejanos culturalmente, pero no, todos trabajamos con la misma pasión.

¿El los conocía a ustedes?

Y de algún lado nos tenía, me vio en “Diarios de motocicleta” y en “Crónica de una fuga”, y cuando le dije que lo admiraba el me dijo “hombre, yo te admiro a ti”.

¿Tuviste dificultades para componer el personaje?

No, lo duro fue el rodaje, que fue muy físico, porque el guión era muy claro. El desafío era darles vida a los personajes y ver si se podía mejorar la calidad del guión al interpretar, y creo que con la química y la dirección de Daniel Calparsoro, que es una bestia, mejoramos.

¿Qué le aportaste vos al personaje que el guión no tenía?

No sé, tenés que leer el guión, y después ver, está mal que yo lo diga, porque tampoco lo sé, en sí le di humanidad, todo lo que pude, al rol y al relato.

¿Cómo fue pensar el rol desde el trabajo de antagonistas que no son de carne y hueso?

El se enoja o está más resentido no con la naturaleza sino con el sistema financiero, perverso, ese enemigo lo tiene más claro, por algo más personal y egoísta, escapando de, no por algo tan romántico. El laburo que vos ves en quince segundos fue de 40 horas de rodaje, en agua fría, con trajes de neorene.

¿Cómo fue participar en una producción tan grande?

Es trabajo, te da una sensación de espectacularidad impresionante, después abajo del agua se te va. Parece por su facturación una película hollywoodense, y está bueno poder ver en nuestro idioma algo así, agradezco la posibilidad de las coproducciones.

¿Pensás antes de elegir un proyecto en la respuesta?

Uno piensa todo y las variables posibles, esta es una película de género pero en el fondo es una película de vínculos y relaciones humanas.

¿Qué te gustó de interpretar al uruguayo?

Robar un banco, hay algo de justicia en eso.

PH Paz Varales @paivarales

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter