Diego_3_ew

Entrevista: “Somos personas que coincidimos en las formas desprejuiciadas de pensar al cine y eso se ve en el Festival”. Diego Trerotola, programador de Asterisco.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Diego_3_ew

A horas de iniciar la segunda edición de Asterisco: Festival Internacional de Cine LGBTIQ EspectadorWeb tuvo la oportunidad de charlar con Diego Trerotola, uno de sus programadores para que adelante el trabajo que se verá este año y también cómo es pensar categorías poco solemnes para un Festival que se afirma dentro del panorama de muestras nacionales e internacionales.

¿Cómo fue el trabajo de programar este segundo Asterisco?

Partimos de la base del año pasado, sabíamos que teníamos algunas secciones que íbamos a repetir como una plataforma del festival y que íbamos a descubrir cosas que nos iban a disparar nuevas ideas. También hicimos una sección con deudas pendientes en “Vampiras Lesbianas” y “Monstruos Homoeróticos”, que nos divierte, la base de la programación tuvo que ver con las invitaciones a otros Festivales, por ejemplo a Berlín, para que fuéramos como jurados del premio Teddy.

Allí vimos “Dear John” de Hans Scheugl y empezamos a investigar y descubrimos una obra desconocida de él desde los años 60 y por eso lo incorporamos con un foco, además va a venir porque es un especialista en el tema, tiene varios libros sobre sexualidad y cine y sus películas tienen siempre una manera de interpelar sobre esa temática. En Berlín vimos varias cosas, las discutimos y las incorporamos y además tuvimos diálogos con otros festivales y aún siendo el nuestro muy joven nos invitaron como jurados y eso nos animó por el lugar de reconocimiento que le dieron, tratando de diferenciarnos en la búsqueda de cosas que se aparten de las películas más llanas sobre el tema.

Diego_1_ew

¿Esto se debe al tono poco solemne de las categorías?

Si, esa es una de las bases, con Albertina Carri y Fernando Peña empezamos a pensarlo sin categorías apriorísticas o de hablar sobre lo ya dicho, no hablamos para el convencido ni para el que no conoce, queríamos que Asterisco sea nuevo, desde su nombre y proponer cosas nuevas, la libertad tenía que ver con la informalidad y poca solemnidad, Fernando lo hace en su programa y trabajos y Albertina también en sus películas. Somos personas que coincidimos en las formas desprejuiciadas de pensar al cine y eso se ve en el Festival, porque así nos movemos.

¿Cómo son las reuniones entre ustedes?

Yo había trabajado con ellos antes, había un diálogo bastante fluído y en las reuniones surge la informalidad, porque somos amigos y entre bizcochitos empezamos a discutir, coincidimos y a veces no, no somos la misma persona pero nos tomamos esto como algo por fuera de nuestra relación, es parte del trabajo, el cine es una forma de vida para los tres y entonces está imbricado con nuestra vida, con las películas, con los cineastas y creemos que programar es lo mismo, forma parte de nuestro mundo y tiene que ver con esto, lo hacemos casi como parte de lo cotidiano, voy en un taxi se me ocurre una idea y se las comento, hay una sección de este año que salió en la puerta del Gaumont, “Bromance Criollo”, y no era una reunión de trabajo. Eso pasa con Asterisco, nos gusta tener ideas sobre el cine y lo tomamos parte de nuestra vida.

¿Cuál es el lugar de Asterisco en la discusión general sobre diversidad?

Las leyes que tenemos, a la vanguardia del mundo, principalmente en la de identidad de género, o también en la de matrimonio igualitario, que fuimos el décimo país en el mundo, cinco años antes que Estado Unidos, por ejemplo, tiene que tener un correlato de cambio cultural, si la gente sigue con ciertos vicios homofóbicos, transfóbicos, nada de eso sirve. Asterisco viene a aportar una forma de cultura que se apoya en cambios legislativos, es una vanguardia, lúdica, no para pocos, no solemne, es una vanguardia que se puede vivir y entrar y un poco tiene que ver con esto.

Diego_2_ew

¿Por dónde podría entrar alguien por primera vez a Asterisco?

Si tiene tiempo, por la competencia, que es muy diversa, hay para todos gustos y colores y es una muestra muy interesante, algunas de ellas de este año y otras con muy poca circulación y que ayudan al debate, hay una película húngara sobre la homofobia en el fútbol y que habla de algo que puede pasar con nuestra cultura, el cine del presente es un cine muy interesante y la competencia nos interpela desde diferentes flancos.

¿Cómo decidieron el cruce entre los participantes de las charlas con los directores?

En principio pensamos que lo mejor era que el debate no sea un clásico preguntas y respuestas, por eso la doble entrada entre quien presenta el trabajo y el crédito local que prefigure o no el diálogo, que se pregunte qué tiene que decir tal persona sobre otra, justamente que sea un juego y que se participe del diálogo, no nos parece que si bien nosotros presentemos algo que el espacio sea plural y no sólo los programadores, que vengan otros y que discutan las películas. La elección fue para que no sea algo obvio, sino que haya dos puntos de vistas diferentes sobre el filme.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter