#FICIC (primera entrega): 5 días con todo el cine independiente

Tiempo de lectura: 3 minutos

Arrancó la 9º edición del FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE INDEPENDIENTE DE COSQUIN con la película de apertura a cargo de Santiago Loza, “BREVE HISTORIA DEL PLANETA VERDE”, proyectada en el Centro de Congresos y Convenciones.

Loza construye una fábula con mucho humor en el que se mezclan elementos de comedia delirante y ciencia ficción, una especie de viaje interior que convoca a sus tres personajes protagónicos.

Tania –un personaje trans que invade toda la pantalla por su desenfado y su atractiva personalidad- irá junto con sus amigos Daniela y Pedro a la casa donde vivía su abuela recientemente fallecida y encuentran su última voluntad: regresar a un alien albergado en el sótano de su casa, a aquel lugar de donde ella lo había recogido.

Loza encontrará el vehículo perfecto para hablar en este tono de fábula sobre los diferentes, los que tienen que encontrar su propio lugar en el planeta para sumergirlos en un viaje revelador y de fuerte introspección para cada uno de ellos, sin perder el humor y con una estética ochentosamente pop.

Un viaje emparentado con la libertad interior, con la liberación y la aceptación por la que tienen que atravesar sus criaturas, con un excelente trabajo protagónico de Romina Escobar como Tania, acompañada por Paula Grinszpan y Luis Solda, con la participación de Elvira Onetto quien demuestra una vez más que se puede brillar aún con una pequeña intervención (en donde cuenta el vínculo entre la abuela de Tania y el Alien, indudablemente lo más simpático, creativo y desopilante de la película).

En esta primera jornada, dentro de la competencia internacional de largometrajes pudieron verse dos trabajos, estrenados justamente en Buenos Aires durante estas semanas. Fuera de competencia se presentó “AUSENCIA DE MI”, el documental de Melina Terribili que rescata desde la propia voz de Alfredo Zitarrosa su obra, su figura y su compromiso político.

Así como Carmen Guarini en su documental “Gorri” (incluido dentro de la retrospectiva de la directora que se presenta en el Festival) construye al artista desde su ausencia, desde su obra y desde la reconstrucción familiar, Terribili acierta en el tono intimista y marcadamente personal que le imprime al documental donde se hablará del dolor del exilio, del sentido de una patria y del sentido de la pertenencia que no sólo se aborda desde una geografía sino también desde el entorno familiar.

Ese grupo familiar que, clasificando cajas con una gran cantidad de material inédito, reconstruyen casi sin proponérselo explícitamente, al que fuera periodista, cantautor, poeta, escritor, en suma: el retrato de uno de los músicos latinoamericanos más importantes de nuestro tiempo.

Y dentro de la competencia internacional de largometrajes se presentó “LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA” de Mateo Bendesky en donde dos hermanos viajan a la costa atlántica tras la muerte de su madre y allí deberán intentar recomponer una relación que se encuentra resentida desde hace tiempo.

Si bien Bendesky parece en su planteo inicial, abordar el típico encuentro de hermanos posterior a una tragedia familiar, rápidamente mediante el humor, las reacciones de los personaje y sobre todo por el particular manejo de lo “no dicho” se aparta de cualquier esquema tradicional y logra instalarse en una narrativa por carriles diferentes, huyendo de cualquier convención previa. Tanto lo que ha sucedido recientemente como el pasado de Gilda y Lucas, se va develando a través de detalles y paulatinamente, sin abundar en explicaciones ni en monólogos que tiendan a contar(nos) lo ocurrido.

Es allí donde el guion se aleja de cualquier cliché e invita al espectador a ir rearmando el rompecabezas de los acontecimientos familiares.

Grandes trabajos de Tomás Wicz (sigue creciendo en cada uno de sus papeles) y Laila Maltz como esos dos hermanos forzados, por un paro de transportes, a una convivencia donde irán surgiendo recuerdos, hechos del pasado que faltan salir a la luz, y ese eterno juego de la complicidad y el rechazo, tan contrapuesto pero tan comprensible por el único hecho de ser hermanos.

Todo esto bajo la lupa de un humor negro que coquetea permanentemente con el absurdo que le imprime Bendesky a su segundo trabajo como director. 

 

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter