#FICIC (segunda entrega): competencia internacional, bajo las sierras

Tiempo de lectura: 4 minutos

La segunda jornada del FICIC se desarrolló a puro cine y mientras hubo lugar para las dos retrospectivas que se desarrollan en el marco del Festival (a la documentalista Carmen Guarini y el cineasta brasilero André Novais Oliveira) , la presentación de los cortometrajes internacionales, también se desarrolló la competencia internacional y comenzó la sección “Nuestros Autores” con uno de los últimos trabajos de Raúl Perrone “CORSARIO”.

Allí el director, desde su mítica Ituzaingó, rinde homenaje al cine de Pasolini con su blanco y negro radiante, partiendo de un casting para reescribir un texto una y otra vez y explorar con su cámara a adolescentes / jóvenes que lo resignifican a través de un ojo que los captura con esa exploración a los cuerpos, observación y deseo.

De la competencia internacional se presentó “CONSTRUCCIONES” de Fernando Restelli, un documental que abreva del formato del docuficción para contar la historia de Pedro, un trabajador de la industria de la construcción y representar en él, ese micromundo que se articula en una obra en construcción donde los obreros parecen quedar atrapados en una geografía alejada de la realidad, como en un pequeño universo paralelo dentro de la ciudad.

El retrato de Pedro emparenta con la soledad, la “alienación” que vive como sereno en esas horas de encierro en donde la única realidad que se filtra del exterior es la voz de la radio, que Restelli inteligentemente usa para darle un contexto de encuadre temporo-espacial a la historia.

Pero “CONSTRUCCIONES” no habla solamente de una obra o un edificio en plena ejecución sino que la construcción más interesante que retrata es la de Pedro con su hijo Juampi, de una deliciosa y notable sensibilidad.

El juego de ambos frente a la cámara es enteramente disfrutable, tanto por la espontaneidad de Pedro como la frescura, la picardía y la simpatía de Juampi y es un mérito sobresaliente de Restelli poder borrar su presencia en cada escena y que nos parezca que la cámara no está ahí.

Compartir esos momentos y charlas entre Pedro y Juampi es un verdadero deleite y Restelli sabe aprovecharlos al máximo, acompañándolos con otros pequeños personajes que completan el cotidiano de este obrero que representa a tantos otros: un retrato personal que sirve de descripción para contar algo mucho más universal.

En estreno mundial se presentó “RIO”, la opera prima de Santiago Canel que dispara cuatro historias independientes entre sí pero que tienen varios puntos en común que las entrelazan, lejos de cualquier arquetipo de película coral con historias cruzadas.

En este caso, Canel, apela a lo menos obvio, a pequeños puntos de contacto entre las historias que quiere contar (tres de ellas dominadas por la presencia femenina con Ailin Salas, Paula Carruega y Julia Martinez Rubio y una cuarta en donde se encuentran el escritor Pablo Ramos e Ignacio Huang – de “Un cuento chino”-) y las entrelaza de una manera notable y particular.

Aún con algunos altibajos en las actuaciones y en la disonancia en la combinación de los registros, la forma en que se estructuran los relatos de “RIO” permite un descubrimiento interesante y, obviamente, como en toda película de historias corales, alguna puede presentarse más interesante que otra sin que todas logren el mismo nivel.

Las vivencias sacuden por igual en Rio de Janeiro, Buenos Aires o Los Ángeles, se transita por Once, el Barrio Chino, Leblon o Ipanema, Hollywood y su Mapa de la Estrellas o el muelle de Santa Mónica, para poder hablar del desamor, el abandono, las pérdidas, las rupturas y el volver a (re)construirse y seguir adelante. Por último en esta jornada de Competencia Internacional se presentó la china “SUBURBAN BIRDS”, la Opera Prima de Sheng Qiu, en carácter de estreno Latinoamericana.

Después de haber participado en el Festival de Locarno, el de San Pablo, algunos festivales orientales y de alzarse con el premio al mejor director en el festival de San Francisco y el premio Novos Cinemas 2018 en el festival de Pontevedra, se presenta en el FICIC dándole un tono completamente novedoso a lo que se venía viendo dentro de la competencia internacional.

La película de Sheng Qiu se estructura en base a dos relatos que corren en forma paralela para describir y explorar la realidad cultural y territorial de una China que, durante las últimas décadas ha sufrido diversos procesos de transformación que han empujado, casi involuntariamente, a que se redefina el tema de la identidad y se viva una nueva construcción social.

Jugando en forma permanente con las alegorías vinculadas a este proceso, aparece por un lado la historia de un ingeniero que trabaja junto con su equipo en la medición de edificios y en tratar de entender un movimiento que se está produciendo en la tierra y por el otro, un grupo de niños –compañeros de colegio- que se ven inquietados por la desaparición de uno de sus compañeros.

Con reminiscencias al cine de Hong-Sang Soo (del que emula sus zooms precipitados y algunos diálogos entre los personajes) y unos toques de la corriente del nuevo cine tailandés, “SUBURBAN BIRDS” se construye como una clara alegoría sobre la crisis estructural y las grietas, simbólicas y reales, que plantean este conflicto en la China de hoy, presentando una propuesta valiosa, completamente diferente y radical dentro de la selección Internacional de Competencia del FICIC.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter