EWTentados1

“Los Tentados”: Intimidades

Tiempo de lectura: 4 minutos

EWTentados1

Llega a la pantalla grande un nuevo trabajo de Mariano Blanco, que ya resultó premiado en Bafici 2010 por su ópera prima «Somos Nosotros». Ahora regresa con «Los Tentados», el film que participó en la Sección Oficial Argentina del Bafici en 2013.

Un escenario con mar de fondo es esta vez el elegido por el director para retratar con gran acierto la génesis de una pareja de jóvenes que juegan a ser adultos, pero que deben lidiar con lo menesteroso de sostenerse en el proyecto con un otro.

Un recorte como de historia empezada presenta a Lule (Lucía Romera) y Rama (Ramiro Sciallo), de los cuales no conoceremos en detalle muchos datos. Los vemos a cada uno hacer su día, pero no queda muy claro de que viven, desde cuando se conocen. Parecen quererse, y sí, la mayoría de las parejas parecen cumplir con ese requisito indispensable, la cuestión es que están juntos, tampoco sabemos bien porqué, pero si se entiende que es desde una perspectiva más bien de ensayo.

Quizás la ausencia de más elementos narrativos que amplíen el encuadre en el que están inmersos los tortolitos, sea una intención adrede del director para focalizar nuestra mirada bien hacia lo vincular y en el cómo esto va sucediendo cotidianamente.

Encantos y desencantos, rutinas que sostienen en algunos momentos con cierto sopor, el día a día.

EWTentados4

Lo afectivo y sexual conforman fuertes ligamentos que los unen, sin embargo, esto no les impide padecer en ciertos momentos el aburrimiento.

Parecieran simplemente andar, sin mucho rumbo fijo, como si solo lo cotidiano, el hoy, nada más, es lo que existe.

Este film no tiene mayores pretensiones, ni intenta generar ningún sobresalto, la narración no busca para nada sorprender ni intrigar, pero sí, las circunstancias que atraviesan a los personajes, les dan el color a realidad que todos conocemos, esa realidad con la que la mayoría podrá tal vez sentirse identificado.

Presenta un enfoque simple, descriptivo, sencillamente de observador. Con diálogos sin mayor profundidad y espontáneos va transcurriendo una historia en la que nadie espera que pase nada más que lo que se ve. Aun así, la mirada del espectador permanecerá pendiente del correr de la cinta.

La dilación se hace presente y es probable que uno quiera que en algún momento la cinta eche a andar sobre un ritmo un poco más alocado, pero no, nunca sucede.

EWTentados5

Esta propuesta, sumamente realista, nos abre un espacio un poco más reflexivo frente a la conformación de las parejas, y el desarrollo individual dentro del mismo, a veces muy desparejo, a veces, muy distinto.

Ellos apenas, en términos figurativos, ponen el dedo en agua fría. La vida adulta, con sus crudezas y sus obligaciones y sus responsabilidades es la que está presta a venir. Lo presienten, aunque aún, les queda un trecho por recorrer en la siempre complicada empresa de ser dos.

La película para los más experimentados, será una buena opción para reflexionar sobre quienes hemos sido como pareja, y quienes elegimos ser hoy. Y para los más jóvenes, que quieren adentrarse en la vida adulta, casi que es materia obligada. Porque como bien todos sabemos, el conocimiento se produce ante la siempre vigente prueba de ensayo y error.

Anexo Crítica Fernando Sandro

Hace tres años, el director Mariano Blanco debutaba con su ópera prima «Somos Nosotros», deudora lejana del cine de Gus Van Sant sobre la problemática y cierta abulia de la juventud actual, centrada en un grupo de muchachos de Mar del Plata que pasaban sus días en esa ciudad sin mucho más que el andar en skate.

Su segundo opus, «Los tentados», llega a la cartelera corriendo, un poco, el eje en la juventud, pero manteniendo no solo la ciudad costera de fondo, además y fundamentalmente el naturalismo extremo de los hechos.

Lule y Rama son una pareja que vive en Mar del Plata, cada uno maneja sus círculos, y por supuesto, también comparten su rutina. Deliberadamente lo que se sabe de ellos es nada, es el aquí y ahora.

«Los tentados», está compuesta por una serie de viñetas que nos muestran un instante de vida de pareja. No busca ser complaciente, no busca estremecer, no busca edulcorar, menos aún teñir de rosa; simplemente muestra.

EWTentados2

Blanco posa su cámara y deja que las situaciones fluyan, no enfatiza en ningún momento. Sin embargo, «Los tentados», logra un cierto hipnotismo en el espectador, aunque sepamos que puede ser poco lo que ocurra en la vida de estos personajes y quienes los rodean, Blanco logra un interés en el “relato”.

Alguno podrá decir que estamos ante un film “festivalero”, y no estaría errado, efectivamente, «Los tentados» pasó por la anteúltima edición del BAFICI, y su estilo podría enmarcarse en cierto ascetismo despojado similar al de Lisandro Alonso o el tan en boga actualmente Santiago Loza.

EWTentados3

Blanco acierta en no variar el tono, en no buscar ir más allá, lo que hay es lo que se ve desde un principio, y puede resultar un espejo. Claro, no es un film apropiado para quienes busquen ritmo y velocidad narrativa y mucho menos vueltas de tuercas constantes.

Films como «Los tentados» marcan la orientación de mucho cine jóven argentino actual, es una propuesta diferente a lo que se suele ofrecer en cartelera. Como pareciera sucederles a los personajes, hay una pulsión latente, imperceptible, de que algo está cambiando, lentamente, pero traerá convulsión.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter