«Oblivion»: el valor de la memoria

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Pasada la emoción de haberlo tenido un rato entre nosotros, llega la hora del estreno comercial de «Oblivion» y todas las miradas están puestas en Tom, como siempre. Joseph Kosinski fue el elegido por Cruise para acompañarlo en una nueva propuesta de ciencia ficción. El director de «Tron, el legado», parecía a priori el hombre indicado ya que es el autor del cómic (junto a Arvid Nelson) en que está basado el guión de la película y nadie como él (un artesano de los mundos digitales) podía construir el escenario que presenta este mundo post-apocalíptico.

Si bien la historia es, original, tiene muchas reminicencias a otros clásicos del género, como «1984», «El vengador del futuro», «Blade Runner»… Toma algunos aspectos de cada una y estructura un relato atractivo, plagado de escenas de acción y que deja cierto margen para la reflexión filosófica, en cuanto aborda cuestiones como el valor de la memoria, las relaciones personales, el versus hombre versus máquina. Temas que hoy son de actualidad y los cuales son presentados y abordados a gran velocidad. A Tom, le gusta ir rápido, ya sabemos eso.

Es el año 2077 en un planeta Tierra que ha evolucionado hasta ser casi irreconocible, a excepción de los detalles arquitectonicos por todos conocidos que nos deja ver la trascendencia a traves del tiempo, como un derruido estadio de Super Bowl que hace alegoria a un pasado y victorioso coliseo (señas visibles de un gran imperio que desaparecio) junto a la cúspide del Empire State.

Jack Harper (Tom Cruise) es un técnico especializado en la reparación de drones destinado a la Tierra, que junto con Victoria (Andrea Riseborough) permanece aquí, nuestro planeta fue evacuado hace mucho tiempo. Forman parte de una operación dirigida y destinada a extraer recursos vitales después de décadas de guerra. Tarea difícil con la aterradora amenaza que representan los Scavengers, una especie (alienígena) que sobrevive buscando en las ruinas del planeta lo que necesita para asegurar su supervivencia. Cuando nos ponemos en clima, entendemos que a la misión le quedan dos semanas y luego, ámbos se unirán a los supervivientes en una colonia lunar (Titán) lejos del mundo al que sigue considerando como su hogar.

Pero a Jack se le complica la cuestión cuando rescata a una desconocida de una nave derribada. Su arribo trasciende cualquier lógica y pone en marcha una serie de acontecimientos que obligarán a nuestro protagonista a cuestionarse todo lo que sabe y entiende del mundo actual. De ahí en más, ya saben que el juego se volverá peligroso, los giros del guión no darán respiro y Cruise se lucirá en escenas arriesgadas, dicen los que saben, sin muchos dobles. 

Tom es el corazón de la película, la lleva, la sostiene, el hombre deja todo para convencernos de su papel. Lidera con la potencia y solidez a la que nos tiene acostumbrados, un reparto en el que Morgan Freeman (Beech) y Melissa Leo (Sally) tienen un protagonismo recortado, destacandose el pesonaje rígido, sujeto a las reglas de Riseborough, siendo Kurilenko mas interesante en los sueños y recuerdos de Jack, que por lo que aporta al relato en sí.

Sabemos que el guión se preocupa por poner en relieve cuestiones relacionadas con los recuerdos, el poder del sentimiento primario que nos mueve y enfoca esta cuestión habitual ya en el género del control totalitario de ciertos sistemas… Es correcto. Quiero decir, no hay en «Oblivion» algo que no haya visto ya. Lo cual no le quita valor ni fuerza a un producto interesante, sólido, estupendamente fotografiado y que entretiene bastante. Quizás esperaba más, considerando el cuidado personal que Cruise le puso a esta producción. Está lejos de las obras maestras del género, pero no defrauda. Así que si este género es lo suyo, vayan que la van a pasar bien.

Salas y horarios para ver esta película, gentileza de @Movisionary:

http://movisionary.com/cartelera-cine.php/0/957303

 

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter