«4mas1»: nuestras tres elegidas

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hoy cierra el «Festival de festivales», el 4 más 1, y queremos contarle nuestras tres elegidas, recomendadas por nuestro equipo, que transitó con entusiasmo viendo el desarrollo del evento en la Sala Lugones del Teatro General San Martín. Recordá que podés ver las películas de la selección oficial por cinco días más a partir de mañana, por Streaming via Filmin.

La primera de nuestras seleccionadas, la trae Jessica Johanna… Hablamos de un documental muy especial…

«Crazy Horse» es un registro que nos permite adentrarnos en ese club nocturno que se caracteriza por no ser un simple lugar más donde hombres pueden ir a ver mujeres desnudas bailando en el escenario. Situado en Paris, el reconocido documentalista Frederick Wiseman nos abre la puerta de este club que se destaca por brindar espectáculos al mejor estilo burlesque, sensuales y a la vez muy preparados. Podemos ser testigos de la pasión con la que trabajan cada una de las personas, no sólo las bailarinas, sino todo el equipo que hay detrás, comandado por Philip, el director, que además es coreógrafo.

Poco importa quiénes son estas personas que están delante nuestro, sus vidas, sus nombres, o fantasías. Lo importante es verlos trabajar y discutir durante horas con el fin de dar el mejor de los espectáculos. A nivel visual, es increíble. Con unos juegos de luces pueden hasta transformar en panteras a sus bailarinas.

A grandes rasgos, el documental trata sobre cómo funciona esta fábrica de fantasías. Por supuesto que hay mucha mujer desnuda y de eso es imposible quejarse. Porque como dice uno de sus personajes, es el erotismo que atrae no sólo a hombres, sino a mujeres también, y por lo tanto el que más vale.

Pocos testimonios y muchos números musicales. Incluso podemos presenciar una audición. Todo esto para saber cómo se trabaja en el icónico cabaret y además ser testigos del lugar que ocupa la mujer. ¿La mujer como objeto sexual? Quizás, pero la mujer como la belleza que es por el simple hecho de ser mujer, y que merece ser admirada.

Quizás a la película le falta acercarse un poco más, intimar un poco más con el lugar. Aún así no deja de ser sumamente atractivo, estoy segura tanto para hombres como para mujeres.

La segunda de las que presentaron relieve más colorido, según Rodrigo Chavero, es «Life without principle»

 

No necesita presentación el hongkonés Johnny To. «Vida sin principios» es el título en castellano de un opus dedicado a explorar como la realidad económica y global afecta decididamente en la vida de cada uno de nosotros. Está bien, el escenario puede no ser familiar. Pero el conflicto, si lo es. To se dedica a construir un relato donde cada personaje, se enfrenta por circunstancias diversas, a decidir sobre su futuro, teniendo en cuenta lo azaroso de la estructura númerica y financiera y bajo una altísima presión.

Aquí, conoceremos a protagonistas que transitan caminos distintos, en la populosa y moderna Hong Kong. La realidad es que todos tienen problemas de dinero. Lo necesitan para avanzar con resoluciones centrales que definen rumbos. Un policía, su esposa, un empleado de un salón de fiestas, una empleada bancaria, son los vértices de esta figura: el director muestra con humor (y tristeza) cómo los resortes económicos del sistema oprimen y dejan sin chance a la masa asalariada. Y le da una vuelta policial, en el medio de la angustiante crisis en que Grecia hizo desplomar los mercados mundiales. To, en esta cinta, da una auténtica clase de economía. Es didáctico (quizás en exceso), punzante y claro para presentar su historia y se guarda alguna sorpresa para el final, que el espectador no llega a anticipar. No es de lo mejor de su carrera, pero es un film único, como la mayor parte de su filmografía. Tal vez, en algún BAFICI, se pueda ver en nuestro país. Ojalá, de ser así, ni se les ocurra dejarla pasar.

La última de nuestras recomendadas, es lo nuevo de Abel Ferrara, «4:44, last day on Earth»…

    

Otro cineasta de excepción, que tampoco necesita presentación. En esta oportunidad, y preludiando las profesías que se desatan en torno al final del mundo en esta fecha tan particular (fines de 2012), Ferrara comparte con nosotros su visión de cómo sería encarar ese momento, sabiendo exactamente cuando será, desde la visión de una pareja formada por un escritor y su joven pareja, un artista plástica. 

Encerrados en su departamento neoyorkino, los dos comienzan un proceso de despedida de este espacio terrenal, a través de charlas por Skype con amigos, familiares, conocidos… Intercambiando ideas y dejando monitores que exhiben imágenes y audio de profetas y líderes históricos, William Defoe y Shanyn Leigh experimentan sus emociones más primarias y van desgranando, cuales son los miedo básicos que esta situación instala. Ferrara habla del calentamiento global, pero no se queda en una descripción del cuadro, va más allá y respira con sus personajes, angustia, desolación e impotencia.

El film es denso, opresivo y está bien logrado, a pesar de sus desniveles narrativos (el hombre detrás de las cámaras a veces lleva a sus sujetos a lugares quizás sin sentido). Al igual que lo de To que comentabamos arriba, es una obra a la altura del cineasta, pero seguramente no la mejor. Más allá de eso, un Ferrara vale por quince de los directores de la nueva camada «indie», con seguridad. Desde ese punto de vista, hay que confiar y entrar a ciegas a sala, siempre habrá algo interesante y visceral que no querremos dejar de vivir en su obra.

Para cerrar, un gran festival. Una selección curada magníficamente y una cita ineludible para el cinéfilo curioso y atento, que se repite año a año. Felicitaciones a la organización y lo que no hayan visto, streaming que todavía hay tiempo!

Les dejamos el video agradecimiento del ganador del 4mas1, Rodrigo Plá, quien se alzó con el premio del público por «La demora»:


No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter