«Bølgen» (La última ola): lo imposible

Tiempo de lectura: 3 minutos

Es realmente sorprendente darse cuenta de que con la globalización, ya hay geografías que no podrán disputarse la exclusividad de ciertos géneros. Hollywood siempre fue el rey del cine catástrofe pero ahora, lentamente, comienzan a verse algunos desarrollos en distintos países que gozan de gran solidez técnica y pueden rivalizar con éxito con muchos títulos que genera el gran país del norte.

«Bolgen» (título internacional «The wave»), es uno de estos exponentes de calidad que dan placer de conocer, máxime cuando sepas que es noruego. Si es cierto que los países escandinavos tienen escenarios naturales propicios, pensar en una historia como esta, fue un tremendo acierto de Roar Uthaug (de quien se dice dirigirá el re-boot de Tom Raider, nada menos), director que se reconoce fan de los clásicos (ver Irwin Allen y sus recordados trabajos como cineasta o productor:

«The Poseidon aventure», «The towaring Inferno»,»The Swarm», «Earthquake» sin ir más lejos) donde el heroísmo, la tragedia y la energía estaban entrelazadas de manera efectiva y potente.

Aquí la historia se instala en torno a una montaña, Akerneset , que tiene una constitución que no la hace particularmente segura. Más cuando está instalada en una zona donde cualquier derrumbe, podría afectar la villa turística instalada en Geiranger ya que provocaría un maremoto de grandes consecuencias. Allí, hay un puesto de observación dirigido por geólogos (hecho que se da en la vida real, así como las locaciones, acierto de producción) que hace de guardia para detectar anomalías.

El hombre que llevará la acción es Kristian Eikjord (Kristoffer Joner a quien vimos en «The revenant» en un rol secundario) , científico del grupo quien comienza a sospechar que un hecho similar ocurrido varias décadas atrás (en Tafjord, precisamente), podría tener lugar en Akerneset si ciertas condiciones se producen.  Kristian está dejando su puesto para irse a la actividad privada, lejos, pero siente que algo sucede en esa montaña que no lo deja partir con tranquilidad.

Su mujer, Idun (Ane Dahl Torp), conserje de un hotel top de la zona, no tiene esa sospecha. También está lista para partir, aunque todavía sigue en su trabajo hasta que la mudanza final termine. Sin embargo, la tragedia acecha: hay indicios de actividad en el pico que señalan la proximidad de un derrumbe. Pero estamos en un lugar de descanso y como siempre en esta película, los secundarios preguntan…»¿por qué alarmarse si todo está bien?»
No lo está.

«Bolgen» es una película estructurada bien al estilo de los 70′. Héroe incomprendido por sus compañeros y autoridades, escenario volátil, tragedia y rescate de heridos. Pero todo esto aquí tiene lugar de manera armoniosa, inquietante y sagaz. La trama es interesante y si bien, es demasiado lineal, cada elemento que la compone está centrado y funciona.

Hay buena química en la familia y también un buen aporte del resto del cast. 
Pero la trama no funcionaría si la escena principal no fuera realmente movilizante. Y desde el punto de vista técnico, «La última ola» es un deleite para los ojos. Su delicada construcción digital y física hacen que el film, sea un agradable sorpresa de principio a fin.

Una película destacada, atrapante y que recomiendo no dejar pasar (esta cinta fue pre-nominada al Oscar el año pasado, dato a tener en cuenta). Si te gusta el suspenso, las atmósferas naturales y el cine catástrofe (al estilo «Lo Imposible»), esta es tu película para la semana, sin dudas.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter