«Elles»: la prostitución parisina, bajo la lupa

Tiempo de lectura: 4 minutos

Para ser sincero, nunca antes había visto una película de la directora polaca Malgorzata Szumowska. Sabía que éste, junto a sus tres films anteriores habían sido premiados en diferentes festivales, que había sido coproductora de Anticristo, de uno de mis directores preferidos como lo es Lars Von Trier, y que en éste cuarto film que hoy se estrena, contaba con el protagonismo de una actriz a la que admiro muchísimo: Juliette Binoche.

No sobraban motivos para crearme cierta expectativa a la hora de ingresar a la sala a ver «Elles«. Al finalizar la proyección, lamentablemente, todo quedó en una promesa y si bien no estamos ante un mal film, el resultado final está lejos de lo que esperaba, más por la falta de un guión consistente (escrito por la misma Malgorzata) que por su dirección.

El film cuenta la historia de Anne (Binoche), una periodista que escribe como colaboradora de la revista francesa Elle, inmersa en su último trabajo que consiste en un artículo sobre las adolescentes que ejercen la prostitución para poder pagar sus estudios, carreras, o simplemente crecer económicamente. En el transcurso de los poco más de 90 minutos que dura, nos va mostrando en una larga suceción de plano tras plano, pero sin un hilo conductor que haga más fluído el relato, la rutina de esta ama de casa que Juliette Binoche compone con la enorme solidez a la que nos tiene acostumbrados.

En esta rutina diaria, la vemos transitar por todo tipo de estados y realizar todo tipo de tareas. Prepara el desayuno mientras piensa que va a cocinar en la cena a la que van a asistir los jefes de su esposo, reniega con sus hijos, limpia, cocina, la vemos ir al baño, hacer pilates, escuchar música clásica, etc…. Pero (al menos en su casa) nunca la vemos sonreir y cuando descarga una especie de ira contenida contra la puerta de la heladera que se niega a cerrar del todo, intuímos que algo no anda bien.
Para escribir el artículo, Anne consiguió una larga serie de entrevistas con dos chicas que ejercen la prostitución por diferentes motivos o nececidades.

Charlotte (Anaís Demoustier) poseé toda la sencillez y timidez que trae del campo de donde proviene y trabaja de esto maś por nececidad, que por placer. Alicja (Joanna Kulig) es todo lo contrario. Seductora, sexy y llena de ambiciones, no le importa cruzar cualquier límite (sexualmente hablando) con tal de escalar en la sociedad y forjarse un futuro prometedor.
Ellas, entre los relatos de sus experiencias sexuales, que son mostradas en algunos casos de forma un tanto explícita en vez de relatarlas y dejar que el espectador forje su propia imagen de los acontecimientos, de a poco van haciendo que Anne se planteé si su matrimonio va por el camino correcto con respecto al sexo, y porqué no en el amor también. En compañia de estas chicas comienza a soltarse un poco más, a sonreir (hay algo más hermoso que la sonrisa de Juliette Binoche?), a beber cuando nunca antes lo había hecho en una entrevista. Surgen las fantasías y las dudas entorno a la pareja y al tiempo perdido.
Con muy buenas actuaciones del trío protagónico, (el resto del elenco pasa completamente desapercibido), algunos pasajes  que están demás y otros bien logrados, sobre todo en el tramo final, «Elles» está lejos de ser un gran film, pero no deja de ser una interesante propuesta para el público adulto. Y además, (llámenme baboso si quieren) ver a la hermosa Juliette Binoche, bien vale el precio de la entrada.

Anexo de crítica por Rodrigo Chavero

Charlabamos con Roque, luego de la proyección y le decía que «Ellas» me había sorprendido, por la propuesta. Es cierto y coincido con su opinión, que la película por momentos es un poco árida, se apoya demasiado en la figura de Juliette Binoche y hay un trabajo en planos cortos sobre ella que agota al espectador…

Siento, sin embargo, que esto se debe a un enfoque del guión, más ligado a explorar que le pasa al personaje de Anne con lo que está investigando, en relación a su propio rol de madre y esposa que a la conexión que establece con sus entrevistadas. Quiero decir, esta es la historia de una reportera free-lance armando un artículo para descubrir las motivaciones que llevan a jóvenes europeas (francesa y polaca, en los casos que presenta) a prostituirse con distintos fines. El film arranca mostrandole al espectador, mucho de la actividad de las chicas y a la protagonista, Anne, con muchos prejuicios sobre sus elecciones pero con el correr del intercambio, su mirada se volverá más crítica, menos inocente y superficial sobre lo que realmente se juega en esa trama (poder-dinero-sexo-emociones).

Lo saludable de la propuesta, es que Szumowska quiere romper esos preconceptos y elige a Binoche para corporizarlos: nada mejor que mostrar como toda la información que ella recibe sobre el mundo masculino se transforma en un cambio de conducta a la hora de relacionarse con su esposo y su hijo. En ese sentido, no puedo negarle el valor de su propuesta, «Ellas», es más sobre los cambios que la vida de Anne sufre, que sobre la suerte de los sujetos de su trabajo periodistico, sin dudas.

Hay que decir entonces, que la dirección parece la correcta, aunque se abusa a veces del escenario doméstico y la cara lavada de la gran referente francesa para resolver gran parte de la película. Ir advertidos también que es una película fuerte, comprometida. Quizás, con un equilibrio mayor en el trío que lleva adelante la historia (y un poco más de voceros del género masculino, ya que en ese sentido la cineasta flaquea) el resultado final hubiese sido más redondo. Más allá de eso, me gustó y hace su aporte.

No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
Facebook
Twitter